BLOGS

Diccionario básico para manejarte con soltura en los hoteles

30/10/2017 07:25 CET | Actualizado 30/10/2017 07:25 CET
Getty Images/AWL Images RM

Aquellos que viajan asiduamente conocen algunos de estos "palabros", tecnicismos, que manejamos en los hoteles en nuestro día a día. Sin embargo a veces, por descuido, podemos utilizarlos con clientes que no los conocen ni tienen porqué, y por vergüenza no preguntan qué es o a qué se refiere, dando lugar a situaciones incómodas. Para evitarlo si alguna vez os ocurriera, aquí dejamos los básicos que debes conocer para manejarte con soltura en tu próxima visita a un hotel:

  • El Bienvenido: el Bienvenido es ese cartón que el personal de recepción te da en el check in, en el que viene incluida la tarjeta de la habitación (llaves no, pardiez!) y en el cual suele venir, o debería, toda la información necesaria del hotel. Horarios de los servicios, clave WiFi, datos de contacto, redes sociales, etc...
  • Check in: es el procedimiento de registro en un hotel, en el cual te toman los datos personales (si el/la recepcionista hace bien su trabajo...), una tarjeta de crédito en garantía (si, a todos los clientes se le pide, SIEMPRE, no es nada personal ni significa que tengas cara de sospechoso), te explica el funcionamiento de los servicios básicos del hotel, horarios, o información turística si procede. La firma del documento por parte del cliente es obligada, ya que todos los alojamientos deben mandar diariamente un registro de alojados a la Policía o Guardia Civil, según corresponda. Temas de seguridad...
  • Check Out: es el procedimiento de salida del hotel, que habitualmente se reduce a la típica pregunta del consumo del minibar y cobro de la factura en caso de que no se haya reservado a través de un intermediario.
  • Late Check Out: conocemos por Late Check out a la opción de dejar la habitación más tarde de lo habitual, normalmente a las 16:00 hrs. Esta opción suele conllevar un cargo adicional, salvo que el hotel no tenga plena ocupación y se lo pueda permitir como gesto hacia el cliente. Si es así agradécelo, porque aunque no lo creas supone un perjuicio importante en la operativa del hotel.
  • Tarjeta en garantía: si, queridos amigos y amigas. En el check in siempre se pide una tarjeta de crédito en garantía, independientemente de por dónde hayas realizado la reserva, para cubrir posibles consumos extras de servicios del hotel en el caso de que por descuido se te olvide mencionarlos en el check out.
  • Amenities: o productos de acogida, son esos productos de higiene personal que el hotel pone a tu disposición para su uso y, en algunos casos, también disfrute. Gel de baño, champú, cremas, cepillo de dientes, etc. Y si, te los puedes llevar, pero si estás una semana no es necesario que te lleves los jaboncitos de cada día.
  • Cobertura: si estás en un hotel de categoría superior y a media tarde un/a camarero/a de pisos (camareras de pisos por favor, ni chachas ni señoras de la limpieza) llama a tu puerta y te pregunta si deseas que te haga la cobertura, se está refiriendo al hecho de prepararte la cama para el sueño. Abrir la cama por un lateral para facilitarte la entrada y dejarte un bombón o cualquier otro dulce sobre la almohada a modo de obsequio. No es común y quizá incluso algo demodé, pero todavía se practica en algunos hoteles.
  • Cama supletoria: ni cama extra ni otra cama. Si necesitas una cama adicional pide una cama supletoria, y estate preparado para el cargo adicional.
  • Foscurit o black out: es la tela opaca que hay entre la ventana y la cortina, y que impide pasar la luz si no hay persianas.
  • Topper: es un cubrecolchón de uso muy extendido en los hoteles, ya que por un lado aporta firmeza y confort, y por otro lado aporta versatilidad al permitir unir dos camas individuales para convertirla en una cama doble sin que se note la unión o separación entre ambas.
  • Cama queen size: se suelen referir a camas de 1,5m x 2m (ancho x largo).
  • Cama king size: son camas de 2x2 (ancho x largo). Si el colchón es más grande (¡oh sorpresa!) lo más probable es que hayan unido dos individuales con un topper, lo cual tampoco tiene nada malo.

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blog