BLOGS

La cocina es cultura, es arte: brindo por ello

08/03/2017 14:26 CET | Actualizado 11/03/2017 10:30 CET

EscuchaBanana Pancakes, de Jack Johnson

La verdadera cocina, desde mi punto de vista, no tiene nombres propios, ni adjetivos calificativos. La autentica cocina reside en la maestría y el amor que el cociner@ le pone cada día con su estado emocional. La verdadera cocina no es la que el señor periodista o crítico avanzado puntúa con arrogantes palabras o simplezas de verbo o modo. Ya me gustaría a miíque hubiera un 'Tripadvisor' especial críticos de cocina donde cociner@s, amateurs o lectores de periódicos pudieran dar su opinión de cómo estos supuestos expertos de cocina describen restaurantes y sus empleados (cocineros, camareros, café, pan, iluminación...)

Escribir sobre cocina no es lo mismo que cocinar, o cocinar no tiene nada que ver con escribir sobre cocina. Cocinar es un acto de compromiso del cocinar@ consigo mismo. La cocina es cultura, es arte, es un sentimiento que casi no se puede describir en un párrafo. Escribir sobre cocina lo hace cualquier persona que sepa escribir, aunque la mayoría de las veces (sobre todo, en periódicos o blogs) están dominados por el dinero, no por la verdad.

Ahora me viene a la memoria uno de los grandes maestros de cocina del mundo: Santi Santamaría. Cocinero donde los haya o hubiera, mediático, venerado y odiado, pero sobre todo, COCINERO. Él decía: "Yo no cocino para alimentar, cocino para emocionar". Y con estas palabras les doy la mano y os hago partícipes de la frase de mi admirado colega Santi a los cociner@s panameños. A todos, a todos.

Amig@s, busquen en la cocina, en sus cocinas, las raíces de tierra, de su gente. Háganla sencilla de comprender al degustarla. No renuncien a la paella en tierra extranjera o a rebuscar entre sus recuerdos el mejor sancocho que hayan probado y sean capaces de reproducirlo encomiándose a él. Exprimid vuestro valor y coraje en un acto de humildad, y aprendan unos de otros, eso también es gastronomía.

Juzguen mis palabras por lo que abarcan, no por lo que dejan fuera. Me hubiera gustado poder escribir más sobre cocina, personas, gastronomía; de experiencias compartidas entre mesa y manteles, risas, copas de vino y cocianer@s que, más allá de las palabras de algunos, no se nombran en ninguna guía o simplemente se les define con malos adjetivos por ser grandes cociner@s que no interesa que sean citados para que otros tengan más renombre y tapar así sus verdaderas carencias en la cocina, dentro y fuera de ella.

La cocina siempre busca caminos que hacen evolucionar a los pueblos..., no a los periodistas.

¡¡Brindo por vosotr@s, cociner@s!!

English Lover

Vodka 1 1/2 oz

Malibu 1 1/2 oz

Lima 1/2 oz

Lemon grass

Fresas maduras

Macerar las frutas y lemon grass unos minutos. Añadir el licor y shakear en coctelera.

Filtrar y servir en copa Martini.