BLOGS

El Jardín de mi Hospi

02/07/2013 07:48 CEST | Actualizado 31/08/2013 11:12 CEST

El artículo del pasado mes de marzo Jardines de los sentidos: integración y terapia trataba sobre jardines sensoriales y entre ellos había uno muy especial en la azotea de un hospital infantil todavía pendiente de ejecución. Hoy es una realidad: el miércoles 26 de junio se inauguró El Jardín de mi Hospi, un proyecto conjunto del Hospital Universitario La Paz de Madrid y la fundación Juegaterapia.


Vista aérea del Jardín de mi Hospi. Foto: Juegaterapia.

Este jardín se ha construido gracias a la colaboración de miles de personas que enviaron mensajes de móvil el día en que Vicente del Bosque acudió al programa El Hormiguero y contó este maravilloso proyecto ante las cámaras.

700 m2 llenos de vida

Dos grandes Amanitas muscaria de sombrero convexo desde la azotea de la segunda planta dan la bienvenida en la plaza central del hospital. El color y la alegría que desprende desde cualquiera de sus panorámicas hace sentir que estás en un sitio diferente.

El centro ha utilizado un espacio al aire libre en desuso para convertirlo en un lugar de juego y distracción gracias al diseño del estudio de arquitectura A-cero y a su director Joaquín Torres. El resultado: 700 m2 grises y vacíos transformados en 700 m2 alegres llenos de vida y sonrisas.


Estado original de la azotea del Hospital Universitario La Paz. Foto: Juegaterapia.


Estado actual de la azotea del Hospital Universitario La Paz. Foto: Beatriz Gaher.

A la entrada del jardín dos bancos con nombres propios, Aarón y Jacobo, saludan al visitante de este enclave tan especial: un espacio de juego y ocio al aire libre en un hospital para los niños ingresados, pionero en España.


En recuerdo a Jacobo y a Aarón. Foto: Beatriz Gaher.

Caracoles que son toboganes, cubos con multicolores piezas imantadas movibles, pequeñas mariquitas y moluscos, setas en forma de mesas que protegen del sol con sus sombreros y un pasillo multicolor de caucho decoran este espacio verde entre almendros, alegrías y petunias.


El Jardín de mi Hospi. Foto: Beatriz Gaher.


Amanita muscaria y niños jugando en el Jardín. Foto: Beatriz Gaher.

Pero esto no es todo, en el mes de agosto -aprovechando la parada estival- se terminarán las obras en la parte de las terrazas de hospitalización. Aquí, se creará un jardín terapéutico para los sentidos con un jardín del olfato (especies de plantas aromáticas), de la vista (plantas de gran colorido), del gusto (especies hortícolas de fruto), del tacto (plantas con interesantes texturas) y del oído (con especies que generan distintos sonidos al combinarse con el viento) y una zona para que los niños puedan cultivar sus propias plantas.

El segundo jardín de mi hospi

El día de la inauguración Pablo Ibáñez, Hombre de Negro y presidente de Honor de la fundación, aseguraba: "Se trata de un espacio que levanta el ánimo no solo de los niños sino también de sus familias. El del Hospital de La Paz es el primero de muchos". Y así es, Juegaterapia ya está trabajando para hacerlo realidad.


Pablo Ibáñez durante la inauguración acompañado de Joaquín Torres, Mónica Esteban y Javier Cobas. Foto: Beatriz Gaher.

Esta vez será en el Hospital Materno-Infantil del 12 de Octubre de Madrid en una terraza de 700 m2 y estará diseñado por Belén Moneo, del estudio de arquitectura Moneo+Brock.

El segundo Jardín de mi Hospi contará con zonas de juego para los pequeños, un huerto, una fuente, una poza con peces, un telescopio, un molino, un refugio rústico, un invernadero-aula para que los niños salgan en todas las épocas del año y un pequeño teatro con gradas. Además se han diseñado áreas para que tanto los niños como los familiares o los adolescentes puedan disfrutar de su propio espacio y crear pequeñas zonas chill out.


Estado actual y futuro de la azotea del hospital Materno-Infantil del 12 de Octubre. Foto: Juegaterapia.

Las obras tendrán una duración aproximada de tres meses y comenzarán una vez conseguidos los fondos necesarios. En este proyecto podemos colaborar todos de diferente manera sembrando nuestra semilla. La construcción de estos jardines es un proyecto pionero en España y se espera conseguir que muchos hospitales infantiles tengan un espacio similar.


Almendro en el Jardín de mi Hospi. Foto: Beatriz Gaher.

NOTICIA PATROCINADA