POLÍTICA
03/02/2018 18:32 CET | Actualizado 03/02/2018 18:32 CET

El 'número dos' de Cifuentes llama "esquizofrénico" a un diputado de Podemos

Bochorno en la Asamblea de Madrid.

Bochornosa sesión plenaria la que se vivió este jueves en la Asamblea de Madrid, donde el portavoz del Gobierno regional, Ángel Garrido, llamó esquizofrénico a un diputado de Podemos.

"Esto está diagnotiscado, se llama esquizofrenia, tiene cura. Inténtelo y salga de ese bucle en el que ha entrado", dijo Garrido a Miguel Ongil, parlamentario de Podemos, durante una comparecencia para explicar el retraso en el envío de documentación del Canal de Isabel II relacionada con el caso Lezo a la comisión de investigación de corrupción.

Tras ello, el diputado de Podemos pidió la palabra por alusiones a la presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados, que aseguró no haber oído el comentario de Garrido.

La presidenta de la Asamblea dijo no haber escuchado el comentario de Garrido: "¿Quién lo ha dicho?"

Ambos protagonizaron un rifirrafe muy intenso en el que Ongil acusó a Adrados de interrumpirlo en sus explicaciones y ésta, por su parte, le recordó que este tipo de peticiones "son para contestar a las alusiones, no para iniciar un debate".

"No me grite (...) continúe, se le está pasando el tiempo", le llegó a decir en un tono muy elevado al diputado de Podemos, al que llegó a quitar la palabra.

Antes, Ongil acusó a Adrados de "usar la Presidencia para proteger a su grupo" y a Garrido por "demostrar cómo la falta de argumentos se suple con insultos".

Garrido, por su parte, no se disculpó en el Pleno, sino que fue mucho más allá al asegurar que "la ironía se utiliza en política, lo que pasa es que sólo es para las personas inteligentes".

"La ironía se utiliza en política, lo que pasa es que sólo es para las personas inteligentes", dijo Garrido, quien luego se disculpó

Después, en declaraciones a los medios durante la presentación del nuevo parque del Canal de Isabel II, Garrido explicó que fue una "frase hecha" dirigida a Ongil por haber mantenido "un discurso doble y distinto en pocos días" en relación a este asunto.

"Es un discurso esquizofrénico (...) No supone ninguna mención a esa enfermedad, como cuando uno dice 'no te hagas el tonto'. No estás insultando a la otra persona", se justificó. Por si acaso, Garrido pidió disculpas a Ongil si se había "sentido ofendido por esto". "Somos parlamentarios, compañeros", ha añadido.

NOTICIA PATROCINADA