POLÍTICA

Vuelve el Toro de la Vega: ¿qué pasará este año con el animal?

El polémico festejo retoma su nombre después de cambiarlo el año pasado por el de 'Toro de la Peña'.

11/09/2017 19:33 CEST | Actualizado 11/09/2017 19:33 CEST
©GTRESONLINE

Vuelve septiembre... y regresa el Toro de la Vega, el polémico festejo que se celebra todos los años en la localidad vallisoletana de Tordesillas y que volverá a tener lugar este martes a las 11.00.

El 'torneo' cambió para siempre el año pasado, la primera vez en casi 500 años de historia que terminó sin el animal muriendo en público tras ser alanceado en la vega. Todo ello después de que un decreto de la Junta de Castilla y León prohibiese la muerte en público de animales de festejos populares y tradicionales.

Hasta ese momento, el festejo, de origen medieval, consistía en soltar al morlaco por las calles del pueblo para que, posteriormente, los aficionados lo condujeran a campo abierto. Allí era perseguido por lanceros a pie o a caballo y, si lograba rebasar los límites del torneo o los lanceros no podían abatirlo, era indultado. Pero, con los centenares de personas que participan en el festejo, el animal tenía muy pocas probabilidades de salir con vida.

Tras la prohibición por parte de la Junta, el año pasado el festejo cambió hasta en el nombre. El Toro de la Vega pasó a llamarse Toro de la Peña y ya nadie pudo alancearlo. El animal hizo el mismo recorrido de siempre, desde las inmediaciones de la Plaza Mayor hasta el puente y a continuación al campo, donde fue recortado por mozos y protagonizó escenas de riesgo entre los centenares de corredores reunidos en esta zona.

Luego, el animal fue trasladado a un matadero de Salamanca donde fue sacrificado junto a los demás astados que había participado en las ferias de la localidad.

¿Qué pasará este año? El torneo se celebrará de esa misma forma, sin muerte del toro, pero ha recuperado su nombre tradicional de 'Toro de la Vega'. El protagonista esta vez será Príncipe, un astado de cinco años y medio y 630 kilos de peso, perteneciente a la ganadería de Hermanos Sánchez Herrero, cuya vacada pasta el término municipal de El Bodón (Salamanca), informaron a EFE fuentes de la organización.

Lo que todavía está por es el clima en el que se desarrollará el festejo, dado que en las últimas ediciones se han producido fuertes encontronazos entre animalistas y defensores del Toro de la Vega, que reclaman un torneo como los de antes, con muerte del morlaco en público incluida. Incidentes que se repitieron el año pasado pese a la prohibición de dar muerte al toro.