TENDENCIAS
19/12/2017 08:46 CET | Actualizado 19/12/2017 08:47 CET

Para dormir mejor, abre la puerta o la ventana de tu habitación

Más fácil imposible.

Getty Images/iStockphoto

Hay quien lo ha intentado todo para dormir mejor: desde aplicaciones de meditación, pasando por cortinas negras, hasta máquinas de ruido blanco. Pero, ¿y si todo lo que necesitabas era abrir la puerta de tu habitación?

Un reciente estudio neerlandés publicado en la revista Indoor Air revela que no necesitas gastarte dinero para poder dormir a pierna suelta: lo único que debes hacer es aumentar la ventilación de tu dormitorio.

Un equipo de científicos estudió los patrones de sueño de 17 adultos jóvenes saludables durante cinco noches. Pudieron observar que en las habitaciones bien ventiladas se registraban niveles más bajos de dióxido de carbono (CO2) en el aire, lo que se traducía en un mejor descanso para los sujetos de estudio.

"Los niveles bajos de CO2 (en la habitación) hacen que los sujetos sean capaces de tener un sueño más profundo y reparador y que se despierten menos veces", sostienen los investigadores. Por tanto, el sueño y el CO2 que expulsamos están conectados. Los trastornos de sueño, como la apnea del sueño y el síndrome de hipoventilación por obesidad conllevan una acumulación de CO2 peligrosa en sangre, lo que puede hacer que una persona se despierte jadeando.

No todas las habitaciones están diseñadas igual

Ya es sabido que bajar la temperatura del termostato ayuda a dormir mejor, pero este estudio se centra en el efecto que tiene la calidad del aire. "Este estudio nos recuerda que no todas las habitaciones son iguales, y la calidad de nuestro sueño se ve afectada por las propiedades físicas de nuestro entorno al dormir", cuenta a HealthDay News el doctor Steven Feinsilver, experto en sueño.

Fensilver, que no participó en el estudio, añade que el equipo podía haber medido el sueño con más detalle: "Un estudio formal del sueño con electroencefalogramas (ondas cerebrales) podría haber mostrado resultados más precisos en esas condiciones".

Pero si tu objetivo es ser capaz de dormir y librarte de una vez por todas del insomnio, existen otros estudios que apuntan hacia el deporte como posible solución. El ejercicio puede suponer un gran beneficio para los pacientes que sufren de insomnio y ayuda a reducir las posibilidades de que los pacientes despierten en mitad de la noche, sugiere un estudio realizado en Texas. En otro estudio de la Universidad del Noroeste (EE UU), las mujeres mayores con insomnio señalaron que sus patrones de sueño mejoraban gracias al ejercicio, e incluso dijeron sentirse menos deprimidas y llenas de energía.

El insomnio es un problema bastante frecuente. Un sondeo llevado a cabo en 2011 por la Universidad Laval (Canadá) reveló que el 40% de los encuestados mostraban uno o más síntomas correspondientes a trastornos del sueño.

De modo que si tiendes a dar vueltas en la cama por la noche tratando de conciliar el sueño, plantéate abrir la puerta, ventilar la habitación e incluso empezar a hacer más ejercicio. Son muchas las opciones.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Canadá y ha sido traducido del inglés por María Ginés Grao.

Cinco normas básicas de higiene del sueño