TENDENCIAS
14/02/2018 09:24 CET | Actualizado 14/02/2018 09:24 CET

Nueve historias que te harán creer en el amor de verdad

Porque es el primer amor o porque es el último gran compañero de vida.

¿Existe el amor para toda la vida? ¿Es tarde para que aparezca alguien que nos haga sentir mariposas en el estómago? ¿Me podría enamorar de quien no compartiera mi estilo de vida o mi forma de pensar? ¿Algún día dejaré de amar a esta persona?

Alrededor del amor surgen siempre cientos de preguntas. Y las respuestas son de lo más diversas... Hasta que nos sorprenden con una preciosa historia de entrega, cariño, complicidad, confianza y lealtad, que nos hacen reconciliarnos con el ideal de amor, ese que dicen que mueve el mundo.

Aquí hemos seleccionado algunas de las más especiales: las que rompen con los prejucios, las imposibles, las más tiernas, las más imprevisibles o las más increíbles. Eso sí, en todas hay amor, mucho amor.

El primer amor

Dicen que el primer amor no se olvida nunca... Y la historia de Laura y Matt viene a confirmarlo. Se conocieron siendo muy pequeños, en preescolar, y él se enamoró de ella desde esos primeros días. No tardó en prometerle que algún día se casaría con ella.

Se perdieron de vista en primaria hasta que un día la casualidad hizo que ella viese su contacto en el móvil de una amiga... Dos semanas después del reencuentro se hicieron novios.

En mayo de 2015, él le pidió matrimonio en el colegio donde se habían conocido. A finales de ese mismo año, Laura y Matt fueron los protagonistas de la preciosa boda que habían imaginado hacía muchos años.

Molly McElenney Photography
¡Enhorabuena a la feliz pareja!

Esa canción de amor...

Casi todas las parejas la tienen. Esa canción ha puesto banda sonora a los momentos más importantes de su vida y la llegan a sentir como suya, como compuesta para ellos.

En el caso de Laura y Howard, era You'll Never Know —interpretada por Rosemary Clooney y Harry James—.

Ese tema fue especial hasta el último momento para este matrimonio nonagenario, tanto que Howard lo utilizó para mimar a su esposa durante uno de lo últimos ingresos hospitalarios. "Tras darle un semana de vida a mi abuela, los médicos la vieron lo suficientemente bien como para volver a casa para vivir allí el resto de sus días", compartió su nieta en sus redes sociales. La medicina que había conseguido el milagro no fue otra que su canción.

Y cuando menos te lo esperas...

Emmy Abrahamson estaba disfrutando de un viaje por Amsterdam y en un momento toda su vida cambió —incluso sus prejuicios—.

Huffpost Francia

Emmy había quedado a cenar con una amiga. Mientras la esperaba, junto a ella se sentó un vagabundo de pelo largo, barba descuidada y que "no olía muy bien". Él le preguntó la hora y comenzaron a charlar... Ese hombre tenía "los ojos marrones más hermosos que nunca había visto".

Emmy y Vic Kokula no volvieron a separarse. Ahora están casados ​​y son padres de dos hijos.

En cualquier momento, no importa la edad

"Tengo novio" fue la confesión que se escuchó a través del teléfono. Dos palabras sin mayor trascendencia si no fuese porque la que las pronunció era una mujer de 93 años y la que las escuchó fue su nieta, que no lo habría imaginado nunca.

CORTESÍA DE NEKTARIA PETROU

- "Nuestro cuidador nos presentó hace dos meses".

- "Pero, ¿es tu amigo o tu novio?".

- "Novio, sin duda. Me lleva a cenar dos veces por semana".

- "¿Os dais la mano?"

- "No sería buena idea. Los dos andamos con bastón".

Hasta que la muerte nos separe... o no

Jean y George llevaban 75 años de feliz matrimonio y su historia de amor no terminó ni cuando ella murió en el hospital de Otawa por una neumonía. Solo unas horas después su marido también falleció en el mismo centro médico, donde también había tenido que ser ingresado.

Ella era británica y él un soldado canadiense y se conocieron en un baile que se celebró en Londres durante la Segunda Guerra Mundial. "Me di cuenta de que era el comienzo de algo bueno. Cuando nos casamos, era como estar en el cielo. Después de toda una vida, con sus altibajos, sabemos que juntos somos algo bueno. Lo reconocemos ahora y siempre lo hemos sabido", contaba George.

En 2006, él fue nombrado Miembro de la Orden del Imperio Británico. Posteriormente fueron invitados a una recepción que los duques de Cambridge celebraron en Otawa. Durante el acto, él le enseñó a Catalina de Cambridge una fotografía antigua de su mujer que llevaba dentro de la gorra de soldado. "Kate me preguntó si siempre llevaba la foto y yo le respondí: 'Durante toda la guerra y desde que terminó", confesó.

Amor en el HuffPost

El HuffPost

Jodi Melzer, una colaboradora de la edición estadounidense del HuffPost, recibió un mail en respuesta a un artículo publicado en el periódico por el que, aparentemente, era su polo opuesto. Un padre soltero republicano y carnívoro llamado Mike.

Pero su mensaje le emocionó tanto que no pudo evitar responder al instante. Pronto intercambiaron los números de teléfono y a partir de entonces pasaron varias noches hablando por teléfono, hasta que se conocieron en persona y surgió el amor.

Sin fronteras, sin condiciones

La periodista Meritxell Martorell, presentadora del programa 21 días, también encontró el amor en el trabajo. Concretamente cuando realizaba un reportaje sobre los refugiados en Lesbos (Grecia).

En la famosa isla conoció a Harud, un joven de 30 años que se manifestaba en la frontera de Macedonia y con el que convivió varios días en el mismo autobús. Fue entonces cuando se dio cuenta de que se había enamorado de él e hizo todo lo imposible por sacarle de allí y estar junto a él.

El número de teléfono equivocado, la persona ideal

La historia de amor entre Lalita Bansi y Ravi Shankar nos hace creer en las casualidades. Shankar llamó por error a Bansi y cuando ésta le devolvió la llamada comenzaron a hablar.

Él se enamoró de su voz hasta el punto de que le pidió matrimonio. Entonces ella le confesó que hace unos años había sufrido un ataque con ácido por parte de sus hermanos que le había quemado el rostro por completo y que, debido a eso, se había sometido a 17 intervenciones y le quedaban aún otras 12. Él no le dio importancia a su físico y se casaron en Bombai.

El lenguaje secreto del amor

DAILY MAIL

La pareja formada por Tim y Candice acostumbraban a escribirse porque querían tener recuerdos conservados en papel. "Tim y yo no vivimos muy lejos el uno del otro, pero nos enviábamos cartas porque la idea abrir nuestro corazón en el papel significaba que teníamos recuerdos tangibles cuando mirásemos atrás", relataba ella.

Pero además, las cartas que él le mandaba escondían una preciosa sorpresa de la que ella no se dio cuenta hasta que le pidió que las leyera todas y las ordenara. Entonces comprobó que si juntaba todas las primeras letras de aquellas catorce cartas podía leer la frase: "Will you marry me? —¿quieres casarte conmigo?—".

ESPACIO ECO