POLÍTICA

Las 29 imágenes de la Diada

El independentismo se echa a la calle en la Diada en plena tensión con el Gobierno por el 1-O

11/09/2017 16:19 CEST | Actualizado 11/09/2017 20:42 CEST

El independentismo se ha echado a la calle este lunes para exhibir músculo. La manifestación de la Diada ha movilizado a cientos de miles de soberanistas en una marcha para mostrar su apoyo al referéndum del 1 de octubre pese a su suspensión cautelar por parte del Tribunal Constitucional (TC).

La manifestación ha tenido lugar cinco días después de que el Parlament aprobara la ley del referéndum y firmara el decreto de convocatoria, acto que llevó al Gobierno a presentar cuatro recursos al Alto Tribunal.

Sobre las cinco de la tarde, la movilización se ha iniciado con un minuto de silencio en memoria de las víctimas de los atentados yihadistas de este verano en Barcelona y Cambrils (Tarragona).

La manifestación se ha desarrollado entre gritos a favor del referéndum convocado: "Votaremos, quieran o no quieran".

Este año, la movilización consistía en llenar de arriba abajo el passeig de Gràcia y la calle Aragó, formando una gran cruz con estas dos grandes arterias perpendiculares, para simbolizar un signo positivo en favor de "la democracia y la libertad".

LOS ORGANIZADORES CIFRAN EN MEDIO MILLÓN LOS PARTICIPANTES

La ANC, entidad organizadora de las manifestaciones de la Diada desde 2012, ha asegurado que los inscritos en la movilización de este año -anunciada como "la Diada del sí" a la independencia, a tres semanas del 1 de octubre-, se aproximan al medio millón de personas.

El Orfeó Català ha interpretado el himno catalán, "Els Segadors", y a continuación el grupo musical Els Amics de les Arts han proseguido con "Louisiana o els camps de cotó".

A las simbólicas 17.14 horas, las pancartas gigantes desplegadas en cada uno de los cuatro extremos de la manifestación -con los lemas "Paz y libertad", "Referéndum es democracia", "Sí"- han empezado a avanzar hacia el punto de confluencia: el cruce entre Passeig de Gràcia y la calle Aragó.

"¡INDEPENDENCIA!"

Mientras avanzaban las lonas, de 16 metros de ancho por 16 de largo y que se abrían paso entre centenares de esteladas, gritos de "Independencia" y "Votaremos" y algún castillo humano, los manifestantes debían enfundarse la camiseta oficial verde fluorescente distribuida por la ANC, en homenaje a los voluntarios que en los últimos años han colaborado en la celebración de las movilizaciones del 11 de septiembre.

En la plaza Catalunya, en uno de los extremos de la movilización, se encontraba la fila cero de autoridades, donde se han ubicado, entre otros, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y demás caras visibles del soberanismo.

Justamente, en la plaza Catalunya, el presidente de la ANC, Jordi Sánchez, y otros máximos representantes de entidades soberanistas han pronunciado sus discursos para poner punto y final a la movilización.

LA ANC LLAMA A LA "INSUMISIÓN"

En su discurso, Sánchez ha garantizado este lunes que el 1 de octubre habrá urnas en Cataluña para celebrar un referéndum, y ha llamado a la "insumisión" a los tribunales y leyes que quieran impedir esta votación.

"Insumisos a los tribunales y a las leyes que solo buscan preservar la unidad de la patria. Nuestro derecho -en alusión a Catalunya- cree en la democracia y en el pueblo", ha proclamado tras la manifestación soberanista que ha recorrido las calles de Barcelona.

También ha ironizado contra los agentes de la Guardia Civil que registraron la sede del semanario El Vallenc buscando papeletas: "A todos los que buscan las urnas y las papeletas. Sabemos donde están. Si el día uno vais a los colegios electorales, encontraréis la urnas llenas de votos".

  • GETTY
  • REUTERS
  • EFE
  • REUTERS
  • EFE
  • AFP
  • AFP
  • REUTERS
  • REUTERS
  • REUTERS
  • EFE
  • AFP
  • EFE
  • EFE
  • REUTERS
  • REUTERS
  • REUTERS
  • EFE
  • AFP
  • EFE
  • REUTERS
  • AFP
  • REUTERS
  • AFP
  • EFE
  • REUTERS
  • EFE
  • EFE
  • AFP