POLÍTICA

Caso Juana Rivas: ¿Ha hecho bien en huir con sus hijos?

Juana sigue en paradero desconocido junto a sus hijos y su caso se complica.

09/08/2017 16:09 CEST | Actualizado 10/08/2017 10:55 CEST

Juana Rivas resiste. La madre de Granada que se negó a entregar a sus hijos a su expareja, sigue en paradero desconocido desde el 26 de julio. Este martes, el juez ha dictado una orden de detención contra Juana por no presentarse en el juzgado, donde debía prestar declaración en calidad de investigada por un delito de desobediencia a la autoridad judicial y por la posible sustracción de menores.

Si hubiera acudido se podría haber beneficiado de una rebaja en la petición de pena por la comisión de un posible delito, así como no verse expuesta a medidas cautelares. Sabía que se enfrentaba a ser detenida. También a penas de cárcel. Y, aún así, Juana ha decidido huir y llevarse a sus hijos con ella.

Su expareja, Francesco Arcuri, condenado por malos tratos en 2009 y con otra denuncia en su contra en 2016, insiste en que los niños deben volver con él a Italia y se ampara en lo establecido en el Convenio de la Haya sobre la devolución de menores, que establece como excepción el peligro para los niños. Un peligro que los juzgados españoles no ven. A pesar de su condena, defiende que nunca ha agredido física o psicológicamente a la que fue su compañera.

"UN CAMBIO DE CUSTODIA NO LO VIVES, SOBREVIVES"

Una de las personas que están siguiendo de cerca el caso de Juana es Patricia Fernández, una joven de 19 años que vivió el maltrato en su casa cuando era menor y hoy es presidenta de Avanza Sin Miedo, la primera asociación de menores víctimas de violencia de género. "Recordar mi caso es pasar por el de Juana", cuenta. "Lo más duro que yo pasé fue el cambio de custodia, cuando nos entregaron a mí y a mi hermano al maltratador" — nunca se refiere a él como padre—.

Habría preferido cualquier cosa antes que el cambio de custodiaPatricia Fernández

La diferencia entre el caso de Juana y el de Patricia es que la madre de esta última no pudo huir. La causa del cambio de custodia fue el Síndrome de Alienación Parental, el argumento de que un progenitor - la mayoría de las veces la madre- usa estrategias para influir en el pensamiento del niño hacia el otro progenitor. Tanto las asociaciones feministas como la misma Patricia defienden que ese síndrome es falso e inexistente. "Fueron tres meses y, después, mi madre recuperó la custodia y hubo un régimen de visitas sin ningún seguimiento".

Carlota E. Ramírez
Patricia y su madre en la presentación de 'Avanza sin Miedo'

En una entrevista con el diario Público Patricia contaba que, cuando su abuelo iba a recogerlos al punto de encuentro después de ver a su padre, los encontraba escondidos bajo la mesa del miedo que tenían. "Si mi madre hubiese tenido la oportunidad, yo habría preferido cualquier cosa antes del cambio de custodia. Hasta ir a la Cochinchina", asegura. "Yo cambié el chip, dejé de tener 11 años y viví un infierno. Además, pides ayuda y no te la dan. En un cambio de custodia no vives, sobrevives".

"UN MALTRATADOR NO PUEDE SER BUEN PADRE"

La joven cree que hay una idea errónea en las sociedades de que "un maltratador puede ser un buen padre". "Si no se nos mete en la cabeza que esto no es así, no avanzamos nada y se puede llegar al peor de los casos: que esos padres acaben matando a sus hijos", lamenta. Opina que el hecho de que se entreguen los niños a un condenado por maltrato es de "una incompetencia total".

"JUANA PONE CARA, NOMBRE Y VOZ A MUCHAS MUJERES"

"Lo que está pasando con Juana es que los medios se están dando cuenta de lo que pasa con las instituciones y las mujeres y menores", dice Patricia. "Juana pone cara, nombre y voz a muchas mujeres y todos deberíamos volcarnos así con todas las mujeres que han tenido que entregar a sus hijos a un maltratador", explica. "Hay miles de Juanas", afirma rotundamente.

De la misma forma piensa la experta en Violencia de Género Celia Garrido: "En este caso no hay nada nuevo. Hay muchísimas mujeres que viven con esto en su día a día solo que, de vez en cuando, alguno de ellos trasciende a los medios de comunicación". Afirma que, por eso, muchas mujeres "ven como única opción la de desobedecer". Y recuerda que esto tiene sus consecuencias: "Imagínate huir y estar en búsqueda y captura, sin poder ir al médico o tener ciertos recursos para sobrevivir".

