NOTICIAS

El detalle en esta icónica foto en el que muchos nunca se habían fijado

Y, ahora, 49 años después, arrasa en Twitter con más de 52.000 retuits en cuatro días.

19/10/2017 13:45 CEST | Actualizado 19/10/2017 13:45 CEST
GETTY

Es una foto que habrás visto miles de veces porque es todo un símbolo. Se tomó el 16 de octubre de 1968, hace justo 49 años. En ella aparecen tres atletas: los estadounidenses negros Tommie Smith, que había ganado la carrera de los 200 metros en los Juegos de México, y John Carlos, que fue tercero. Y junto a ellos, un blanco: el australiano Peter Norman, que quedó segundo.

Los tres están en el podio. Los estadounidenses levantan sus puños, enfundados en guantes negros. Es el black power, la señal de protesta de los atletas afroamericanos contra la segregación racial. Mientras, Peter Norman parece permanecer ajeno a lo que está pasando a sus espaldas. Pero no.

Ahora, el escritor negro Khaya Dlanga ha compartido en Twitter la verdadera historia del atleta australiano. Lo ha hecho en un hilo de tuits que en cuatro días acumula más de 50.000 retuits." Muchos de nosotros conocemos esta famosa foto de Tommie Smith y John Carlos. Pero pocos conocen la valentía y la tragedia del hombre blanco, Peter Norman", comienza diciendo.

En realidad, Norman no era ajeno a la protesta. Ni mucho menos. No levantó el puño, pero lució una insignia olímpica para la justicia e igualdad: la pegatina del OPHR, Proyecto Olímpico para los Derechos Humanos.

Fue su gesto de solidaridad. Y le costó no pocos disgustos. De hecho, no pudo participar en los siguientes Juegos Olímpicos, en Múnich en 1972, y dejó el atletismo.

"Yo no quería que un hombre blanco la llevara. El Proyecto era para todas las personas del mundo, negras o blancas, y yo no quería que nadie tuviera problemas por eso. La idea de que Norman la llevara fue de John Carlos y él también quiso llevarla sobre el escudo del comité australiano", dijo Tommie Smith en una entrevista a El País.

"Sabía que eso podía ser un problema para él porque se interpretaba que estaba de parte de los negros de Estados Unidos. Y eso fue lo que sucedió. Como a nosotros, le echaron de la Villa Olímpica, abusaron de él en su país, le apartaron socialmente", añadió.

El 'castigo' a Peter Norman llegó incluso a los Juegos Olímpicos de 2000, que se celebraron en Sídney. Como se negó a formar parte del comité organizador, no le permitieron participar en la ceremonia. Murió en 2006 y Tommie Smith y John Carlos portaron el ataúd.

Seis años después, en 2012, por fin Australia pidió perdón por el trato que le habían dado. "El país no hizo lo correcto con él. No se le ha dado el reconocimiento a alguien que ha hecho tanto por la igualdad racial", admitió el parlamentario laborista Andrew Leigh, que llevó la causa a la cámara australiana con el apoyo de la familia de Norman.

"El saber que Norman, un blanco australiano, estaba allí haciendo lo correcto debería hacernos sentir orgullosos. Nunca se le han reconocido sus éxitos y se enfrentó a una gran cantidad de críticas de la élite conservadora", añadió.

La injusta historia del olvidado de la foto.