POLÍTICA

Comida "flatulenta", ping-pong, series... : Rull y Turull relatan su día a día en prisión

"Nos han querido humillar pero no nos hemos dejado", han declarado.

06/12/2017 18:30 CET | Actualizado 06/12/2017 18:45 CET
Jaume Sellart / EFE
Los exconsellers y candidatos de Junts per Catalunya Jordi Turull y Josep Rull, durante el mitin de la formación celebrado esta noche en Reus.

Los candidatos de JuntsxCat Jordi Turull y Josep Rull han explicado este martes que en las largas horas que han compartido en una celda de Estremera han podido compartir de todo para llenar el tiempo: confesiones, reflexiones, silencios y ver mucha televisión -informativos y series, sobre todo-. Hasta se han convertido en rivales de ping-pong, el deporte que les hacía pasar el rato.

Ambos exdirigentes han comparecido por primera vez en rueda de prensa en el edificio Imagina de Mediapro después de salir de la prisión de este lunes bajo fianza de 100.000 euros tras decretarlo así el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena .

"Nos han querido humillar pero no nos hemos dejado, y lo decimos alto y claro: salimos con nuestra dignidad y convicciones e ideales más fuertes que nunca", ha afirmado Rull. El exconseller ha dicho, en todo caso, que salen sin "resentimiento" y que quieren transformar lo que ha sucedido en una "fuerza imparable" de cara al 21-D, al tiempo que ha llamado a "conjurarse" para que "nadie pueda estar encarcelado por defender libremente sus ideas".

Pese a la dureza de pasar 32 días en la prisión, ambos han trufado de anécdotas la rueda de prensa, a veces a preguntas de los periodistas y a veces por iniciativa propia. Han destacado, en tono más desenfadado, que han hecho una "desintoxicación forzosa del móvil", se saben ahora de memoria el horario de los informativos de las televisiones de fuera de Cataluña -"el de Antena 3 empieza a las 3"- y se han convertido en seguidores de las series La que se avecina y Rex, el perro policía. "Pero a ver si alguien de vosotros es capaz de ganar a Josep al ping-pong. Era el campeón del módulo 4, el rey del ping-pong", ha destacado Turull.

"Me ha hecho sufrir mucho: salí con toda la boca llena de llagas. El comer era un comer muy flatulento, para entendernos, un cocido de aquellos intensos. Recuerdo que el primer día nos dieron unas hamburguesas que estaban tan quemadas que se me rompió el tenedor", ha detallado Rull.

Su compañero ha explicado que lo primero que ha hecho este martes, tras su estancia en la prisión, es llevar a su hija a la escuela, mientras que Rull se ha "comido a besos" a sus hijos de ocho y tres años, a los que solo pudo ver un día durante dos horas, y ha visitado y abrazado además a su madre.

Los exconsellers han asegurado que no han logrado "humillarles" y que salen de prisión "con la dignidad, las convicciones y los ideales más fuertes que nunca", al tiempo que han manifestado "tristeza" por los que han quedado en la cárcel.

Por su parte, Turull ha explicado que están "tristes" por la decisión del TS de mantener en prisión al cabeza de lista de ERC y al vicepresidente del Govern cesado, Oriol Junqueras; al exconseller Joaquim Forn; al expresidente de la ANC Jordi Sànchez y al presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart. Añade que los vieron unos minutos y les dijeron: "Os sacaremos de aquí".

Con la salida de prisión de Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva y Carles Mundó, los políticos catalanes vuelven a repartirse para compartir celda en su lugar de internamiento. En el momento de su encarcelamiento, Junqueras y Mundó eran compañeros de habitáculo en el módulo 7, considerado un módulo de respeto. El exvicepresident pasará a compartir celda con Joaquim Forn, que también quedaba huérfano de compañero desde que este lunes saliera de prisión Romeva. De esta forma, convivirán en la misma celda, la que desde el principio ocupó Junqueras, los dos únicos exmiembros del Govern que continúan encarcelados.

Barcelona, iluminada por los encarcelados