POLÍTICA

Rebelión en Podemos contra la Ejecutiva de Iglesias por sus decisiones sobre la Comisión de Garantías

Medio centenar de miembros han suscrito un manifiesto respaldando a la presidenta de la Comisión, Olga Jiménez, expedientada por la Ejecutiva al cuestionar los cambios.

24/08/2017 08:27 CEST | Actualizado 24/08/2017 08:37 CEST
EFE

Medio centenar de miembros de comisiones de garantías de las distintas organizaciones territoriales de Podemos han suscrito un manifiesto de respaldo de la presidenta de la comisión estatal de Garantías Democráticas, Olga Jiménez, que fue objeto de la apertura de un expediente por pronunciarse en contra del nuevo código disciplinario diseñado por la dirección de Pablo Iglesias y Pablo Echenique.

El renovado código disciplinario que ha incluido la Ejecutiva de Podemos en los nuevos estatutos abrió un debate en el seno de la Comisión de Garantías Democráticas, que es el órgano que se encarga de velar por el buen funcionamiento de la organización y el buen comportamiento de sus miembros.

EXPEDIENTE DISCIPLINARIO

La presidenta de este "tribunal" para asuntos internos, la abogada laboralista Olga Jiménez, cuestionó esas nuevas normas, una posición que generó malestar en la dirección del partido morado hasta el punto de que se anunció la apertura de un expediente disciplinario.

En ese contexto, medio centenar de miembros y exintegrantes de las distintas comisiones de garantías de Podemos han suscrito un comunicado conjunto, recogido por Europa Press, en el que manifiestan su respaldo a Olga Jiménez y coinciden con sus críticas al código disciplinario, acusando a la Ejecutiva de "injerencia" y de "usurpar funciones", así como de poner en riesgo la independencia de estos "tribunales" de garantías.

INFRACCIÓN GRAVE

Según subrayan, la Comisión de garantías se eligió en la asamblea ciudadana de Vistalegre y su composición no puede ser alterada por la Ejecutiva del partido: "Esa usurpación de funciones y cargos es contraria a los Estatutos, constituye una infracción muy grave y es susceptible de sanción al consistir en el ejercicio de actos propios de cargos electos, atribuyéndoles carácter oficial, careciendo de legitimidad para ello —argumentan—. Se trata de falsedad personal".

En una reciente entrevista a Europa Press, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, defiende el nuevo código disciplinario alegando que permite que exista "seguridad jurídica" dentro de la organización, ya que da a los miembros la capacidad de apelar y de defenderse antes de ser sancionados. A su juicio, es importante que dentro de un partido haya una norma que indique a sus miembros "qué se puede hacer y qué no se puede hacer".

"HAY DE TODO"

Echenique sostiene que en Podemos "la inmensa mayoría de la gente se comporta de una manera normal, amable, orgánica y constructiva", aunque admite que en un espacio político "de medio millón de inscritos y decenas de miles de militantes hay de todo".

"Podemos es amplísimo. Hay personas que debaten de una manera fraternal, discrepando pero sin atacar, comentado las cosas en los espacios en los que hay que comentar, que es primero en los órganos de Podemos, y luego hay personas que no, que critican de manera no constructiva, en los órganos y a veces en los medios —argumenta—. Por eso tiene que haber una norma que diga qué se puede hacer".

La dirección de Podemos está a la espera de un dictamen definitivo de la Comisión de Garantías, donde existen criterios contradictorios: un sector es partidario de tumbar las nuevas normas y volver a las anteriores, y otro considera que la Ejecutiva ha actuado correctamente. "Cómo no hay nada definitivo y no queremos intervenir, estamos esperando a que oficialmente nos lo comuniquen", apuntó Echenique.

FILTRACIONES E INDISCIPLINA PÚBLICA, NUEVAS INFRACCIONES GRAVES

Entre los puntos del nuevo código disciplinario que más polémica han generado figura, por ejemplo, la sanción de inhabilitación de entre 6 meses y dos años a la que se pueden enfrentar los miembros que filtren información interna que 'comprometa' al partido.

En los nuevos estatutos, Podemos también amplia la infracción grave que castigaba la propagación 'de noticias falsas que desprestigien a Podemos, sean descalificatorias de la organización o de sus órganos'. Ahora, el partido de Pablo Iglesias incluye también la difusión de noticias 'manipuladas'.

Además, añaden como infracción grave la de "cometer indisciplina pública en relación con las legítimas decisiones de los órganos competentes de Podemos o desobedecer las instrucciones o directrices de los órganos de gobierno y representación del partido, o de los grupos institucionales del mismo, cuando no constituya una infracción muy grave".

MADRID, CATALUÑA, VALENCIA...

Las federaciones de Podemos de Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra y La Rioja se han rebelado contra las maniobras de la dirección del partido apartar a Olga Jiménez de la presidencia del Comité de Garantías.

A título personal, otros 45 dirigentes autonómicos y locales, pertenecientes a los distintos comités de garantías del partido, se han sumado a las quejas de las cinco federaciones citadas y se han adherido al contenido "íntegro" del comunicado de Olga Jiménez.

Tras los últimos episodios internos, las cinco federaciones citadas se han alineado con Jiménez y el resto de miembros del tribunal que dictaminaron la nulidad de los nuevos estatutos.

Junto a las cinco federaciones, los dirigentes que se han sumado a las quejas a título personal proceden de Castilla y León, Castilla-La Mancha, Canarias, Asturias, País Vasco, Extremadura y Galicia.

QUERRÁS VER: Rajoy se dirige a Podemos: "A ustedes les han pagado y no son libres"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El discurso de un miembro de Podemos que dejó con esta cara a Echenique

- Guillermo Zapata se da de baja de Podemos

- Podemos, de la operación #paseomilitar a #lagranpurgafinal