NOTICIAS

Así está contando la prensa belga la polémica visita de Puigdemont

Destaca tres ideas: que el Gobierno niega que haya invitado al expresident, que este caso anuncia una crisis en los socios de Gobierno de Michel y que una petición de asilo no tiene visos de prosperar.

30/10/2017 19:23 CET | Actualizado 30/10/2017 19:23 CET
HLN

Carles Puigdemont es el protagonista indiscutible de la prensa belga de hoy. Una crisis internacional como la catalana se ha acabado convirtiendo en un asunto doméstico de primer orden, que amenaza con desatar una tempestad en el complejo Gobierno de coalición del primer ministro Charles Michel e, incluso, con costarle un roce diplomático con otro estado miembro de la UE, España.

Ayer, los medios locales se hacían eco de la propuesta del secretario de Estado belga de Migración y Asilo, Theo Francken, del partido independentista flamenco N-VA, quien señaló la opción de que Puigdemont solicitarse "asilo político" en su país. Quedó en una declaración, sin más calado, de un político controvertido, conocido por sus declaraciones llamativas e incómodas, como se puede leer en este hilo de la periodista Beatriz Ríos.

Sin embargo, la confirmación de que Puigdemont se encontraba en Bruselas junto a cinco de sus cesados consejeros, con la idea de pedir asilo en Bélgica, ha desatado la locura en los medios y en sus redes sociales, hasta en los más pequeños y locales. En esta tarde-noche, una idea domina las principales cabeceras y telediarios: que los nacionalistas flamencos, que se supone que son el apoyo del catalán y su delegación en el país, se desvinculan por completo del viaje.

El N-VA, que forma parte de la coalición del Gobierno belga, afirma que el viaje de Puigdemont no responde a una invitación del partido, según ha confirmado el portavoz, Joachim Pohlmann. "Nosotros no le invitamos. No tengo ni idea de con quién se va a reunir", ha dicho en declaraciones a la agencia AFP, que abren cada web y cada noticiario. A su vez, los medios destacan lo filtrado por fuentes del gabinete Jan Jambon, ministro del Interior y miembro de la misma formación, que aseguran que "no está al tanto" de la visita y que no ha hablado con Puigdemont en los últimos días.

LE SOIR
"El N-VA desmiente toda implicación en la visita de Puigdemont a Bruselas", escribe 'Le Soir'.

Diarios como Le Soir están destacando los mensajes de partidos de la oposición que reclaman a Michel, el primer ministro, respuestas claras sobre su postura ante el caso Puigdemont, su hipotética petición de asilo y el respaldo a la posición del Gobierno centra, aliado en Europa.

"Está en juego la credibilidad internacional de Bélgica", destaca el diario, que acompaña la información principal con un análisis en el que resalta la "imposibilidad" de que Puigdemont pida asilo, ya que España es un país "democrático y garantista de los Derechos Humanos", como todos los de la UE lo son por fuerza, por lo que su petición no casaría con la de un refugiado al uso. Añade entrevistas con historiadores que reconocen que las palabras de ayer de Francken han "tocado los corazones nacionalistas", por lo que puede haber un apoyo en las bases de estos partidos e incluso una simpatía popular hacia la causa del nacionalismo catalán, pero nada que pueda cuajar en un asilo. "¡Pero qué estupidez!", resume una de sus columnistas, por contra, avalando el "diálogo" entre Madrid y Barcelona y recordando que, a horas antes de la visita de Puigdemont, "miles de personas se manifestaban en otro sentido en Barcelona".

El De Standaard reconoce que es "muy difícil" que prospere una petición de asilo, por los mismos motivos que explica el diario anterior, y entiende que la idea de que Puigdemont pueda estar montando un gobierno en el exilio es "arriesgada" y con pocos visos de prosperar. "Además, es obligado esperar acontecimientos en el plano judicial", resalta. Hasta en una de sus viñetas incluye el asunto catalán. "Dos que deben hablar y uno que debe guardar silencio", atacan al nacionalista flamenco que abrió la polémica.

En el Het Laatste Nieuws igualmente destacan piezas de analista sobre la casi imposibilidad de que se le conceda un asilo a Puigdemont en Bélgica, aunque añade información nueva: que hay contactos para analizar la situación entre los gabinetes de Michel, Jambon y Francken.

HLN

Y este medio también se hace eco de la parte más simpática, el revuelo creado en redes sociales y los memes causados por la noticia. Lo mejor: el dónde está Wally a la catalana-bruselense.

HLN

Cosas que Puigdemont podría hacer en Bélgica