POLÍTICA

Ocho de los catorce detenidos en Cataluña quedan en libertad con cargos

El secretario general de Vicepresidencia y Economía de la Generalitat permanece a la espera de pasar a disposición judicial este viernes.

21/09/2017 20:29 CEST | Actualizado 21/09/2017 20:34 CEST
EFE
La directora de Servicios de la Vicepresidencia de la Generalitat, Natalia Garriga es recibida por varios compañeros tras quedar en libertad con cargos por su presunta vinculación con los preparativos del referéndum del 1-O.

De los 14 detenidos el miércoles en Cataluña, al menos ocho han quedado entre este miércoles y este jueves en libertad: los dos cargos de Trabajo David Palanques y David Franco; el de la Conselleria de Gobernación Ignasi Sánchez; el responsable del Área de Tecnologías Xavier Puig, y el empresario que guardaba las papeletas, Pau Furriol.

También han quedado en libertad la técnica adscrita a la Dirección General de Servicios de Vicepresidencia Mercedes Martínez, la directora de Servicios de la Secretaría General de Vicepresidencia, Natalia Garriga, y el director general de Patrimonio Fracesc Sutrias.

A la 20 horas de este jueves, quedaban en dependencias de la Guardia Civil cuatro detenidos de los que no ha trascendido si quedarán en libertad ya desde el cuartel o pasarán a disposición del juez: la directora general de servicios de T-Systems, Rosa María Rodríguez; el director de sistemas de Fundació.cat, Josep Masoliver; el director de Estrategia e Innovación del CTTI, Josuè Sallent, y el secretario de Hacienda, Lluís Salvadó.

También pasará la noche en el cuartel de Travessera, para pasar el viernes a disposición del juez, el técnico del Centre de Seguretat de la Informació de Catalunya (Cesicat) Joan Manuel Gómez --que tiene su despacho en la sede del Consorci Administració Oberta de Catalunya (AOC)--.

Según fuentes de su defensa, al técnico la Guardia Civil le atribuye los supuestos delitos de sedición y desobediencia.

JOSEP MARÍA JOVÉ, ANTE EL JUEZ

El secretario general de Vicepresidencia y Economía de la Generalitat, Josep Maria Jové, se ha negado este jueves a declarar ante la Guardia Civil y pasará este viernes a disposición del Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona, que se encarga de la investigación de los preparativos del referéndum.

Según ha indicado su defensa, Jové se ha negado también a firmar el acta de declaración al considerar que había irregularidades y por inconcreción en los hechos delictivos que se le imputan.

La Guardia Civil atribuye al que es 'número dos' del vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, los delitos de desobediencia, prevaricación, malversación de caudales públicos y sedición, han indicado las citadas fuentes.

Jové presentó ante el juzgado de incidencias una demanda de 'habeas corpus' -al igual que otros nueve arrestados- por supuestas irregularidades en su detención ante el juzgado de incidencias de Barcelona, pero fue rechazada al considerar que se hizo con todas la garantías.

Por otra parte, este mismo jueves el Pleno del Tribunal Constitucional (TC) ha impuesto multas diarias a Jové de 12.000 euros diarios si insiste en su desobediencia a este órgano, la misma que se ha impuesto para cada uno de los cinco miembros de la sindicatura que ejerce a modo de Junta Electoral Central de cara al 1 de octubre (igualmente, si persistieran).