POLÍTICA

Guerra interna en Podemos por la suspensión rápida y "sin garantías" de la presidenta del Comité de Garantías

El partido morado ha expedientado a la mujer que se opuso a la reforma de los estatutos.

30/08/2017 09:44 CEST | Actualizado 30/08/2017 09:44 CEST
EFE

Las federaciones de Podemos de Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra y La Rioja se han rebelado contra las maniobras de la dirección y han firmado un manifiesto de respaldo de la presidenta de la comisión estatal de Garantías Democráticas, Olga Jiménez, objeto de un expediente por rechazar el nuevo código disciplinario diseñado por la dirección de Pablo Iglesias.

Según recoge el diario El País, la formación morada ha aprovechado el mes de agosto para suspender en sus funciones, rápidamente y "sin garantías", a la presidenta por oponerse al nuevo código disciplinario de Podemos. Jiménez, abogada laboralista que se presentó en una lista independiente y no cobra del partido, se siente víctima de una "decisión política" y cree que el proceso es "nulo de pleno derecho".

Jiménez es una abogada laboralista que no cobra del partido.

Los nuevos estatutos abrieron un debate en el seno de la Comisión de Garantías Democráticas, el órgano que se encarga de velar por el buen funcionamiento de la organización y el buen comportamiento de sus miembros. La presidenta de este tribunal para asuntos internos cuestionó esas nuevas normas, en base a que no habían sido ratificadas por las bases.

Su posición generó malestar en la dirección del partido, que anunció la apertura de un expediente disciplinario después de que tres miembros del comité, Argiro Giraldo, María del Rosario Rodero e Isabel Serrano, discreparan y denunciaran a Jiménez por "excederse en sus funciones".

A título personal, 45 dirigentes autonómicos y locales de los comités de garantías se han sumado a las críticas contra el código disciplinario. "Constituye una infracción muy grave y es susceptible de sanción, al consistir en el ejercicio de actos propios de cargos electos, atribuyéndoles carácter oficial, careciendo de legitimidad para ello. Se trata de falsedad personal", argumentan en apoyo a Jiménez.

Sus allegados acusan a la Ejecutiva de Iglesias de "injerencia", de "usurpar funciones", así como de poner en riesgo la independencia de los tribunales.

Sus allegados acusan a la Ejecutiva de Iglesias de "injerencia", de "usurpar funciones".

JIMÉNEZ NO SABE DE QUÉ SE LA ACUSA

En una reciente entrevista a Europa Press, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, defendía el nuevo código disciplinario alegando que permite que exista "seguridad jurídica" dentro de la organización, ya que da a los miembros la capacidad de apelar y de defenderse antes de ser sancionados.

Sin embargo, según El País, Jiménez no ha tenido esa posibilidad. Se le abrió expediente disciplinario tras la denuncia de tres miembros de su tribunal, que serán también quienes tramiten y, presuntamente, resuelvan el proceso en su contra. Y todo ello sin que se le haya comunicado de qué se la acusa.

"Podemos es amplísimo. Hay personas que debaten de una manera fraternal, discrepando pero sin atacar, comentado las cosas en los espacios en los que hay que comentar, que es primero en los órganos de Podemos; y luego hay personas que no, que critican de manera no constructiva, en los órganos y a veces en los medios. Por eso tiene que haber una norma que diga qué se puede hacer", argumenta Echenique.

Se le abrió expediente disciplinario tras la denuncia de tres miembros de su tribunal, que serán también quienes tramiten y resuelvan el proceso en su contra.

La dirección de Podemos está a la espera de un dictamen definitivo de la Comisión de Garantías sobre el código disciplinario. Existen criterios contradictorios: un sector es partidario de tumbar las nuevas normas y volver a las anteriores y otro considera que la Ejecutiva ha actuado correctamente.

FILTRACIONES E INDISCIPLINA PÚBLICA, NUEVAS INFRACCIONES GRAVES

Entre los puntos del nuevo código disciplinario que más polémica han generado figura, por ejemplo, la sanción de inhabilitación de entre seis meses y dos años a la que se pueden enfrentar los miembros que filtren información interna que "comprometa" al partido.

En los nuevos estatutos, Podemos también amplia la infracción grave que castigaba la propagación "de noticias falsas que desprestigien a Podemos, sean descalificatorias de la organización o de sus órganos". Ahora, el partido de Pablo Iglesias incluye también la difusión de noticias "manipuladas".

Además, añaden como infracción grave la de "cometer indisciplina pública en relación con las legítimas decisiones de los órganos competentes de Podemos o desobedecer las instrucciones o directrices de los órganos de gobierno y representación del partido, o de los grupos institucionales".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

MÁS SERIES