NOTICIAS

Un preso agrede en la cárcel al padre del bebé de siete meses muerto por sus malos tratos en Sevilla

El pequeño sufría, entre otras lesiones, fractura de huesos del cráneo así como otras en los globos oculares, que le fueron provocadas al haber sido zarandeado con violencia.

20/06/2017 08:25 CEST | Actualizado 20/06/2017 08:25 CEST
EFE

Un preso ha agredido al padre del bebé de siete meses que murió presuntamente por los malos tratos de sus padres, han informado a Efe fuentes penitenciarias.

El pequeño sufría, entre otras lesiones, fractura de huesos del cráneo así como otras en los globos oculares, que le fueron provocadas al haber sido zarandeado con violencia, han informado a Efe fuentes judiciales.

La agresión contra el padre, un colombiano de 19 años, se produjo el pasado viernes, un día después de que el juez ordenara su ingreso en la prisión Sevilla I, aunque ha trascendido días después.

Tras el incidente, que las fuentes han calificado como leve, se le ha abierto un parte al agresor, que le dio un golpe al padre a la altura del cuello con la mano.

El agredido aseguró que, después de la agresión, veía doble, aunque los servicios médicos de la cárcel le examinaron y descartaron que sufriera ninguna lesión.

CAMBIO DE MÓDULO

La prisión ha decidido, tras la agresión, cambiar al padre del bebé de módulo y lo ha trasladado del seis (conocido como el de menores, con reclusos de hasta 21 años), hasta el 103 o de pre respeto, en el que han estado algunos de los reclusos del caso de los ERE, han precisado las fuentes.

El padre fue detenido después de llevar a su bebé al Hospital Virgen Macarena el lunes 12 de junio, donde estuvo en coma hasta que murió el sábado 17 por un edema cerebral que le provocó una fractura de cráneo.

La madre del menor, que dio a luz cuando cumplía pena de prisión, también fue detenida, aunque posteriormente el juzgado encargado del caso decretó la libertad condicional.

Las fuentes han señalado que aún deben precisar las causas por las que el niño sufrió la fractura de cráneo, y han añadido que podría ser una lesión compatible con una caída al suelo.

El menor también padecía el síndrome del niño zarandeado, que provoca hemorragias en el fondo de los ojos, según las mismas fuentes.

La madre y el padre vivían en una casa ocupada en el barrio del Cerezo de Sevilla y ambos tienen varios antecedentes penales y carecen de oficio conocido.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Detenida una pareja por daños a su bebé de 7 meses que está en estado crítico