TENDENCIAS

Dos actores de 'Juego de Tronos' vetan las preguntas de los periodistas en el festival Metrópoli Gijón

Los agentes de Sibel Kekilli (Shae) y Kristian Nairn (Hodor) prohibieron ciertas cuestiones en el encuentro con la prensa.

11/07/2017 08:08 CEST | Actualizado 11/07/2017 19:06 CEST
HBO

"Preferimos que lo preguntes así". "O haces las preguntas así o no haces ninguna". Frases como esas tuvimos que escuchar los periodistas que acudimos al encuentro de dos actores de Juego de Tronos en el festival Metrópoli Gijón, celebrado del 30 de junio al 9 de julio.

Los agentes de los actores Sibel Kekilli (Shae) y Kristian Nairn (Hodor) tensaron a los medios y a los organizadores del evento al exigir que les mostraran las preguntas por escrito antes de las entrevistas y se dedicaron a tachar e incluso reescribir algunas. Temas como el racismo, el feminismo o el sexo en la serie fueron vetados. Ni se podía mencionar a los actores rumores sobre la séptima temporada.

AOL
Fotografía de la hoja de preguntas para Sibel Kekilli (Shae). En rojo, lo descartado por la periodista por disponer de un tiempo limitado para la entrevista. En morado, lo tachado por el agente de la actriz.

Nada que ver con la actitud simpática de otros invitados de renombre que han pasado por el festival como los autores de Marvel Mike Deodato, Mike Zeck o Keith Pollard; los españoles Salvador Larroca, Kim o Jordi Bernet y los varios de Star Wars, además de estrellas de las redes sociales como los youtubers Loulogio o Hermoti y Keunam, que interpretaron a varias voces el éxito de Shakira Me enamoré en un Facebook Live.

Las amenazas veladas que pendían sobre los periodistas que desobedecieran las prohibiciones que impusieron los agentes era que los actores se negaran a responder a más preguntas, que se levantaran y se fueran o que pidieran al medio en cuestión abandonar la sala.

AOL
Fotografía de una página de preguntas para Kristian Nairn (Hodor). Tachado en rojo, preguntas que la periodista descartó dado el poco tiempo de que disponía. En negro, tachados y reescrituras del agente del actor.

NADA DE PREGUNTAS DE SEXO Y FEMINISMO PARA KEKILLI

El representante de Kekilli, que trata de que se olvide la participación de la actriz en películas porno hace años, vetó cualquier pregunta relacionada con el sexo en la serie. La prohibición se extendió a cuestiones como "¿qué opinas de las acusaciones que recibe la serie por mostrar demasiado sexo?" o "¿le falta a la serie una mirada femenina en las escenas de sexo?".

La actriz de Shae, alemana de origen turco que está involucrada con la asociación por la igualdad de género Terre des Femmes, tampoco contestó nada relacionado con las acusaciones de sexismo y racismo que ha recibido la ficción, ni tampoco si Juego de Tronos es feminista, algo analizado ampliamente incluso por actrices de más talla que ella en la serie como Emilia Clarke (Daenerys), Sophie Turner (Sansa), Lena Headey (Cersei) o Maisie Williams (Arya).

La actriz de Shae no habló sobre si 'Juego de Tronos' es feminista, algo analizado por casi todas las actrices de la serie

El agente de Nairn impidió que el actor contestara si volvería como un cadáver resucitado en la séptima temporada, un rumor que circula desde hace tiempo, en vez de permitir que dijera, con naturalidad, que no podía hablar sobre ello.

El contraste no pudo ser mayor con Sophie Turner (Sansa), entrevistada por El HuffPost en junio de 2016, a la que no se le ocurrió coartar la libertad periodística y se mostró transparente y natural, explicando a veces que no podía contestar a alguna pregunta por razones de marketing o por contrato.

