BLOGS

Por un manifiesto flexitariano

08/04/2017 13:08 CEST | Actualizado 16/04/2017 10:49 CEST

Getty Images/iStockphoto

Ocho mandamientos animalistas sujetos a revisión

I

Los vegetalistas comen de acuerdo con principios morales indisputables.

Los flexitarianos se adaptan a las situaciones y modifican sus puntos de vista.

II

Los vegetalistas entienden el flexitarianismo como una forma de hipocresía.

Los flexitarianos valoran el vegetalismo y aceptan cualquier forma de vegetarianismo.

III

Hay diversos grados de consideración moral hacia los animales:

4. Omnívoro (no se impone restricciones por consideraciones de orden moral).

3. Omnívoro responsable (se preocupa por la crianza de los animales, por la salubridad de los alimentos y por su impacto ambiental; el novelista Jonathan Safran Foer defiende esta posición).

2. Flexitariano (sigue una dieta vegetariana, aunque ocasionalmente consume carne).

1. Vegetariano (con sus subtipos: lactovegetariano, ovovegetariano, ovolactovegetariano, etcétera).

0. Vegano (como dicen en Los Simpsons: "No comen nada que arroje sombra").

Los vegetalistas solo aprueban el grado cero.

Los flexitarianos aceptan los grados tres, dos, uno y cero.

IV

Los animalistas discuten sobre el estatus moral de los animales y defienden sus derechos básicos.

Los flexitarianos abogan por una teoría política animalista y su Biblia se llama Zoópolis.

Toda verdad es provisional: "Soy flexible, luego existo".

V

El flexitariano puede rechazar la carne de animales con cuatro patas, con ojos o con alas; puede ser vegetariano estricto en casa y carnívoro en los restaurantes o casas ajenas.

Hay flexitarianos que comen carne de animales carnívoros y rechazan la carne de los animales herbívoros.

Los flexitarianos personalizan y reconfiguran los criterios morales de los animalistas.

VI

El omnívoro defiende la libertad absoluta de elección y el vegano los valores estrictos del veganismo.

El flexitariano apoya un salto de grado: los omnívoros responsables pueden probar el flexitarianismo, los flexitarianos pueden probar el vegetarianismo y los vegetarianos pueden probar el veganismo.

La única condición es que el cambio admita el regreso al grado anterior sin tener que dar explicaciones.

VII

Graham Hill es un defensor del flexitarianismo: de lunes a viernes es vegetariano y "descansa" los fines de semana. Se puede probar a descansar durante el almuerzo y comer vegetariano durante el desayuno, la merienda y la cena.

El flexitariano mantiene el predominio vegetal y la defensa animalista sin cumplir con una perfección moral autoimpuesta. Los flexitarianos inventan modos de ser flexibles.

VIII

Hay ocho mandamientos flexitarianos en honor a la cantidad de patas de los arácnidos (toleramos más patas de las habituales), aunque el número y el contenido de estos mandamientos es negociable.

El flexitariano es un animalista escéptico: nadie está en posesión de una verdad apodíctica.

Toda verdad es provisional: "Soy flexible, luego existo".

OFRECIDO POR NISSAN