POLÍTICA

Cada vez que Trump come en McDonald's, se zampa todo esto

En su caravana electoral se alimentaba de "cuatro grupos de comida": pizza, Coca Cola Light, Kentucky Fried Chicken y McDonald’s.

06/12/2017 13:11 CET | Actualizado 06/12/2017 13:23 CET
Getty Images
Donald Trump, entonces candidato a la presidencia de EEUU, se come un filete en una feria de Des Moines, Iowa, el 15 de agosto de 2015.

Cada vez que Donald Trump abre la boca, sube el pan. Pero parece que, cada vez que la abre, bajan las existencias de McDonald's. El presidente de Estados Unidos es fan confeso de la cadena de comida rápida más famosa del mundo, y cada vez que acude a ella (bastante a menudo), arrasa.

Así lo han explicado en un libro llamado Let Trump Be Trump (Dejad a Trump ser Trump) su antiguo jefe de campaña Corey Lewandowski y su exayudante David Bossie, libro del que la publicación Quartz da un pequeño pero apetitoso avance. Una de sus frases claves es: "La orquestación y la gestión de los tiempos de las comidas del señor Trump era tan importante como cualquier otro aspecto de su intentos de aproximación a la presidencia".

Al parecer, en su caravana electoral Trump se alimentaba (¿y se alimenta?) de "cuatro grupos principales de comida": pizza, Coca Cola Light, Kentucky Fried Chicken y McDonald's. Además, nunca faltaban patatas fritas de bolsa, pretzels (lazos de pan salado típicos de Nueva York), galletas Oreo (de las que siempre había cajas nuevas, porque no le gusta comer de un paquete previamente abierto) y Vienna Fingers, una especie de sándwich de galleta con crema dentro.

Pero ¿qué come Trump cuando come en McDonald's? Obviamente no le basta con una ensaladita o un menú infantil. Como explican Lewandowski y Bossie, cada vez que el hoy presidente de EEUU se alimentaba de los manjares de esta cadena, se comía "dos Big Mac, dos hamburguesas de filete de pescado y un batido de chocolate".

En EEUU, y según las fichas nutricionales de McDonalds', un Big Mac tiene 540 calorías; un Filet-O-Fish, 410; y uno de esos batidos de chocolate —dependiendo del modelo, sabor, tamaño...— alrededor de 500. Es decir: en una sola comida, Trump se mete en el cuerpo 1.890 calorías de salado y otras 500 de dulce, unas 2.400 en total: toda la cantidad recomendada para un día entero para un hombre adulto.

¿Dónde estarán Michelle Obama y su huerto cuando más se los necesita?

via GIPHY

MÁS SERIES