EL ACTOR DE HODOR SE INVENTÓ UN PASADO GENIAL PARA EL PERSONAJE

"Nunca había hecho un personaje similar y nunca volvería a hacerlo porque de ese tipo es el mejor que hay. Al principio fue extraño porque no sabía mucho del personaje y me llevó un tiempo meterme en su piel. Creo que en el primer año no lo entendí. Tuve que inventarme un pasado para él para conocerlo", admite Nairn.

La historia que se inventó es que Hodor era de la familia Clegane por el tamaño y los nombres. "Están Sandor, Gregor... y Hodor. Gregor (la Montaña) fue muy cruel con Sandor (el Perro) y pensé que quizá le hizo algo a Hodor para que terminase siendo así. El personaje tiene una cicatriz [se señala la sien] que nunca se explica. Pero sólo la pusieron para tapar mis tatuajes. Fue idea mía, la pedí", afirma.

Nunca había hecho un personaje similar y nunca volvería a hacerlo porque de ese tipo es el mejor que hayKristian Nairn, actor de Hodor

Nairn lamenta no haber hecho más escenas de acción y de lucha antes de morir en la serie porque las disfrutó mucho. "Y me habría gustado que Bran me llevara en brazos", comenta entre risas.

El actor cree que la mayoría de los personajes van a morir antes del final. "Me gustaría ver a Brienne en el trono, sería una buena reina. Y me encanta Cersei, creo que es muy lista y que se aferrará a él con todo lo que tiene. Quiero verla enfrentarse a Daenerys. Si lo hace, no sé qué va a pasar", asegura.

LA ACTRIZ DE SHAE LA LIÓ POR SU MALA PRONUNCIACIÓN

¿Por qué cambio tanto el personaje de Shae del texto a la pantalla? Según su actriz, hay que preguntar a los guionistas, porque ella no tuvo nada que ver. "Cuando me dieron el papel, los creadores de la serie me dijeron que Shae sería un poco diferente a como es en los libros. Sería más lista y su papel sería mayor, pero al final tendría que servir el mismo propósito en la trama", explica.

"En los libros está claro desde el principio que es una cazafortunas. Pero en la serie se enamoró de Tyrion de verdad", asegura Kekilli, a la que le frustra que la gente no lo vea. La traición de Shae, indispensable para la trama, tenía que ocurrir, y la actriz trató de entender al personaje.

En los libros está claro desde el principio que es una cazafortunas. Pero en la serie se enamoró de Tyrion de verdadSibel Kekilli, actriz de Shae

"Creía que era lo suficientemente lista para darse cuenta de que Tyrion se porta mal con ella para protegerla. Pero comprendí que se sentía mal por cómo la había tratado, por ver cómo se casaba con otra y cómo se negó a que huyeran juntos. No pensaba con claridad, tenía que vengarse. Además, era una jovencita en un mundo muy grande: si se hubiera negado a testificar en el juicio contra Tyrion, los Lannister la habrían matado", explica Kekilli.

La actriz alemana recuerda una anécdota que le ocurrió en el rodaje por su mala pronunciación: "Los creadores de la serie me invitaron a la fiesta de fin de rodaje, la wrap party (se pronuncia /ræp/). Y pregunté a Peter (Tyrion) y Jerome (Bronn): '¿A qué hora es la rape party? (literalmente, "la fiesta de la violación". Se pronuncia /raː.pe/). Y me miraron escandalizados, en shock... Y yo pensé: 'mierda". Otra que le hizo un pequeño lío fue Sophie Turner (Sansa). "Trató de organizarme una cita a ciegas con un amigo suyo y tuve que decirle que era demasiado joven para mí", confiesa riendo.

La actriz de Sansa trató de organizarle una cita a ciegas con un amigo

Kekilli se decanta por la matriarca Lannister también como candidata al trono. "Me encanta Cersei. Es lista, es fuerte, sabe cómo jugar al juego... Aunque no creo que fuera la reina más amable. También me gusta Tyrion: aunque me matara, creo que debería sentarse en el Trono de Hierro", asegura.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!