NOTICIAS

CEAR denuncia que hay 21.000 expedientes de asilo sin resolver en España (GALERÍA)

Un recorrido fotográfico por los dramas de los que han tenido que escapar de sus hogares y ahora buscan un país de acogida.

20/06/2017 07:34 CEST | Actualizado 20/06/2017 07:34 CEST

CEAR, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, ha denunciado en su informe anual que nuestro país acumula más de 21.000 expedientes de asilo sin resolver, "21.000 personas que están pendientes de una decisión de la que depende su futuro", en palabras de Estrella Galán, secretaria general de la Comisión. De ellos, 5.555 eran peticiones de ucranianos, 4.435 venezolanos y 1.600 más, sirios. Los retrasos en las resoluciones en las solicitudes de asilo afectan gravemente a los procesos de inclusión y generan graves disfunciones en el sistema de acogida, abunda.

De los compromisos de reubicación y reasentamiento de refugiados que España asumió hace casi dos años y cuyo plazo expira en septiembre, sólo ha cumplido el 7,5%, acogiendo a través de estas vías a algo más de 1.300 personas frente a las casi 18.000 acordadas.

Además, en lo que va de 2017 se ha triplicado el número de llegadas a costas españolas hasta las más de 3.000, mientras que el número de muertes registradas es ya de 54.

Por eso, en el Día Mundial del Refugiado, te traemos estas imágenes, las historias que acompañan al informe de CEAR, para que pongas rostro a esas personas que necesitan que la burocracia dé paso a más humanidad.

  • OLMO CALVO / CEAR
    Mujeres y niños, procedentes de diferentes países del África subsahariana, durmiendo en el interior del barco Golfo Azurro, después de ser salvados por un equipo de la ONG Proactiva Open Arms.  Las personas rescatadas viajaban en un bote de goma y se encontraban a 29 millas de Libia cuando fueron localizados. 13 de enero de 2017. 
  • OLMO CALVO / CEAR

    Desplazados forzosos de Mosul por la guerra contra el Estado Islámico, hacen cola para recibir ayuda de la Fundación Barzani Charity en un campo para desplazados en los alrededores de Khazer. Khazer, Irak, diciembre de 2016. 

  • OLMO CALVO / CEAR
    Uno de los hijos de Hauras Ismail, de 29 años, en su casa del pueblo de Baz Gurdan, al sur de Mosul, liberado por los peshmergas kurdos de manos del Estado Islámico. Los agujeros en las paredes los hace el Estado Islámico para conectar los edificios y los túneles que construyen bajo tierra y poder moverse cuando son atacados por las tropas kurdas e iraquíes.
  • OLMO CALVO / CEAR
    Niñas desplazadas desde Mosul junto a sus familias por los combates contra el Estado Islámico, en el campo de desplazados de Qayarah. Este campo fue abierto en octubre y en esos días empezaban a llegar las primeras personas. Irak, octubre de 2016. 
  • OLMO CALVO / CEAR

    Un hombre mira su teléfono móvil en la zona de entrada del campo informal de personas migrantes conocido como “la jungla”, que estaba situado en las afueras de la ciudad francesa de Calais. Durante septiembre de 2016 y hasta su desalojo en octubre de ese mismo año, se llegaron a juntar allí alrededor de 10 000 personas. Calais, Francia, septiembre de 2016. 

  • OLMO CALVO / CEAR

    Varios hombres usando sus teléfonos móviles junto a la valla que construyeron alrededor de la autopista que pasa junto al campo informal de personas migrantes conocido como “la jungla”. La gente se subía hasta ese lugar porque había mejor conexión para sus teléfonos. El campo estaba situado en las afueras de la ciudad francesa de Calais. Durante septiembre de 2016 y hasta su desalojo en octubre de ese mismo año, se llegaron a juntar allí alrededor de 10 000 personas. Calais, Francia, 17/09/2016.

  • OLMO CALVO / CEAR
    Un grupo de hombres, procedentes de diferentes países del África subsahariana, descansando en la cubierta del barco Golfo Azurro, un día después de ser rescatados por la ONG Proactiva Open Arms. En el momento en el que les encontraron viajan alrededor de 130 personas en un bote de goma situado a 29 millas de las costas de Libia. 13 de enero de 2017.
  • OLMO CALVO / CEAR

    Un bote de goma con unas 140 personas a bordo, es remolcado por una lancha de la ONG Proactiva Open Arms, a 20 millas de Libia. Cuando el equipo de rescate les encontró, se encontraban a la deriva porque su motor se había roto. 12 de enero de 2017.

  • OLMO CALVO / CEAR

    Un hombre con un bebé herido por una bala en la cabeza en Mosul, saliendo de la ambulancia en el puesto de control de Bartella. La ofensiva contra el Estado Islámico ha provocado miles de heridos y muertos entre la población civil. Bartella, Iraq. Diciembre 2016.

  • OLMO CALVO / CEAR

    Mujeres y niños hacen cola para coger un vaso de té caliente que regalaba una organización de ayuda a los refugiados en el campo improvisado de Idomeni. Durante los meses de marzo, abril y mayo se llegaron a juntar allí alrededor de 14.000 personas. El 24 de mayo el Gobierno griego desalojó el lugar trasladando a la gente a otros campos distribuidos por todo el país. Idomeni, Grecia. 17 marzo 2016.

  • OLMO CALVO / CEAR

    Migrantes rescatados por un equipo de la ONG Proactiva Open Arms en el mar Mediterráneo, a 29 millas de las costas libias, desembarcando en el puerto siciliano de Augusta. En tierra les esperaban miembros de Cruz Roja, de la Guardia Costera, de la policía italiana y de Frontex. 14 de enero de 2017.

