BLOGS

Las claves de la semana: Amores que matan

31/12/2016 09:47 CET | Actualizado 31/12/2016 09:48 CET
Juan Carlos Hidalgo / EFE

"Del bloqueo histórico a la colaboración histórica". Con siete palabras basta. Todo dicho. Buen resumen. Así acaba la semana, el año y quién sabe si lo que resta de la recién inaugurada XII Legislatura. Lo ha solemnizado Mariano Rajoyen la rueda de prensa de resumen del año. La frase no puede ser más atinada.

Dos partidos, dos ideologías, dos formas de estar, ver y hasta entender la cosa pública... Y ahí los tienen. Juntos -aunque de momento no revueltos-, quienes antaño se sacaron los ojos y se cruzaron las palabras más gruesas hasta por intentar patrimonializar el dolor de las víctimas de ETA. Hoy todo es distinto. Hablan hasta el mismo lenguaje. Y pactan. Lo que se se sabe, y lo que no.

El comienzo de una gran amistad

El comienzo de una hermosa amistad, que diría Bogart en Casablanca, la mejor historia de amor jamás contada. O, quizá, amores que matan, que cantó Joaquín Sabina. Apuesten que en esta ocasión el envite es gratis. ¿Durará el flechazo? ¿Hasta cuándo?

Pasarán varios lustros hasta que en España vuelva a ver mayorías absolutas

De momento, marcha. Porque, como dijo el presidente del Gobierno, el año de la incertidumbre, los sucesos inéditos, el bloqueo político y los sobresaltos ha acabado de buen rollo. Tanto que Rajoy desea que la Legislatura dure los cuatro años. ¡Cuatro y cuarenta y cuatro! Corrupción, recortes, empleo precario, bajos salarios... Y en estas llega el adversario y, por responsabilidad además de porque necesita tiempo para su reconstrucción interna, te concede una prórroga a cambio de que le permitas apuntarse algunos tantos como la subida del SMI o el principio del fin de la pobreza energética. ¡Así cualquiera!

Objetivo: rearmar el bipartidismo

¡Cómo no va a bendecir Rajoy el diálogo y la cesión para llegar a acuerdos! Todo para él son beneficios. ¿Para el PSOE? Está por ver si el electorado entiende por responsabilidad y oposición útil lo mismo que los actuales inquilinos de Ferraz o, por el contrario, tiene interiorizado el discurso de un gobierno de coalición encubierto cuyo objetivo es rearmar al bipartidismo que las últimas elecciones y las anteriores dejaron maltrecho.

Pasarán varios lustros hasta que en España vuelva a ver mayorías absolutas. Igual es que los raros éramos nosotros porque en Europa 24 de los 28 estados miembros están gobernados por dos o más partidos. Los hay de gran coalición, como el de socialistas y conservadores en Alemania, y los hay multipartitos, como en Bélgica. Hasta el gobierno de la UE ha estado tradicionalmente basado en la cultura del pacto y los consensos. Pero, ¿están las dos Españas preparadas para ello? Este país es poco de matices y mucho de polarizar, muy de blancos o negros, de derechas o izquierdas, de los míos o los tuyos, del conmigo o contra mí...

El anhelo del "ni su ni sa"

El PSOE lo sabe y lo teme, y fuera del foco clama porque Rajoy el PP no les quiera tanto. De ahí la áspera respuesta que Mario Jiménez dio al abrazo del oso con que Rajoy quiso agradecer la colaboración de los socialistas. "Ustedes compran al gobierno como éxitos lo que no son más que fracasos", soltó a los periodistas. ¿Apoyo a los presupuestos? Ni hablar. El 'no es no' hoy rige para las cuentas generales del Estado. Mañana ya se verá. Por si acaso, que Antonio Hernando esté preparado para dar la vuelta al argumentario. Y es que tras la obligada escenografía del texto de devolución, llegarán las enmiendas parciales, las adiciones y las transacciones... Y eso también son acuerdos.

Si de algo ha aprendido Rajoy es de las infaustas experiencias de primarias en la izquierda

Acaban, por tanto, la semana y el año los socialistas entre la zozobra por explicar que lo suyo no es colaboración con el gobierno, sino solución a los problemas ciudadanos y la angustia por un congreso que promete más convulsión interna. La congoja no es tanto por la cita ni por la fecha como por saber quiénes estarán en la liza. El ni "su ni sa" ya es sólo un anhelo porque la de Triana no cederá jamás el paso y estará en la batalla por más que acabe otro año instalada en la evasiva. Y van dos.

Sánchez y el dolor de la traición

Menos claro parece el futuro inmediato de Pedro Sánchez, y no porque haya dicho, en declaraciones a El Mundo, que no hablará hasta que se convoque oficialmente el congreso, sino por el dolor de la traición de muchos de los suyos. Ni el manifiesto de los 68 que esta semana presentaron los últimos del "sanchismo" para sacarle de la apatía le ha devuelto las ganas por dar una batalla con la que en su fuero interno sabe que nada ganaría el PSOE, ni España, ni él por más que se impusiera en el cónclave frente a Susana Díaz.

Al día siguiente de una hipotética victoria de Sánchez, los socialistas volverían a la gresca, regresaría el fantasma de un anticipo electoral porque a Rajoy se le acabaría la entente cordial, el PSOE no mejoraría y Sánchez tendría que negociar con todos aquellos barones a los que desde hace tiempo desprecia y les cree causantes de su desgracia. Esto por no hablar de la hipótesis de que venciera en primarias abiertas a la ciudadanía y, días más tarde, fuera rechazado por los delegados representados en el congreso de su partido. ¡Menudo lío!, que diría Rajoy.

El sistema de elección del PP que elogia hasta el PSOE

Lean con atención la propuesta del PP para elegir a su presidente con un sistema de votación a doble vuelta, donde primero opinan los afiliados entre distintos aspirantes y sólo los que obtengan al menos un 10% de apoyo lleguen como candidatos al congreso. Luego, votan al líder los compromisarios. El modelo ha recibido elogios hasta de algunos destacados socialistas.

Es lo que tiene no ser pionero ni claudicar a la presión interna ni externa. Si de algo ha aprendido Rajoy es de las infaustas experiencias de primarias en la izquierda que cuando no abren en canal las organizaciones políticas sirven para practicar el guerracivilismo entre compañeros. Hasta Juan Carlos Monedero es partidario de revisarlas en Podemos. Y en el PSOE idem, aunque no lo digan.

pablo_iglesias

Lo que hicieron todos y sólo se critica a Podemos

Pues para esto ha dado la semana. Para esto y una entrega más de la crisis de Podemos a cuenta de la destitución del "errejonista" portavoz de la Asamblea de Madrid, José Manuel López. ¡Ni que fuera algo nuevo! Cambian los líderes regionales y nacionales y nombran a sus direcciones parlamentarias. Se ha hecho desde que la política es política en España. Lo que se le ha criticado a Ramón Espinar y por extensión a Pablo Iglesias es lo mismo que hicieron antes Rajoy, Rubalcaba o Sánchez, por poner tres ejemplos, tras ganar sus respectivos congresos. Y entonces no lo criticó nadie.

P. D. Disfruten de las uvas, por sus deseos para el próximo año, pero no bajen la guardia porque política no hay tregua que valga, por mucha reprimenda que valga de la abuela de Podemos. Recuerden: hay amores que matan, incluso el que Iglesias y Errejón se profesan en público.

Feliz 2017

OFRECIDO POR NISSAN