EFE

Ecologistas en Acción ha presentado su informe anual sobre la calidad del aire en la ciudad de Madrid durante el año 2017. Según los resultados de este estudio, se ha vuelto a producir un incremento muy notable de la contaminación por dióxido de nitrógeno y los niveles han vuelto a superar, por octavo año consecutivo, los límites marcados por la UE.

La organización ecologista ha analizado los registros oficiales de las 24 estaciones de medición de la contaminación que el Ayuntamiento de Madrid tiene repartidos por la ciudad. Estas son las principales conclusiones del estudio:

  • Los contaminantes más problemáticos son el dióxido de nitrógeno (NO2), las partículas en suspensión (PM10 y PM2.5, partículas menores de 10 o 2,5 micras, respectivamente) y el ozono troposférico (O3).
  • En 2017 se han vuelto a superar los valores límite de protección a la salud humana fijados por la legislación europea tanto de NO2 como de O3. Las partículas en suspensión han superado los límites recomendados por la OMS, más estrictos que los de la Comisión Europea.
  • En cuanto a la evolución, la contaminación por NO2 se ha incrementado de forma notable en 2017 mientras que el incremento de las partículas en suspensión ha sido menor. La contaminación por ozono troposférico ha sido ligeramente menor que en años anteriores.
  • En Madrid, el factor más importante en el deterioro de la calidad del aire es el coche, aunque este año también han influido las condiciones meteorológicas.

Contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2):

  • El valor límite anual de contaminación por NO2 para la protección de la salud humana está fijado en 40 microgramos por metro cúbico (μg/m3) de concentración media anual. En 2017, 15 de las 24 estaciones de la red rebasaron ese valor límite y tres más lo igualaron. En 2016 fueron 9 las estaciones que superaron el valor límite legal.
  • Madrid ha vulnerado por octavo año consecutivo, desde 2010, los valores límite legales de NO2 que marca la ley europea. La Comisión Europea, mantiene un expediente abierto de infracción por la mala calidad del aire en la capital.

Partículas en suspensión (PM10 y PM2.5):

  • En 2017, como en años anteriores, aunque ninguna de las estaciones superó el valor límite legal anual de PM10, 7 de las 12 estaciones que miden este parámetro igualaron o superaron el valor límite anual recomendado por la OMS.
  • En cuanto a las partículas más finas, PM2.5 –las más perniciosas para la salud– 4 de las 6 estaciones que miden dichas partículas igualaron o superaron el valor límite anual recomendado por la OMS.

Ozono troposférico (O3):

  • Durante el año 2017, 6 de las 14 estaciones que miden la contaminación por O3 registraron más de 25 superaciones del valor límite legal horario (120 μg/m3). Según el criterio establecido por la OMS (100 μg/m3), 12 de las 14 estaciones rebasaron ampliamente las 25 superaciones del valor límite recomendado.
  • El O3 ha venido para quedarse en la capital. Los valores de contaminación por O3 registrados durante el año 2017, aunque ligeramente inferiores a los alcanzados en años anteriores, reafirman la tendencia iniciada el año 2013, en el que este contaminante irrumpió con fuerza en la ciudad de Madrid.

ESPACIO ECO