POLÍTICA

Gabilondo explica por qué los jefes del PP nunca saben nada: "Es una empresa rara en la que mandan los tesoreros"

Según el periodista, sólo de este modo se puede entender que Álvarez-Cascos, Arenas, Rato, Acebes o Mayor Oreja no conociesen nada de lo que pasaba en el partido.

21/06/2017 11:42 CEST | Actualizado 21/06/2017 11:42 CEST
EFE

El periodista Iñaki Gabilondo ha argumentado —en su comentario El ropero de Cáritas en la Cadena Ser— que "el primer partido de España es una empresa muy rara en la que no mandan los jefes sino los tesoreros".

Según el periodista, sólo de este modo se puede entender que Álvarez-Cascos, Arenas, Rato, Acebes o Mayor Oreja no supieran nada de cuanto pudiera ocurrir en la gestión del partido, tal y como demostraron durante su declaración de este martes en el juicio de la Gürtel.

"Ni siquiera Cascos —conocido en su tiempo de secretario general como general secretario por su imperio sobre todo lo que se moviera y todos los que se movieran— pudo aclarar nada al esforzado juez", ha explicado.

(Escucha y lee a continuación el comentario completo)

"Los generales del Partido Popular desfilaron ayer por la Audiencia Nacional para declarar como testigos en el caso Gürtel: Álvarez-Cascos, Arenas, Rato, Acebes y Mayor Oreja contaron poco pero revelaron algo que nunca hubiéramos podido imaginar: que siendo como eran personalidades cargadas de galones y autoridades con mando en plaza no sabían nada, no intervenían en nada e ignoraban cuando pudiera ocurrir en la gestión del partido.

Ni siquiera Cascos -conocido en su tiempo de secretario general como general secretario por su imperio sobre todo lo que se moviera y todos los que se movieran- pudo aclarar nada al esforzado juez.

Eso sí, aunque nada sabían, afirmaron con rotundidad como si supieran, que no se entregaba dinero a nadie vinculado al PP, que los donativos se recibían a cambio de nada como en el ropero de Cáritas y cosas así. Y que a Correa le conocían de vista.

Como estos señores comparecen en calidad de testigos, es decir que no podían mentir, y como además son unos caballeros de cuya palabra no se debe dudar, solo podemos deducir que el primer partido de España es una empresa muy rara en la que no mandan los jefes sino los tesoreros. Un caso único en el mundo, pero nada más.

No se entiende por tanto que el Partido Popular sea el primer partido imputado en la historia de nuestra democracia ni que un juez diera por acreditada la existencia de una caja B durante décadas. Será que les tienen manía".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Iñaki Gabilondo: "Irene Montero tiene una fuerza colosal"

- Maratón de censura

- Las cucamonas entre Rajoy e Iglesias

- Iglesias asalta el Congreso (por agotamiento)

OFRECIDO POR NISSAN