ECONOMÍA

Suben los precios, pierden los salarios

El IPC crece un 1,5% en junio, una inflación a la baja por el descenso de los carburantes pero que todavía resta poder adquisitivo a los sueldos medios

13/07/2017 14:45 CEST | Actualizado 13/07/2017 14:45 CEST
EFE

Julio llega a su ecuador. Después de que la ministra Fátima Báñez alentara que viviéramos algo mejor con aquella frase de "Es el momento de que suban los salarios" que nos dejó a todos ojipláticos tras años de moderación salarial, patronal y sindicatos se han dado el mes de julio para alcanzar un acuerdo que guíe los convenios colectivos que quedan por negociar este año. Ambas partes de la negociación apuran los tiempos y, aunque quieren estrecharse las manos antes de que finalice el mes, tras conocer el dato del IPC de junio de 2017, que sube un 1,5% interanual, patronal y sindicatos han vuelto a sacarse los dientes.

Y, así, mientras que la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) pide conservar la moderación salarial "para seguir consolidando la recuperación gracias al aumento de la competitividad y favorecer la creación de empleo", y calcula que el IPC se mantendrá en los próximos meses en tasas entre el 1,5% y el 2%, para finalizar el año "ligeramente por encima del 1%", los sindicatos tienen otra mirada.

Ante la subida del IPC en junio, las principales centrales sindicales han vuelto a pedir subidas salariales por encima de la inflación. Para los sindicatos, el alza del IPC es una pescadilla que se muerde la cola a la que solo se puede desenganchar si las políticas salariales garantizan la capacidad adquisitiva y recuperan el consumo para fomentar una demanda que genere empleo.

CC OO ha sido más concreto al denunciar que los salarios pactados en convenio "han perdido un punto de poder de compra en los primeros seis meses del año, mientras que los beneficios empresariales han recuperado e incluso superado su nivel previo a la crisis".

El sindicato ve sobre todo "preocupante" la baja inflación estructural que muestra el mantenimiento de la inflación subyacente en el entorno del 1% durante los últimos 11 meses, ya que "se basa en la desaceleración de la demanda interna, lo que significa menos empleo y una reducción más lenta del elevado paro".

EL GOBIERNO, EN CALMA

El Gobierno en cambio mantiene la calma. La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Irene Garrido, pronostica que el IPC se seguirá moderando y cerrará en diciembre "incluso por debajo del 1%", por lo, junto a la "esperada" subida de salarios pendiente de cerrar en la negociación colectiva, hace descartar una pérdida de poder adquisitivo, si bien ha subrayado que la mejora de la economía y el empleo tiene que verse "reflejada en los salarios".

Sin embargo, la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) estima que la tasa interanual de diciembre de este año quedará por debajo del 1%, y en diciembre de 2018 será del 1,5%. Desde la fundación apuntan que la caída "responde al descenso de los componentes más volátiles, que ha compensado el repunte de la inflación subyacente" que subió dos décimas, hasta el 1,2%. En concreto, señalan que los alimentos no elaborados redujeron su tasa de inflación hasta el 1,4% por el descenso de las frutas frescas y las legumbres y recalcan que la inflación de los productos energéticos bajó desde el 8,3% hasta el 3,7%.

GRACIAS AL PETRÓLEO

La inflación de junio, más moderada que en meses anteriores, tiene que darle las gracias a los precios de los carburantes, en claro descenso desde principios de año empujados por la contención del petróleo. En particular, por el descenso de los carburantes y lubricantes y, en menor medida, de la electricidad, así como por el menor ritmo de crecimiento de los precios de la alimentación no elaborada.

Tal es así que los precios de los productos energéticos aumentaron un 3,7% interanual, 4,6 puntos menos que en mayo. Esta evolución se explica por la desaceleración de los precios de los carburantes y lubricantes, que pasaron del 4,9% interanual en mayo al 0,4% en junio y, en menor medida, de los precios de la electricidad, que moderaron el ritmo de crecimiento 7,8 puntos, hasta el 8,4% interanual. Por su parte, los precios del gas se aceleraron 1,7 puntos, hasta el 10%.

Los precios de la alimentación crecieron el 0,9% en junio, tres décimas menos que en mayo. La inflación de la alimentación no elaborada se situó en el 1,4%, 1,4 puntos por debajo de la del mes precedente, destacando la evolución de los precios de las frutas frescas, que pasaron de crecer el 3,2% en mayo a caer el 2,6% en junio y, en menor medida, de las legumbres y hortalizas frescas, que se desaceleraron 2,3 puntos hasta el 1%.

Los precios de la alimentación elaborada, bebidas y tabaco aumentaron el 0,7% en junio, tres décimas más que en mayo. La inflación subyacente (que excluye la alimentación no elaborada y la energía, que son los elementos más volátiles del IPC) aumentó dos décimas en junio, hasta el 1,2%, debido a la aceleración de todos sus componentes, principalmente los servicios y, en menor medida, la alimentación elaborada.

Los servicios se aceleraron dos décimas, hasta el 1,9%, como consecuencia de la evolución de los precios de turismo y hostelería, que pasaron del 2,4% interanual en mayo al 3% en junio y, en menor medida, del transporte público interurbano, cuyos precios se aceleraron 2,7 puntos, hasta el 3,5%.

CAÍDA GENERALIZADA

La tasa interanual del IPC disminuyó en junio en todas las comunidades autónomas. La menor caída respecto a la tasa de mayo se registró en Canarias (tres décimas, hasta el 1,7%), y las restantes comunidades experimentaron descensos de cuatro o cinco décimas. La tasa interanual del IPC a impuestos constantes se situó en junio en el 1,5%, al igual que la del IPC general.

El INE ha publicado asimismo el IPC armonizado (IPCA) correspondiente al mes de junio de 2017, cuya tasa de variación interanual se sitúa en el 1,6%, cuatro décimas inferior a la de mayo. Por su parte, la tasa adelantada por Eurostat para el conjunto de la zona euro se situó en junio en el 1,3%, una décima inferior a la del mes anterior, resultando un diferencial de inflación para España respecto a la zona euro de 0,3 puntos, tres décimas inferior al de mayo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

ELECTRIFY THE WORLD