POLÍTICA

La cruda reflexión sobre la seriedad de los humoristas y el conflicto catalán que da muchísimo que pensar

Ferrán Monegal ha escrito —en El Periódico—: "Mal asunto cuando hasta los humoristas están abochornados".

06/10/2017 11:01 CEST | Actualizado 06/10/2017 11:13 CEST
CERO

El crítico de televisión Ferrán Monegal ha escrito —en El Periódico— una reflexión sobre un fenómeno que se está dando en la televisión en estos días en los que el conflicto catalán ha tomado una deriva imprevisible: los humoristas se están poniendo serios.

Bajo el título 'Vergüenza sin fronteras', Monegal ha resaltado episodios televisivos concretos que, en estos días, dan buena muestra de que los humoristas tienen ganas estos días de todo menos de reír.

"En 'El intermedio' del martes, por ejemplo, se notaba que a Wyoming, a Dani Mateo, a toda la 'troupe' de expertos en dispensar chispas socarronas de ese programa, les costaba transmitir hilaridad. Se palpaba la incomodidad del humorismo ante la gravedad de lo que está sucediendo", escribe Monegal.

Así mismo, el crítico televisivo pone el acento en otro capítulo similar: el protagonizado por Berto Romero en 'Late motiv' (de #O de Movistar+). Escribe Monegal: "Berto Romero se puso delante de las cámaras y le salió un monólogo con el que no se rió nadie".

Tras dar fe de esta realidad, Monegal saca a colación un extracto del monólogo de Romero. Dijo el humorista: "Estoy preocupado. No sé de qué clase de hormigón armado tengo que revestirme la cara para que no se me caiga al suelo de la vergüenza. La vergüenza cuando se enteren (sus hijos) de que les estoy engañando, porque lo que les he enseñado, fuera de casa, no vale".

Tal y como destaca el crítico de El Periódico, "nadie se rió entre el público. Ni una carcajada. Ni una sonrisa. Pero le tributaron un largo y fervoroso aplauso".

"Mal asunto cuando hasta los humoristas están abochornados", concluye el crítico.

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard