POLÍTICA

Felipe VI apoya ante Abbas las "legítimas aspiraciones" a un Estado palestino

El presidente agradece el apoyo a su "causa justa" pero pide que se reconozca su país cuanto antes, como el Congreso emplazó a hacer al Gobierno.

20/11/2017 20:39 CET | Actualizado 20/11/2017 20:43 CET
EFE
El presidente palestino, Mahmud Abbas, saluda al presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, en presencia de los reyes Felipe y Letizia, antes del almuerzo ofrecido en su honor en el Palacio Real de Madrid.

El rey ha subrayado hoy ante Mahmud Abbas que "no hay alternativa" a la solución de "dos Estados democráticos" para lograr "una paz sostenible y duradera" en Oriente Próximo y atender así, "de igual forma", las "legítimas aspiraciones de ambas partes: la soberanía palestina y la seguridad israelí".

En el brindis del almuerzo ofrecido en el Palacio Real por Felipe VI y la reina Letizia en honor de Abbas, el líder palestino, que inicia hoy una visita a España, se ha mostrado por su parte "orgulloso" de la decisión del Parlamento español en la que "instó a su Gobierno a reconocer el Estado de Palestina" y espera que España haga efectivo ese reconocimiento "en un tiempo próximo".

Ante casi un centenar de invitados españoles y palestinos, entre los que se encontraban autoridades y representantes del mundo empresarial, académico, religioso, cultural y de la comunicación, don Felipe ha argumentado que "la sociedad española tiene un hondo sentido de la justicia que la ha llevado a mostrar una sensibilidad especial por las legítimas aspiraciones del pueblo palestino".

"Ello ha motivado una posición firme y constante de España en favor de una solución de dos Estados democráticos, Israel y Palestina, que vivan uno al lado del otro en paz y dentro de fronteras seguras y reconocidas", ha añadido.

El almuerzo se ha celebrado en el Salón de Columnas, el emblemático espacio del palacio que acogió la Conferencia de Paz de 1991, a la que Felipe VI se ha referido para recalcar que "no hay alternativa al plan de paz de Madrid, el de dos Estados", porque la soberanía palestina y la seguridad israelí son "las dos caras de la misma moneda" y "no habrá una sin otra".

"Y solo se podrá lograr si se dan los pasos necesarios para construir, bajo ese planteamiento y aspiraciones, un clima de confianza y de respeto mutuos", ha advertido, tras reivindicar "el espíritu de la Conferencia de Paz de Madrid" desde la misma sala en que "nació hace 26 años la ilusión de una paz histórica entre palestinos e israelíes".

"Es imperativa una confianza recíproca" en una negociación "que debe tejerse con buena fe y altura de miras", ha insistido el Rey, antes de confiar en que la reconciliación entre Al Fatah, que gobierna Cisjordania, y Hamás, que lo hace en Gaza, permita abordar "desde la unidad" del pueblo palestino "una nueva iniciativa de paz" cuyos resultados España aguarda "con esperanza".

Además de elogiar a las instituciones de la Autoridad Nacional Palestina como "capaces y preparadas para dirigir el destino" de su pueblo, don Felipe ha recordado que el único foro regional en el que participan israelíes y palestinos es la Unión para el Mediterráneo nacida del denominado "Proceso de Barcelona", cuyos objetivos de seguridad y prosperidad son "una prioridad de España".

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

Sergio Pérez / REUTERS
Mahmoud Abbas escucha a Mariano Rajoy durante su reunión en La Moncla.

UN PRONTO RECONOCIMIENTO

En sus palabras de agradecimiento, Abbas ha valorado el apoyo del Rey, el Gobierno y el pueblo español a la "justa causa" palestina y ha precisado que espera que España reconozca pronto a Palestina como Estado independiente, para que pueda vivir "lado a lado" con Israel "en seguridad, estabilidad y buena vecindad".

Después de respaldar "los esfuerzos" del Gobierno estadounidense de Donald Trump "para lograr un acuerdo de paz histórico", ha confiado en que la UE mantenga "sus posturas comprometidas con el Derecho Internacional" y ha abogado por avanzar en la reconciliación con Hamás para unir la tierra y el pueblo palestinos con "una sola autoridad, una sola legislación y una sola fuerza de seguridad".

