POLÍTICA

Así han sido las reacciones al discurso de Puigdemont

Del "quien siembra vientos recoge tempestades" de Albiol al "marco mental" equivocado de Arrimadas, pasando por el aplauso al llamamiento a la unidad y el debate de Podemos.

04/10/2017 21:50 CEST | Actualizado 05/10/2017 10:01 CEST

La declaración del president Carles Puigdemont de esta noche, con su llamada a la mediación, la censura al discurso previo del rey Felipe y el aplauso al pueblo catalán por estar más cerca de su "deseo histórico", ha tenido reacciones inmediatas entre los partidos políticos españoles, expectantes ante sus palabras.

Duro ha sido Xavier García Albiol, cabeza visible de los populares en Cataluña, que vía Twitter ha denunciado que el jefe del Govern "pisotea" los derechos de los catalanes y "agita" la calle y luego dice "así no". Le deja un recado con unas imágenes de una cacerolada: "Quien siembra vientos recoge tempestades", escribe.

Cree que las palabras del president han sido una "salida", "tratando de ponerse al mismo nivel que el jefe del Estado". Es una "osadía", entiende, pedir la mediación y tratar "de tú a tú al rey". Califica de "preocupante" que haya "perdido de vista la realidad" y será la sociedad catalana "la que pague las consecuencias", según ha dicho en el programa Hora 25 de la Cadena SER

Inés Arrimadas, líder de la oposición en Cataluña con Ciudadanos, ha hablado en la misma emisora y ha dicho no se ha visto "sorprendida" por el discurso institucional de Puigdemont. Lamenta que haya tratado "a la mayoría de catalanes como independentistas" y que se entienda como "legítimo" el resultado de una convocatoria "ilegal". "La mediación, tal y como él la ve, que es reconocer prácticamente que Cataluña ya es independiente, es meternos en su marco mental, es un error; quien da apoyo a eso es quien de una forma u otra apoya al gobierno separatista", denuncia. Cree Arrimadas que, además, el jefe del Gobierno catalán que dirigía sólo a los catalanes "a los que se dirige normalmente", a los "independentistas", por lo que su mensaje de unidad no funciona.

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha acusado directamente de "cinismo" a Puigdemont, y de "escudarse" en la población catalana en su mensaje. En una comparecencia en la sede socialista de la calle Ferraz de Madrid, ha reprochado al convergente que no actúe como el presidente de todos los catalanes y hable de un "pueblo uniforme", negando la diversidad de la sociedad catalana.

Eva Granados, del PSC, ha dicho igualmente en la SER que "no parece muy creíble, es muy difícil al menos, ese llamamiento cuando tenemos la amenaza de la DUI (declaración unilateral de independencia) para este lunes, que no es sólo una amenaza sino que ya está en el orden del día. (...) Puigdemont pide la mediación cuando va dando un paso y otro más hacia el abismo. Si escuchamos las palabras sueltas, como diálogo o paz, son muy positivas, pero si se contrastan con los hechos nos dejan muy preocupados. Esas llamadas a la tranquilidad no me dejan nada tranquila", ha denunciado, además de los diferentes "discursos", dice, que emplea el político del PDeCat en el Palau de la Generalitat y en medios extranjeros, en los que va mucho más allá.

"POSITIVO"

Xavier Domenech, de En Comú Podem, dijo también en declaraciones a Ángels Barceló que ve "positivamente" el discurso, que ha dejado claro a su parecer que "se están multiplicando las ideas de mediación, que haya algo desescalar el conflicto y hablar con tranquilidad". "Eso estaba presente en su discurso y también la alusión al error profundo que cometió el jefe del estado, en cuyo discurso no apareció palabra dialogo", ha señalado. "Vamos a ver qué pasa en los próximos días, pero yo he notado mucho más peso en del término mediación que de otros términos en las palabras de Puigdemont, creo que ha recogido ideas por las que nosotros hemos luchado, como transversalidad y unidad, y sería un profundo error ir contra ello. Me quedo con la apelación a que se pueden dar escenarios, si no de negociación directa, sino de mediadores", concluyó.

Por su parte, su compañero y jefe, Pablo Iglesias, número uno de Podemos, ha colgado un mensaje en Twitter en el que pide mediación y diálogo, palabras muy repetidas por Puigdemont en su intervención.

Desde Izquierda Unida, su líder, Alberto Garzón, ha empleado Twitter para destacar la llamada al diálogo del president, en contraposición con el discurso de anoche del rey.

Los rostros del 1-O