  • ANNA SUNINACH / CEAR
    Campo militar de Vasilika, una antigua granja en la que vivían hay unas mil personas. Con las fronteras cerradas, sobreviven a la espera de que se resuelva su situación legal. Son campos que ya empiezan a tener aspecto de permanentes. 30 de junio de 2016.
  • ALICIA PETRASHOVA / ÚLTIMA PARADA LIBERTAD / CEAR
    Retrato de un niño refugiado delante de la policía fronteriza griega con un mensaje de protesta en el pecho “no water, no food, open the borders” en el campamento de Idomeni, al norte de Grecia. 21/03/2016. Tras meses de abandono en el campamento de refugiados de Idomeni, en la frontera entre Grecia y Macedonia, las manifestaciones y protestas de las familias de refugiados se incrementaron, reclamando sus derechos de asilo y libertad de movimiento.

     
  • ALICIA PETRASHOVA / ÚLTIMA PARADA LIBERTAD / CEAR
    Retrato de una niña refugiada en el puerto de la isla griega de Lesbos, minutos antes de coger el ferry junto a su familia, con destino a Atenas. Tras un breve paso por la isla, los refugiados trataban de llegar al norte del país para continuar su camino por la ruta balcánica. 8/03/2016
    Mitilene, Lesbos (Grecia).

     
  • ALICIA PETRASHOVA / ÚLTIMA PARADA LIBERTAD/ CEAR

    Retrato de una niña refugiada en el interior de una furgoneta, tras un desembarco en la isla de Lesbos, del cual fue rescatada, junto a su familia, por el equipo de voluntarios españoles de la ONG Proem-Aid. Tras jugarse la vida en el mar, cruzando los pocos kilómetros que separan las costas turcas de Lesbos, los refugiados eran trasladados a los campamentos de la isla. Mitilene, Lesbos (Grecia).

  • ALICIA PETRASHOVA / CEAR

    Cientos de personas en busca de refugio cruzan el río Suva Reka situado a unos 5 Km de la frontera entre Grecia y Macedonia, tres de las cuales fallecieron en el intento. Quienes alcanzaron la otra orilla se vieron rodeados por las fuerzas del ejército macedonio y obligados a volver a Idomeni, el campamento improvisado donde en aquel momento se encontraban más de 15.000 personas. Marzo 2016 Idomeni, Grecia.

  • TERESA PALOMO / CEAR
    Un grupo de malienses queda encaramado a la valla de Melilla con la esperanza de no ser deportados a Marruecos. Minutos más tarde fueron devueltos en caliente al país vecino por parte de la guardia civil. Agosto de 2014.
  • TERESA PALOMO / CEAR

    Tras el salto en el que entraron en Melilla más de 450 cameruneses el 28 de mayo de 2014, dos de los migrantes que participaron en el salto quedaron encaramados a las farolas cercanas a la valla. Tras 6 horas de espera fueron devueltos “en caliente” por parte de la guardia civil.

  • MARIA CONTRELLAS COLL / CEAR

    Unos niños juegan dentro del campo militarizado de Nea Kavala en el norte de Grecia. En este campo 2.000 personas en busca de refugio se han quedado atrapadas esperando que sus solicitudes de asilo sean aprobadas. Julio 2016, Tesalónica, Grecia.

  • SERGI CÁMARA / CEAR

    Un joven yace exhausto después de llegar a la costa de la isla griega de Kos, en una pequeña balsa de plástico junto con otros cuatro amigos, desde la playa turca. Kos, Grecia. Junio 2015.

  • SANTI DONAIRE / CEAR

    Un padre arropa a sus tres hijos con una manta térmica ofrecida por personas voluntarias, en una playa de la isla griega de Lesbos después de cruzar el Egeo desde Turquía, en una precaria embarcación. Lesbos, Grecia. Octubre de 2015.

  • CÉSAR CID / CEAR

    Solicitantes de asilo, en su mayoría de Afganistán, Irak e Irán, hacen cola para registrar su llegada a territorio europeo en el campamento de Moria, en la isla griega de Lesbos. Una vez obtuviesen el permiso de las autoridades, podían abandonar la isla y continuar su viaje hacia el norte de Europa porque el acuerdo entre la UE y Turquía para contener el flujo migratorio en el Egeo, aún no estaba firmado. La espera por conseguir la autorización podía durar días, viviendo en condiciones miserables. En aquel momento, el acuerdo entre la UE y Turquía para contener el flujo migratorio en el Egeo, aún no estaba firmado. Octubre 2015. Lesbos, Grecia.

  • SERGI CÁMARA / CEAR

    Unos jóvenes africanos gritan “libertad” y piden clemencia a los policías españoles que les interceptaron en lo alto de la valla, en su intento de entrar en Melilla. En 2015, cerca de 11.624 personas migrantes entraron por Melilla. Marzo 2014, Melilla, España.

  • PABLO TOSCO / OXFAM INTERMÓN

    Abdi (su nombre ha sido cambiado por razones de seguridad) es refugiado eritreo, llevaba 3 meses en uno de los dispositivos de acogida que CEAR tiene en todo el Estado español. El Gobierno de España, en el marco de los acuerdos de la UE, se comprometió a acoger a 17.337 personas refugiadas antes del 26 de septiembre de 2017, pero hasta la fecha (mayo 2017) sólo ha llegado el 7,5%. Madrid. 05/10/2015.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- España bate récord de solicitudes de asilo

- El vídeo de CEAR sobre la falta de escrúpulos con los refugiados

- Rescatemos #NuestroMediterráneo

- El demoledor tuit de CEAR sobre el hundimiento del 'Titanic' que saca los colores a la UE

- Yamala, la niña de cuento que narra la verdad del drama de los refugiados