NOTICIAS

Por qué los ocho abandonos en primera ronda de Wimbledon están bajo sospecha

Desde que comenzó la Era Open en 2008 nunca se habían registrado tantos abandonos por lesión en el torneo inglés.

06/07/2017 17:11 CEST | Actualizado 06/07/2017 17:11 CEST
REUTERS

La primera ronda del torneo de Wimbledon concluyó este martes con un total de ocho abandonos, lo que ha hecho aumentar las sospechas de que algunos jugadores saltan a la pista sabiendo que no están a punto físicamente y sí preparados para cobrar las 35.000 libras (39.928 euros) con los que se les premia por disputar el primer partido del torneo.

Con la retirada anoche del español Feliciano López en el cuarto set de su partido contra Adrian Mannarino, por una lesión en la planta del pie izquierdo, se elevaron a ocho las retiradas en primera ronda, siete hombres y una mujer.

Las retiradas de los rivales de los favoritos Novak Djokovic y Roger Federer, el ucraniano Alexandr Dolgopolov y el eslovaco Martin Klizan, respectivamente, fueron las que más llamaron la atención. Ambas se dieron consecutivamente en la pista central, con solo 40 y 43 minutos de juego, respectivamente.

Por su parte, el serbio Janko Tipsarevic duró 15 minutos sobre la hierba en su enfrentamiento con el estadounidense Jared Donaldson, tan solo dos menos de los que mantuvo su compatriota Viktor Troicki, contra el alemán Florian Mayer.

El australiano Nick Kyrgios fue la primera baja del torneo, llegó a disputar dos sets contra el francés Pierre-Hughes Herbert, y adujo lesión en la cadera. Le siguió la rusa Anastasia Potapova, mientras que el uzbeko Denis Istomin tiró la toalla contra el estadounidense Donald Young, en dos horas y 12 minutos, tres menos que Feliciano López.

RÉCORD DE ABANDONOS

Desde que comenzó la Era Open en 2008 nunca se habían registrado tantos abandonos por lesión en el torneo inglés, circunstancia que no ha pasado inadvertida.

"Sólo el propio jugador sabe si está capacitado para jugar. Si no es así, debería ceder su lugar a otro", sostuvo Federer en la rueda de prensa posterior a su debut sobre la hierba londinense.

El suizo propuso como solución que los Grand Slam adoptaran la norma que ya se aplica en la ATP de que aunque no puedas jugar por lesión, el jugador que se retira siga cobrando el premio, "aunque si esto sucediera quizá se perdiera a la mitad de los jugadores", dijo en broma el de Basilea.

La nueva a la que hizo referencia el número 5 del mundo la introdujo la ATP el pasado mes de enero y dice que todo jugador puede darse de baja en un torneo ATP por lesión o enfermedad, siempre y cuando cuente con el dictamen del médico, dos veces en la misma temporada, pero no de forma consecutiva, y que puede ser reemplazado por otro competidor, proveniente de la fase previa.

El jugador que se retire recibirá no obstante el premio asignado para esa primera ronda. No así el que le sustituye, que ganará el premio en metálico de la fase previa y lo que perciba en el cuadro principal, a partir de la segunda ronda.

Esta norma va a ser revisada durante o antes del Abierto de EEUU este año. Sólo afecta a torneos ATP, no a los del circuito WTA ni tampoco a los cuatro que forman el Grand Slam. Una fuente de la Federación Internacional de Tenis (FIT) ha confirmado a EFE, no obstante, que pueden estudiar esta norma próximamente.

"FALTA DE MOTIVACIÓN"

Esta norma también la apoya Djokovic, quién como Federer fue informado antes de la conferencia de prensa, de cuáles eran los puntos de la misma. "Creo que de esta manera los jugadores del cuadro principal reciben el premio que merecen, aunque no estén en condiciones de jugar y, al mismo tiempo, permite participar a jugadores preparados", sostuvo.

Algunos jugadores, como el australiano Bernard Tomic, de 24 años, no tienen problema en reconocer su "falta de motivación" y que juegan por dinero.

"Todos trabajamos por dinero", afirmó en la rueda de prensa posterior a su derrota en primera ronda del torneo en el All England Tennis Club donde fue batido por el alemán Mischa Zverev por 6-4, 6-3 y 6-4.

Cuando fue preguntado después de reconocer que está "aburrido" del tenis, un deporte que ya "no respeta", y si se planteaba devolver el premio, el australiano desafió diciendo que lo haría si Federer o Djokovic también lo hicieran.

"Si pedís a Federer que done su fortuna, que done 500 millones de dólares, ¿qué creéis que responderá?. Todos jugamos por dinero. Cuando cumpla 34 años empezaré a donar mis ganancias. Si Federer y Djokovic lo hacen ahora, yo lo haré también, sin ningún problema", concluyó Tomic.

TE PUEDE INTERESAR

¿Sabes por qué hay una piña en el trofeo de Wimbledon?

¿Por qué nadie se ha quejado de este desnudo y sí del publicado un día antes?