Huffpost Spain
Ana Oramas Headshot

El talento no se trunca

Publicado: Actualizado:
Print Article

La disminución en un 18% de la partida para Educación Superior en los Presupuestos Generales del Estado para 2013 y el ajuste en más de un 80% en los gastos no financieros en I+D+i supondrá, según los rectores universitarios, "un deterioro irreparable del sistema de investigación, desarrollo e innovación que llevará a nuestro país a la pérdida del tren del desarrollo tecnológico, hipotecando la investigación y los mayores avances en la frontera del conocimiento".

La férrea unidad de todos los rectores para escenificar su honda preocupación por los recortes se suma a las manifestaciones públicas de la inmensa mayoría de la comunidad educativa. Manifestaciones que han chocado frontalmente contra la actitud de un ministro de Educación que ha pecado de prepotente e incapaz para tender puentes y buscar soluciones para un sistema que representa nuestra máxima garantía de futuro.

La comunidad científica, por su parte, ha remitido una "Carta Abierta por la Ciencia" al presidente del Gobierno firmada por un numeroso grupo de sociedades científicas y plataformas de investigación y con la rúbrica de 26.000 investigadores españoles y extranjeros de 80 países en la que exponen que "sólo a través de la I+D+i podremos salir con perspectivas de futuro y fortalecidos de la presente crisis económica".

El Gobierno, pese a las protestas de la comunidad educativa y científica, ha optado por no escuchar a los principales actores de ambos sistemas y seguir adelante con unos recortes inasumibles y que, sin duda, causarán un daño irreparable.

Frente al diálogo, el Gobierno ha optado, una vez más, por no escuchar y dar luz verde a unos ajustes realizados a ciegas y sin pensar en sus consecuencias para el presente y para el futuro de muchas generaciones. Pese a la presión de los rectores, las sociedades científicas, estudiantes y las asociaciones de padres y madres, el PP se decantó por un porvenir aún peor para la Universidad pública y los investigadores.

El Gobierno transita en sentido contrario a su promesa de que nuestro país debe basar su progreso en el conocimiento. ¿Cómo pretende el Partido Popular y el Gobierno cumplir su promesa si cercena el futuro de la educación superior y la I+D+i con recortes que hacen inviable su funcionamiento?

Y sin conocimiento, como denuncian los rectores en su comunicado conjunto, no habrá progreso en un país que ha asistido en los últimos años a una fuga de cerebros con la que estamos dejando escapar a gran parte de nuestro potencial de futuro.

El talento no puede ni debe truncarse y el Gobierno debe dar un giro en su política antes de que sea demasiado tarde y ofrecer alternativas a la educación superior, la investigación, el desarrollo y la innovación. Políticas que deben ser consideradas como una inversión y no como un gasto.

Las Universidades deben contar con una financiación pública suficiente y sostenible. No se puede incluir en el mismo paquete de ajustes a una institución que garantiza la cohesión social de nuestro país y que es el motor y la fuente de conocimiento y riqueza.

El Partido Popular prometía en su programa electoral que establecería "un marco general de financiación para las universidades" y que ofrecería a la sociedad "un mapa nacional de recursos científicos y tecnológicos para dar difusión a las capacidades y resultados de cada uno de los agentes públicos de investigación". Hoy es papel mojado, como el resto del programa.

Si las Universidades y la I+D+i fracasan, fracasaremos todos. Y el Gobierno será responsable de dejar sin futuro a los jóvenes a los que se cierra puertas en España y cuya única salida es emigrar a otros países.