Abbas ha invitado a los Reyes a celebrar junto a él la Navidad en Belén, ha apostado por aumentar la cooperación en los ámbitos económico, político, cultural y turístico y, al igual que hizo hace dos semanas el presidente israelí, Reuvén Rivlin, ha aludido implícitamente a la crisis catalana para garantizar su "firme postura de apoyo a la unidad del pueblo y el territorio de España".

En esta jornada de su primera visita a España desde diciembre de 2012, Abbas se ha reunido con el Rey en la Zarzuela y se ha entrevistado en el Palacio de la Moncloa con Rajoy, con quien ha tratado asuntos internacionales y regionales como el acuerdo de reconciliación intrapalestino.

Entre los asuntos regionales que han tratado, han compartido su preocupación por la estabilidad del Líbano, donde España participa en UNIFIL desde 2006.

Según Moncloa, Palestina ha agradecido la cooperación española, así como el reciente acuerdo del Consejo de Ministros sobre flexibilización de las condiciones financieras de la deuda. En 2016 el comercio bilateral ascendió a 29 millones de euros, con un saldo positivo para España de 27 millones de euros.

Desde el punto de vista de la inversión, Palestina es un importante receptor de asistencia financiera internacional, tanto multilateral como bilateral, lo que puede abrir oportunidades para las empresas extranjeras en diversos sectores, como las infraestructuras, agricultura, energía y sectores sociales.

Hasta ahora, las principales operaciones comerciales españolas en Palestina se han producido en los sectores de automoción, agroalimentario y productos farmacéuticos.

LAS POSIBLES CONSECUENCIAS DEL FRACASO

Por su parte, el enviado de la ONU para Oriente Medio, Nickolay Mladenov, alertó este lunes de "un devastador conflicto" si falla la reconciliación entre las facciones palestinas, que mañana afrontarán una reunión clave en El Cairo para avanzar en ese proceso.

No debe permitirse que el proceso falle. Si ocurre, lo más probable es que tenga como resultado otro devastador conflicto. Bien desencadenado por el colapso de la ley y el orden en Gaza, bien por la imprudente acción de extremistas o por elección estratégicaNickolay Mladenov, enviado de la ONU para Oriente Medio

"No debe permitirse que el proceso falle. Si ocurre, lo más probable es que tenga como resultado otro devastador conflicto. Bien desencadenado por el colapso de la ley y el orden en Gaza, bien por la imprudente acción de extremistas o por elección estratégica", avisó al Consejo de Seguridad, según un comunicado.

También animó a todas las partes "a utilizar la reunión de mañana en Egipto para reforzar su compromiso con un proceso gradual de implementación del acuerdo", firmado el 12 de octubre entre el movimiento islamista Hamás y el partido nacionalista Al Fatah del presidente palestino, Mahmud Abbas.

Mladenov apoyó la vuelta de la Autoridad Nacional Palestina al control de la mayoría de los ministerios de Gaza y los cruces fronterizos con Israel y Egipto, que Hamás ha administrado durante una década, pero insistió en que la transferencia de la gestión civil y de seguridad debe ser completa. De este modo, pidió "la responsabilidad de todos, especialmente de los líderes palestinos, Israel y la comunidad internacional".

"En este contexto, me preocupan las implicaciones de los últimos acontecimientos relacionados con la oficina de representación de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en Estados Unidos", dijo sobre el incidente del sábado cuando la OLP amenazó con cortar relaciones con Washington.

Su secretario general, Saeb Erekat, se manifestó de esta manera después de que Washington amagara con clausurar la representación en virtud de una ley que contempla el cierre permanente si los palestinos acuden al Tribunal Internacional de Justicia (TIJ) o se niegan a iniciar un proceso de negociaciones de paz con Israel.

Las sanciones que impuso en su momento la ANP a Hamás, como el recorte del pago de la electricidad y que deberían levantarse con el actual acuerdo, son también una de las preocupaciones de Mladenov que pidió suspenderlas para mejorar la vida de los dos millones de personas que viven en la superpoblada Franja.

Trece partidos palestinos abordarán desde mañana los puntos más complejos de la reconciliación, como la reforma de la OLP, la formación de un Gobierno de unidad o la seguridad en el enclave costero y el control de las armas que poseen las milicias.

Palestinos tratan de impedir el arresto de un menor

MÁS SERIES