POLÍTICA

Guardiola: "Votaremos el referéndum aunque el Estado español no quiera"

El entrenador del Manchester City participa en una concentración a favor de la consulta independentista.

11/06/2017 13:04 CEST | Actualizado 11/06/2017 13:04 CEST
TWITTER: 24 HORAS TVE

Miles de personas se han manifestado este domingo en Barcelona bajo el lema "Referéndum es democracia", en una concentración convocada por la ANC, Òmnium y la AMI.

En el acto, que ha comenzado a las 12:00 horas, han participado el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; la presidenta del Parlament, Carme Forcadell; el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras; y la consellera de Presidencia, Neus Munté.

También lo ha hecho el entrenador del Manchester City, Pep Guardiola, que ha asegurado que los catalanes votarán el referéndum "aunque el Estado español no quiera". "Estamos aquí para dejar bien claro que próximo 1 de octubre votaremos en un referéndum para decidir nuestro futuro".

Guardiola ha sido el encargado de leer el manifiesto central del acto, en el que también pide que los catalanes apoyen el reto del Govern: "Debe saber que todos y cada uno de nosotros estaremos a su lado".

"Ahora que la voz de la democracia quiere ser secuestrada, más que nunca acudiremos a las urnas y defenderemos con todas nuestras fuerzas la democracia y nuestros representantes", ha subrayado.

También ha pedido ayuda a la comunidad internacional al apelar a todos los demócratas de Europa y del mundo a apoyar la defensa de derechos, a su juicio, amenazados en Catalunya, como el derecho a la libertad de expresión política y el derecho a voto, y afrontar "los abusos de un Estado autoritario".

El extécnico del Barça ha recordado que la Generalitat ha intentado pactar un referéndum con el Gobierno central en 18 ocasiones y la respuesta "siempre ha sido no, ignorando el apoyo del 80% de la población y menospreciando la rotunda mayoría con la que cuenta el Parlament".

"No tenemos otra salida. La única repuesta posible es votar", ha sentenciado Guardiola, que ve a los catalanes víctimas de un Estado que ha puesto en marchas una persecución política, a su juicio, impropia de una democracia europea del siglo XXI.

Para Guardiola, esta persecución ha consistido en acciones como "las de un ministro del Interior que conspira para destruir la sanidad, unidades de policía política que elaboran pruebas falsas contra los gobernantes, e inhabilitaciones y persecución judicial" contra el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, por querer poner urnas.

También ha advertido de los intentos que ha habido "para acabar con el modelo de escuela catalana, pilar de la cohesión social, y del bloqueo de las inversiones" en infraestructuras.