EFE
Arcuri a su llegada a los juzgados

Por eso, se pregunta cómo hay personas que pueden creer que la huida de Juana es "gratuita o por hacerle daño a su expareja" . "Algún juzgado tiene que entender esto, pero este caso nos demuestra que muchos de los juzgados no entienden nada". Relaciona esto con la existencia de "una justicia patriarcal" y la falta de formación de los poderes públicos en materia de género: "El machismo está ahí. No sólo en la calle. También en los juzgados, en los poderes públicos...".

LA CLAVE: LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

También menciona esta ausencia de formación de género María Concepción Torres, abogada de Derecho Constitucional y abiertamente feminista. Achaca la problemática de este caso al sesgo de género que hay en las instituciones públicas. "No se puede analizar el caso únicamente desde la sustracción de menores, también hay que hacerlo desde la violencia de género", explica a El HuffPost. Para ella, hay una falta de investigación clara en un caso tan complicado: "Es cierto que, desde el punto de vista jurídico, nadie puede incumplir los tratados internacionales. Pero eso es muy superficial, ya que el Estado debería investigar más el caso".

Según la jurista, la clave es esa: "Enfocar el caso con perspectiva de género". Recuerda la condena que cumplió Arcuri en 2009 y señala que esta circunstancia y otras, como la decisión de Juana de huir, "se deberían tener muy en cuenta en el caso". "Hay varios indicios para pensar que existe la violencia de género, por eso hay investigar profundamente este tipo de violencia y proponer las medidas oportunas para saber en qué situación nos encontramos", asevera.

UNA INTERPRETACIÓN "SESGADA" DE LA LEY

Torres opina que "hay una interpretación sesgada de la ley cuando se habla de determinados derechos". "Tenemos normas buenas, pero la interpretación y la aplicación de las mismas tienen sesgos de género". Por eso, explica, "se nota una falta de confianza hacia las instituciones que tienen que proteger a las mujeres". "Volvemos así al pez que se muerde la cola: hay desconfianza y no denuncian. Y piensan que si el sistema no protege a sus hijos, lo tendrán que hacer ellas mismas".

A LA ESPERA DE LA DECLARACIÓN DE JUANA

Ella opina que, a partir de ahora, todo depende de lo que cuente Juana en su momento. ¿Puede entrar en la cárcel? "Sí, pero habrá que esperar a que ella explique la situación".

Lo mismo señala el catedrático de Derecho Constitucional Diego López Garrido, que explica que "la justicia debe quedar a la espera" de que se encuentre a Juana Rivas. "Lo lógico es que la Justicia la busque" y, una vez que la encuentren, "en función de lo que declare, nos podremos hacer una idea de qué ha pasado y se tomará una decisión".

EL ABOGADO DE JUANA VE "SENSATO" QUE SE PRESENTE ANTE EL JUEZ

En este sentido, este miércoles el letrado Juan Ramón Montero, que se hizo cargo de la presentación del recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional de Juana Rivas ha considerado que esta madre de Maracena (Granada) tomaría una "decisión muy sensata" presentándose ante el juez y que "sería positivo" que Juana Rivas pusiera "su confianza en los tribunales de Justicia".

Juan Ramón Montero ha afirmado, en declaraciones a Europa Press, que "es muy importante" la representación legal de Juana Rivas en el procedimiento penal. En este sentido, ha incidido en la comunicación que debe existir entre los abogados que llevan el caso en este ámbito y el civil.

En cualquier caso, aunque se suspendiera la restitución de los menores, el procedimiento penal va a seguir adelante, si bien la orden de detención quedaría "sin efectos" si Rivas se presentara ante el juez, que posteriormente tomaría las medidas que considerara oportunas en la investigación que sigue contra ella por posible desobediencia a la resolución judicial, y en relación con la protección de los menores.

QUERRÁS VER: Juana Rivas se niega a entregar a sus hijos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- "Un maltratador nunca será un buen padre"

- Juana Rivas se expone a una orden de detención al no presentarse hoy en el juzgado

- El TC no admite el recurso de Juana Rivas para quedarse con sus hijos

OFRECIDO POR NISSAN