TENDENCIAS

Ocho hábitos sanos de parejas que fueron a terapia

Es mejor prevenir que curar.

13/07/2017 08:22 CEST | Actualizado 13/07/2017 08:26 CEST
PEXELS

La terapia de pareja no sirve solo para situaciones límite. De hecho, los terapeutas recomiendan acudir antes de llegar a ese punto (y seguir yendo) para mantener la relación a flote y viento en popa.

¿Cuáles son los hábitos sanos que siguen los matrimonios que van a estas terapias? Descubre ocho consejos de personas casadas que confiaron en las terapias de pareja:

1. Sé consciente de cuándo estás contando un "cuento".

"La primera vez que acudí a una de estas terapias como pareja ya prometida, me senté al borde del sillón y narré mi versión de los hechos con ansias y del tirón. Cuando acabé, me acomodé y esperé a que la terapeuta respondiera (más bien que se pusiera de mi parte). A veces, nos montamos nuestras propias historias y pueden no ser del todo ciertas porque tendemos a hacer que suenen de un modo concreto. Queremos mostrarnos como los protagonistas de la relación (o sea, la pieza básica), pero, en realidad, en una relación sana, los dos miembros son igual de importantes y ambas versiones de una historia importan lo mismo. Hoy en día, me esfuerzo al máximo por darme cuenta de cuándo estoy montándome un 'cuento', y así trato de ajustarlo a la realidad. Ahora sé que el 'cuento' de mi marido es tan válido como el mío", declara Julia Dellitt, escritora, editora y profesora de yoga.

2. Escucha antes de hablar.

"Soy una charlatana. Con la terapia, mi marido y yo aprendimos que hay que escuchar más que hablar. La escucha activa nos ayuda a sentirnos atendidos y entendidos. Ponemos en práctica esto todos los días. Nos esforzamos por escuchar, estar atentos y empatizar con los sentimientos del otro. Una vez que estamos calmados, podemos empezar a trabajar en los asuntos fundamentales y establecer un plan. Refuerza nuestra confianza", cuenta Mikki Bey Crawford, redactora de la web de parejas Dope Elope.

3. Busca tiempo para estar con tu pareja, aunque haya que despertarse antes.

"A raíz de ir a terapia de pareja con mi esposa, he aprendido que las citas por la noche y los ratos que pasamos juntos sirven para fortalecer la estructura de la relación y mejorar nuestro compromiso emocional. Y, lo que es aún más importante, crea un sentido de unidad entre los dos. ¿Mi momento favorito? Despertarnos diez minutos antes para conectar y abrazarnos. Acabe el abrazo en sexo o no, ese rato por la mañana hace que el resto del día haya buen ambiente", opina el terapeuta familiar y de pareja Moshe Ratson.

4. No des por hecho que lo sabes todo sobre tu pareja.

"Mi marido y yo llevamos cinco años juntos y a veces es tentador dar por hecho que ya lo sé todo sobre él (cosa que no es verdad), especialmente cuando hay discusiones. Recuerdo que una vez fui a terapia y pensé: 'Ya está, va a decir esto y seguro que querrá llevar la conversación por este otro lado'. Cuando empezó a hablar me di cuenta de lo lejos que estaban mis suposiciones porque no había tenido en cuenta que es una persona única con sus propios pensamientos y sentimientos. No olvides mantener la mente abierta y darle a tu pareja su espacio personal para ser él mismo, para bien o para mal", prosigue Julia Dellitt.

5. No pierdas la razón por intentar tener razón.

"Suelo pensar que tengo razón, pero a veces dejo que mi marido se crea que la tiene él. Aunque la razón seguramente se encuentra en algún punto entre su opinión y la mía, hemos aprendido a no dejarnos llevar por el orgullo para que el hecho de tener razón no se interponga en nuestro amor. ¿Qué más da quién tiene razón?", explica Mikki Bey Crawford.

6. Pide un tiempo muerto si la situación te supera.

"Esta es una regla básica para evitar empeorar las cosas. Si, por el motivo que sea, una discrepancia o una discusión se enciende demasiado y ves que la situación te supera, tienes el derecho de pedir un 'tiempo muerto'. Siéntete libre para decir: 'No es el mejor momento, ahora no puedo, necesito un respiro'. Eso sí, asegúrate de encontrar un hueco para tratar el tema en las siguientes 48 horas", añade Moshe Ratson.

7. Puedes ser sincero ahora o en otro momento, pero al final, tendrás que decir la verdad para seguir adelante.

"En el fondo, me gusta complacer a la gente, de modo que tiendo a sentir la necesidad de ocultar información en mis relaciones. ¿Por qué? Porque quiero gustar a todo el mundo. En la terapia para pareja, aprendí que la única forma de seguir adelante es ser sincera conmigo misma. Si piensas acudir a sesiones de terapia y ocultar la verdad, no vas a hacer más que tirar el dinero. No hace falta decir la cruda verdad las 24 horas del día todos los días del año, pero cuando tienes un problema con la persona que amas, lo más recomendable es que hagas frente al problema tarde o temprano. Y afrontar el problema lo antes posible con la mente abierta en vez de dejarlo para otro momento es la vía más rápida para corregir el rumbo", advierte Julia Dellitt.

8. "Si todo lo anterior falla, daos un beso o un abrazo".

"La terapia de pareja hace hincapié en la importancia del contacto físico en el matrimonio. Es algo curativo. Si todo lo anterior falla, besaos. Funciona como un hechizo", concluye Mikki Bey Crawford.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Seis razones por las que las parejas deciden divorciarse, según los asesores matrimoniales

¿Por qué se pelean las parejas?

Nueve cosas que los terapeutas matrimoniales perciben instantáneamente en una pareja

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!