TENDENCIAS

La Cárcel de Segovia, convertida en un muro para la reivindicación social

La quinta edición del proyecto 'Galerías' recoge la intervención de veinticinco celdas de la antigua prisión de mujeres hasta el próximo 29 de octubre.

25/10/2017 08:43 CEST | Actualizado 25/10/2017 09:43 CEST

Build that wall! Build that wall! "Levanta ese muro". Esa es la frase que se escucha nada más entrar a la antigua cárcel de mujeres de Segovia, hoy convertida en Centro de Creación. Las voces que suenan son las de los seguidores del presidente de Estados Unidos Donald Trump, animando a la construcción del muro que había prometido levantar en la frontera con México. El sonido proviene de un cubo de ladrillos cerrado, en medio de una celda y forma parte de Torre de Marfil, una obra del artista Pedro Guirao Valverde.

La instalación es una de las veinticinco que componen Galerías V, el proyecto de La Cárcel de Segovia que interviene las celdas de la antigua prisión con obras de artistas contemporáneos. En esta quinta edición tiene especial peso la reivindicación y la denuncia a través de la creación artística que abarca cuestiones como la del trabajo de Guirao Valverde, la crisis de los refugiados o el feminismo.

CARLOS PINA
'42o31'28.8''N70o53'32.9'' W para las que no sobrevivieron', Rebeca López.

De mujeres valientes y contra lo políticamente correcto habla 42o31'28.8''N70o53'32.9'' W para las que no sobrevivieron, una videoinstalación de Rebeca López que parte de la historia de las brujas de Salem, tal y como indican las coordenadas del título, que hacen referencia al cementerio del lugar. En la antigüedad se consideraba bruja a toda mujer que pensaba o actuaba diferente a lo socialmente establecido, y establece un paralelismo con las mujeres encarceladas en los muros de la antigua prisión de Segovia.

En un esfuerzo por visibilizar el trabajo de las mujeres, también se ubica Los hilos de la memoria, una obra del colectivo Daños Coraltelares que reivindica la figura de las tejedoras, costureras o bordadoras y que invita al visitante a participar y trazar su propio tejido. La interacción es uno de los puntos fuertes de Galerías V, de ahí que todos los que se acerquen puedan rehacer los pasos de un preso en el interior de su celda gracias al trabajo de José Luis Macías y Lía Peinador en Viaje alrededor de mi celda, o golpear un saco de boxeo muy especial.

En Hammurabi's Punching Code el artista Ignacio Beltrán plasma el Código de Hammurabi, el primer código legal conocido, en un saco de boxeo de cuero que preside el pasillo central de la prisión, donde todavía se conservan los hilos de colores de una de las intervenciones de la edición pasada

CARLOS PINA
'Los hilos de la memoria', Daños Coraltelares

La muestra también permite al ciudadano meterse en la piel de las personas que se juegan la vida en el mar en busca de un futuro mejor, subiéndose a una especie de balsa en VIAJE EN LA[S] BALSA[S] DE MEDUSA: Odisea collage de cinco Galerías y un naufragio, del artista colombiano Maurizio Salazar.

Realidad o mentira es el tema que se debate en la obra de Andrés Sánchez La delgada línea de la verdad, donde se contraponen pensamientos arraigados en parte de la sociedad como que "los inmigrantes vienen a quitarnos el trabajo" con la situación real. Una contraposición que el artista ha calificado como la relación entre el miedo y la empatía, en lugar de ceñirse únicamente a la mentira y la verdad. En la celda también encontramos una maquina de escribir que permite a los visitantes dejar sus mensajes.

CARLOS PINA
'La delgada línea de la memoria', Andrés Sánchez.

El estudio sobre la condición humana es uno de los pilares del proyecto y en algunas de las celdas se ven los problemas del día a día y las diferencias culturales o sociales de las personas en algunas de las celdas. Van desde las posturas imposibles en el metro fruto del cansancio de los hombres de negocios en Japón que aborda Esther García en Bondage Japanese Businessmen hasta las conversaciones entre los muros de una celda a través de un vaso de yogur de Marco Ranieri en de tú a tú.

El paso del tiempo es importante para muchos de los artistas seleccionados, y pocos lo ilustran tan bien como Susana de Reoyo en La vida es tiempo, que recopila las fotografías de niños que se acabarían convirtiendo en futuros asesinos en serie frente a un cita de María Zambrano que invita a pensar. El paso del tiempo en prisión es lo que aborda Iván Martín en Horizonte Falso, haciendo referencia a cómo se difuminan los recuerdos, el pensamiento o las imágenes entre los muros de una cárcel.

Muy cerca de la escalera central se ubica Sinergias de Cynthia Estébanez, donde se mezclan fotografías en blanco y negro con palabras, todo para darle la oportunidad al visitante de contar su propia historia, generando un incesante movimiento de ideas y pensamientos. Y todo sin salir de una pequeña celda.

CARLOS PINA
'Bondage Japanese Businessmen', Esther García

CARLOS PINA
'La vida es tiempo', Susana de Reoyo

CARLOS PINA
'Horizonte falso', Iván Martín.

CARLOS PINA
'Lavado de Conciencia', David Latorre

CARLOS PINA
'La selva', María Blanco

CARLOS PINA
'Códigos morales', David Lamarca

CARLOS PINA
'Sinergias', Cynthia Estébanez