TENDENCIAS

Siete motivos por los que deberías practicar más sexo

Es por tu propio bien. Se lo puedes decir a tu pareja.

08/10/2017 09:48 CEST | Actualizado 08/10/2017 09:49 CEST

Independientemente de si estás soltero o en una relación, la idea de meterte entre las sábanas con alguien que te gusta suena muy bien, ¿no? Pues, según una nueva encuesta de Simplyhealth, el 40% de las personas en el Reino Unido desearían pasar un año entero sin sexo. Llama la atención que un 10% de esas mismas personas no podrían pasar ni un día sin tomar alimentos azucarados.

Parece ser que, cuando algo es beneficioso para la salud, muchas personas no saben poner en orden sus prioridades. Y está claro que el sexo tiene un impacto positivo nada desdeñable en la salud.

Tom Merton via Getty Images

La edición británica del HuffPost se ha puesto en contacto con la experta en sexo y relaciones Tracey Cox para hablar sobre los motivos por los que todo el mundo debería pasar más tiempo en la cama por el bien de su salud.

Ya no hay excusas que valgan.

1. Practicar sexo con frecuencia te hace parecer más joven.

Todo el mundo ha sentido esa aureola de suficiencia poscoital que dura 48 horas. Lo han confirmado incluso los científicos; y, además, los efectos podrían ser aún más duraderos.

El sexo incrementa los niveles de dehidroepiandrosterona (DHEA), la hormona antienvejecimiento. De hecho, después de un orgasmo, los niveles de DHEA en sangre se quintuplican.

"Un estudio descubrió que las parejas mayores de sesenta años que seguían practicando sexo regularmente aparentaban ser entre cinco y siete años más jóvenes que las que ya habían abandonado el sexo", comenta Tracey Cox.

2. El sexo alarga la esperanza de vida.

No solo te hace parecer más joven: también puede hacer que vivas más años. Los estudios han demostrado que dos coitos por semana pueden alargar tu esperanza de vida entre tres y ocho años, explica Cox.

3. El sexo te mantiene en forma.

"El sexo te mantiene en forma. Con 20 minutos de sexo semanales quemas al final del año alrededor de 7500 kilocalorías, que equivale a correr 120 kilómetros. En cada sesión de sexo se consumen unas 200 kilocalorías. Es como pasar quince minutos en la cinta de correr", señala la experta.

Pero sin sufrir.

4. El sexo te mantiene el corazón más sano.

No hace falta recordar lo importante que es el ejercicio cardiovascular para el corazón. Y el sexo es cardio. Según el Servicio Nacional de Salud británico (NHS), "la excitación sexual aumenta el ritmo cardíaco y este alcanza su punto máximo durante el orgasmo".

Tracey Cox expone: "Los estudios han demostrado que practicar sexo con regularidad sirve para prevenir infartos. Diversas investigaciones llevadas a cabo en Belfast (Irlanda del Norte) demostraron que practicar sexo tres veces por semana puede reducir a la mitad el riesgo de sufrir un infarto o un derrame cerebral". A lo que añade: "Otro estudio independiente halló que las mujeres que tienen un mínimo de dos orgasmos semanales tienen un 30% menos de probabilidades de sufrir enfermedades cardíacas que aquellas que no tienen sexo con la suficiente frecuencia".

5. Previene contra resfriados y congestiones nasales.

Si existe la posibilidad de evitar los mocos practicando sexo, ¿por qué tener que recurrir a los pañuelos?

De acuerdo con Cox, practicar sexo una o dos veces por semana incrementa la producción de inmunoglobulinas, unos anticuerpos que blindan el organismo contra los resfriados y la fiebre. De hecho, las parejas que se acuestan con regularidad tienen unos niveles de inmunoglobulinas un 30% más altos que las parejas que se abstienen.

"El sexo es también un antihistamínico natural que ayuda a combatir la fiebre y el asma", añade.

6. Aumenta la fertilidad masculina.

Varios estudios han demostrado que "la calidad del esperma mejora cuando los hombres practican sexo con frecuencia. Las pruebas muestran que la calidad empieza a reducirse entre los que no han practicado sexo en los últimos diez días".

7. Puede aliviar los síntomas del síndrome premenstrual.

Para algunas mujeres, la idea de tener sexo cuando sufren dolores menstruales es totalmente inconcebible. No obstante, Cox asegura que "muchas mujeres" sienten menos dolor premenstrual si antes del inicio de su ciclo tienen orgasmos, gracias a los efectos secundarios positivos de éstos.

"La contracción muscular que se produce con la excitación sexual libera la tensión acumulada en los músculos del útero, que son los causantes del dolor menstrual", explica. "Además, las mujeres que practican sexo con regularidad también tienen unos periodos menstruales más regulares. El sexo contribuye a mantener el equilibrio hormonal, incluidas las hormonas que regulan la menstruación".

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.