BLOGS

Unidad: basta de ambigüedades frente al terrorismo

23/08/2017 07:14 CEST | Actualizado 23/08/2017 07:14 CEST
Cristiano Brown (Presidente UPYD) - Rueda de Prensa tras reunión Pacto Antiyihadista

El pasado día 21 de agosto, en la reunión del Pacto Antiyihadista, tuve la oportunidad de decirles a los llamados "observadores" que den un paso al frente y se pongan al lado de los firmantes del acuerdo con el único fin de mostrar la máxima unidad de las fuerzas políticas frente a los terroristas.

Creo que los hechos acaecidos en Barcelona y Cambrils son de extrema gravedad y una unidad sin fisuras es el mejor golpe que podemos dar a los fanáticos y asesinos que intentan acabar con nuestra democracia y nuestras libertades. No olvidemos que el objetivo de esta gente es sembrar el miedo para acabar con nuestra paz, dividirnos y debilitarnos políticamente para lograr un clima de tensión e incertidumbre. Cuantas más muestras de unidad y fortaleza frente a cualquier hecho terrorista, más reforzados salimos ante la barbarie terrorista.

Toda oportunidad de escenificar la unidad de los partidos políticos debe ser aprovechada. En momentos así, cuanta mayor sea la cohesión y el apoyo de todos al Gobierno democráticamente elegido, menor será el interés de atentar en nuestro país. Es evidente que si no logran dividirnos, si no logran amedrentarnos, si salimos cada vez más fuertes de cada golpe yihadista, más fácil será ganarles en esta batalla.

Lo verdaderamente triste de la figura del observador es que responde únicamente a una estrategia de marketing político.

Por supuesto es positivo que, al menos, acudan a la reunión y manifiesten su intención de mostrar esta ansiada unidad política frente a los asesinos. Pero, a mi modo de ver, lo verdaderamente triste de la figura del observador es que responde únicamente a una estrategia de marketing político. Sus asesores de comunicación consideran que, en estos trágicos momentos, ponerse al lado del Gobierno, para cualquier cosa, supone una pérdida de votos. Esa es la cruda realidad. La ausencia de altura de miras para saber discernir y ver más allá. Ver que estamos hablando de asuntos básicos y fundamentales que amenazan nuestras libertades y nuestro Estado de Derecho, y en estos temas, no cabe la desconfianza entre las fuerzas políticas democráticas.

En la reunión del Pacto pude comprobar que, en la práctica, el observador obtiene la misma información que un partido firmante y también tiene la capacidad de realizar preguntas o plantear cuestiones, por lo que la figura como tal, es meramente fruto del "postureo" y del cálculo que supone en cuanto a imagen mediática sentarse en una misma mesa en igualdad de condiciones con partidos ideológicamente opuestos.

Además, quiero recordar, a los observadores, podemitas y nacionalistas, que apoyar al Gobierno ante una situación trágica no merma su capacidad de controlar, de analizar si hubo fallos de seguridad, o de exigir responsabilidades si fuera necesario. Nosotros allí, desde UPYD, en esa mesa y cara a cara con el Ministro de Interior y con el Secretario de Estado sí planteamos preguntas. Sí preguntamos sobre si la tensión continua entre el gobierno independentista de la Generalitat y el Gobierno Central pudo influir en la seguridad de los ciudadanos y visitantes de Barcelona y Cambrils, también preguntamos por el tratamiento mediático y la relación entre los distintos Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, tanto dependientes directamente del ministerio como autonómicos, y realizamos propuestas constructivas para aportar nuestro granito de arena.

En fin, espero que no haya ni un solo muerto más por atentados terroristas. Sé que es un deseo un tanto utópico en los tiempos que vivimos. Pero espero no haga falta ningún ataque más para que seamos capaces de darnos la mano y mostrar esa unidad política real que la sociedad nos exige. Sin duda, estoy convencido que venceremos a cualquier tipo de terrorismo. Juntos lo lograremos. ¡Viva la vida y viva la libertad!