TENDENCIAS

J.K. Rowling acude al rescate de una estudiante para que termine de escribir su libro

Que tu ídolo te anime a "acabar ese libro" es todo un chute de motivación.

15/11/2017 14:03 CET | Actualizado 15/11/2017 14:04 CET
REUTERS
¿Estás falto de inspiración? Ahí llega J.K. Rowling al rescate.

La historia de Fannie podría poner celoso a más de un escritor y a más de un fan de J.K. Rowling. Y también es la demostración clara de la tremenda amabilidad de la novelista y madre de Harry Potter.

A sus 23 años, Fannie —gran admiradora de J.K. Rowling y de J.R.R. Tolkien— estudia en Arrás (Francia) para ser profesora de Francés y además escribe. Ahora mismo, está en plena escritura de una obra fantástica inspirada en los universos de sus ídolos. Y, al igual que le sucedió a Rowling con su historia de magos, a Fannie la idea de su novela le vino en un tren.

Pero este domingo 12 de noviembre, la estudiante perdió toda su motivación. "Tenía los libros de Harry Potter bajo los ojos y me decía a mí misma que nunca lograría escribir tan bien como J.K. Rowling, que nunca tendré tanto talento como ella para crear un mundo, una historia o unos personajes", confiesa a la edición francesa del HuffPost. "Resignada y desmotivada, escribí este tuit".

"Quiero escribir como J.K. Rowling o Stephen King, pero me cuesta mucho. Estoy desmotivada. Nunca terminaré mi libro", se lamentó la joven en Twitter.

"No pensaba que me respondería, ni siquiera que recibiría tantos mensajes de apoyo por parte de un buen número de personas", reconoce sorprendida. Porque, efectivamente, su escritora favorita le respondió y la animó a seguir adelante.

"No escribas como yo. Escribe como tú. Nadie más puede hacerlo. Acaba ese libro, besos", tuiteó la autora británica.

Fannie, que se siente como "en una nube" tras recibir este tuit, ha puesto el mensaje de Rowling como la foto de cabecera de su cuenta de Twitter y asegura sentirse mucho más "motivada".

Twitter

"Ha demostrado su inmensa amabilidad y espero que su consejo sirva a otros autores", comenta la aprendiz de escritora. J.K. Rowling también ha desvelado recientemente que le habría gustado tener más apoyo cuando escribió el primer libro de la saga de Harry Potter a principios de los años 90.

Por su parte, Fannie se siente emocionada por los numerosos mensajes de aliento enviados por desconocidos: "Me animan, me dan consejos para ayudarme a salir de mi bloqueo. Muchos parecen estar esperando a que termine mi historia para poder leerla, lo cual me hace gracia".

Le hace gracia porque Fannie todavía no tiene la intención de publicar sus escritos. "¡Quizás algún día!", piensa. Pero, de momento, la estudiante va a terminar su novela para que la lean sus allegados, "que la esperan desde hace años". "Si gusta, quiero proponerla en una plataforma de auto-publicación", anuncia.

Seguro que J.K. Rowling aparece en los agradecimientos.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Francia y ha sido traducido del francés por Marina Velasco Serrano

'Harry Potter': así eran y así son