Huffpost Spain
Guille García Alfonsín Headshot

Ferrari debería centrarse en el Fórmula 1 de 2014

Publicado: Actualizado:
Print Article

La temporada 2013 todavía tiene muchas carreras y muchos puntos por delante. Pero 2014 es un cambio reglamentario masivo, tanto de motores como de chasis. Los recursos de los equipos de fórmula 1 no son infinitos, aunque algunos den esa sensación, y tanto personal como dinero han de saber distribuirse de manera inteligente para no encontrarse con problemas en el arranque de temporada del año que viene.

Esto cobra especial importancia en el único equipo (Mercedes es otra historia, con motores fabricándose lejos de los chasis) que hace chasis y motores propios al 100%. Ferrari.

Hoy hemos visto una carrera en la que Red Bull ha tenido casi todo a favor para ganar la carrera. Por ritmo sólo los Lotus parecían estar al ritmo de poder ganar la carrera, o meter problemas a Vettel.

Si yo fuera el director deportivo de Ferrari, pondría todos mis recursos ya en el coche de 2014

Con Webber perdiendo sus opciones de podio debido a un fallo en el atornillado de una rueda, Sebastien se quedaba solo ante el peligro, gestionando sus ruedas para tratar de evitar que Grosjean y Raikkonen le mojaran la oreja.

Viendo sólo la carrera de hoy, parece que el dominio de Red Bull no es tan aplastante, pero la realidad, viendo la tabla de puntos, y viendo carrera por carrera, es que los coches de Newey siguen destacando en el mundial y controlándolo.

Que equipos como Mercedes o Lotus brillen en unas pruebas y en otras sólo puedan aspirar a sumar algún puntito también te habla de las dificultades para brillar en cada carrera.

Y con todo esto sobre la mesa, uno se pregunta, ¿es el momento de cambiar los recursos y centrarlos para 2014?

Con un cambio reglamentario tan bestia como el de la próxima temporada, lo más probable es que dejemos de ver un campeonato tan igualado, para ver a unos equipos dominando, y otros siendo dominados. Ese cambio de reglamento, siempre que ha sucedido, ha traído consigo la caída de algún grande en desgracia, y la aparición de algún inesperado dominador.

Para no irnos muy lejos en el tiempo, podemos poner el ejemplo de los cambios cuando el Brawn (el Honda sin logos de Honda) dominó el mundial en su única temporada bajo ese nombre, con sus difusores "especiales", o el cambio generacional que llegó después con Red Bull.

Evolucionar un coche cada carrera cuesta muchísimos recursos, y ahora que llega el verano es cuando unos tomarán el camino de 2014, y otros tendrán que decidir seguir evolucionando el coche de este año. Suma a esto los cambios de neumáticos que todavía están por llegar, y tendrás sobre la mesa un complicadísimo puzle.

Bajo mi personal punto de vista, y hablando de Ferrari, con Allison y con Rory Byrne fichados para desarrollar el nuevo coche (lo de Allison está por confirmar pero... ya sabes que es algo que todo el mundo da por hecho), y con recursos para hacer un motor digno, lo suyo sería pasar todo el esfuerzo de desarrollo al coche de 2014. Antes de que arrancara la temporada de este año, en otro artículo como este, te comentaba que Ferrari necesitaba fichar talento, no sólo para los volantes, sino para los tableros de diseño. Porque en el mundo del motor, el coche cuenta tanto o más que el piloto, y necesitas ingenieros de primera fila para crear máquinas ganadoras, entendiendo cada resquicio de reglamento.

Con el retorno de Allison y Byrne, Ferrari recupera parte del equipo de ensueño que creó los Ferrari ganadores de Schumacher, parte del equipo de genios que sabía leer el reglamento y encontrar esos retazos y huecos que permiten sacar esa ventaja mínima pero crucial para someter a sus rivales. Además podrán hacer uso de un túnel de viento nuevo.

Por todo esto, yo creo, sinceramente, que Ferrari tiene mucho más que ganar el año que viene si centra ya sus recursos en 2014, que lo que puede perder por desplazarlos. Alonso está haciendo un buen trabajo con el coche que tiene, y hoy ha logrado una "digna" cuarta plaza. Pero por más que apriete, parece que el conjunto piloto-coche de este año no está en condiciones de hacer poles, y aunque en carrera tiene un ritmo digno, no es capaz de luchar de tú a tú por las victorias. Sólo su constancia le puede colocar ahí, como candidato a campeón, pero nos da en la nariz que, aunque a Vettel aún le queden uno o dos errores en lo que resta del año, no se le escapará su cuarto mundial.

Y las cosas no acaban aquí. McLaren ya tiene toda la carne en el asador para el año que viene, aunque su gran año será 2015, con la llegada de Honda. Pero que los de Woking ya trabajen en el coche de la próxima temporada es una amenaza. El caso de Lotus es complicado y diferente. Es la escudería menos potente en lo económico, y quiere brillar este año para no perder a Raikkonen, que tontea con la idea de irse a Red Bull. El coche es brillante, sí, pero la cuestión es si esto coartará el rendimiento en 2014.

Y más de lo mismo para Red Bull, que también tiene esa presión de mantener a su coche de este año como el más rápido de la parrilla sin tirar el trabajo del año que viene. El beneficio de Red Bull está en dos factores: no tiene la presión de desarrollar un motor propio para 2014 (cosa que sí pesa en Ferrari), ya que es una cosa de Renault, y por otro lado, tiene a Adrian Newey en sus filas, un experto en afrontar cambios reglamentarios profundos, como hemos visto en los últimos veinte años.

Así que sí, bajo mi punto de vista, aunque no se pueda decir públicamente, tanto a Ferrari como a Lotus debería entrarles ya por los ojos la idea de pasarse a desarrollar el coche del año que viene, y reducir el trabajo de desarrollo de esta temporada. Y es que lo que aprendan para sacar rendimiento al coche de 2013 de poco les valdrá para aplicarlo en el de 2014.

Claro que esta decisión no podrá ser comentada públicamente... quedaría mal ver a Ferrari o a Lotus rendirse ante el poder de Red Bull.

¿Quieres que opine de la carrera? Poco que añadir a lo que ya te he comentado... Que Vettel ganara en Alemania, por fin, era algo que veíamos venir. Que Mercedes se haya ido hacia atrás y Lotus hacia adelante cabía en lo probable... y es que las diferencias de temperatura van marcando quién está fuerte y quién no. Y sí, Ferrari sigue ahí, tal vez mejor que otras temporadas, pero sigue sin tener ni la velocidad, ni el rendimiento de un coche-equipo-piloto campeón.

Vamos, que sí, que veo a Vettel ganador, aunque aún veremos ganar carreras, probablemente, a Raikkonen, a Alonso, Hamilton y Rosberg.