BLOGS

Roma infinita

30/03/2017 17:52 CEST | Actualizado 04/04/2017 11:59 CEST

Domus Aurea

Imprescindible la visita a la que fue la residencia de Nerón, la Domus Aurea, frente al Coliseo Romano.

La residencia que Nerón se mandó construir en Roma, la Domus Aurea, ya se puede admirar como en sus orígenes.

Gracias a la espectacular realidad virtual y sentados en un simple banco de madera, se puede viajar en el tiempo a la época de Nerón y recorrer el palacio que quedó sepultado durante siglos.

"Por fin puedo empezar a vivir como un ser un humano". Fue lo que dijo el emperador Nerón cuando le entregaron "las llaves" de su espectacular Domus Aurea.

Después del gran incendio que hubo en Roma en el año 64, se llevó a cabo esta construcción que está justo enfrente del Coliseo Romano.

La visita se inicia con la proyección de un vídeo en donde se explica la historia del monumento. Este impresionante palacio permaneció sepultado muchos años. Aún continúan con trabajos de excavación por lo que los visitantes deben de llevar un casco de seguridad que los encargados de la visita ofrecen en la entrada.

Este sitio espectacular se puede visitar solamente reservando previamente y sólo los fines de semana.

Los emperadores siguientes a Nerón deshicieron buena parte del palacio, pero quedan aún infinidad de muros, techos y suelos que se han conservado a pesar de la temperatura ambiente media:16 grados de temperatura y una humedad del 90 %.

Muchas veces, el recorrer ruinas es agotador y aún teniendo mucha imaginación, es imposible que la mente viaje a tantos siglos de antigüedad, pero en este caso con la realidad virtual, se puede casi sentir el calor de las fogatas, el vapor del agua y el esplendor de los jardines de la que fuera la casa de Nerón.

Alicia Romay

Al estar en zona subterránea, la Domus Aurea tiene otro problema, y es el peso de la tierra que se apoya sobre ella. Hasta 4 metros de espesor de tierra soporta este lugar en los subsuelos romanos, sin contar con los problemas que causan las raíces de los árboles. No es lo único, también existe el agua de las lluvias, que se cuela por todos lados. Está en estudio la colocación de materiales mas ligeros y desagües por donde llevar el agua para evitar que se siga deteriorando esta joya de la época de los romanos. No se pueden olvidar tampoco los apoyos que han colocado en la mayor parte de la estructura para reforzar arcos y paredes.

Ademas del paseo virtual por la Domus Aurea, durante el recorrido se pueden apreciar los suelos y los frescos de la época.

Nerón, un emperador ostentoso

Nerón quería transformar Roma en una ciudad al estilo que se hacia en aquella época en Alejandría. Una ciudad con calles anchas y plazas. Un lugar digno del gran amo del Imperio Romano y por eso de hizo construir este impresionante palacio a pesar del disgusto de la mayoría de los romanos. En su momento llegó a ocupar 80 hectáreas.

Los Grutescos

Un día, un paseante cayó por una grieta en el monte Oppio y descubrió unas impresionantes grutas (finales siglo XV). Las grutas estaban llenas de maravillosos frescos que tanto Rafael como Miguel Angel adoraron. De ese momento nacieron las decoraciones en los muros que adoptaron el nombre de "grutescos" (palabra que deriva de gruta que alude a las ruinas de la Domus Aurea)

NOTICIA PATROCINADA