BLOGS

No hemos venido aquí para "tocarnos los huevos"

28/07/2015 07:00 CEST | Actualizado 27/07/2016 11:12 CEST

En las últimas horas, estamos conociendo poco a poco extremos bochornosos de la trama Púnica. Hemos conocido que hay más de 90 imputados, muchos de los cuales habían sido consejeros, directores generales, presidentes de diputaciones provinciales, alcaldes... Y algunos que han sido señalados como implicados están aforados por ser diputados y consejeros autonómicos en estos momentos.

Entre los hechos conocidos, parece haber una grabación de quien fuera alcalde de Valdemoro y diputado autonómico del PP pidiendo a su sobornador que le diera "pasta para las vacaciones" y explicando: "Estoy tocándome los huevos, que para eso me hice diputado".

Desde hace un mes y medio, nosotras y nosotros somos diputadas en la Asamblea de Madrid. Lejos de tener ese desprecio por la ciudadanía de Madrid, nos hemos puesto a trabajar desde el primer momento, repartiendo responsabilidades sectoriales y áreas geográficas que hacen que cada diputado tenga mucha tarea que cubrir, porque para eso nos han elegido, para poner las instituciones al servicio de la gente.

Además, hemos presentado preguntas, proposiciones sobre sanidad, cultura, educación... Y sobre todo, hemos conseguido que la Asamblea apruebe, contra la voluntad del PP, una comisión de estudio que pretendemos que descubra cómo ha sido posible el enorme endeudamiento de la Comunidad de Madrid.

Lo que vamos conociendo de la trama Púnica, como lo que conocemos ya de la trama Gürtel, nos da una idea de que, probablemente, la situación de la Comunidad de Madrid tenga mucho que ver con un saqueo estructural dirigido a enriquecer a una minoría de sinvergüenzas, aunque ello supusiera enormes gastos innecesarios a la ciudadanía madrileña.

No, no hemos venido aquí a "tocarnos los huevos", sino a trabajar, a trabajar todo lo que podamos por la gente de Madrid y para destapar a quienes han usado las instituciones para saquear a nuestro pueblo.

Hace unos días, anunciábamos que renunciábamos a las medallas que supuestamente otorgan la dignidad a los diputados porque entendemos que esa dignidad la otorgan el trabajo y la decencia. Como tantos otros, ese señor que se hizo diputado para "tocarse los huevos" tendría su medalla, pero ni un ápice de la dignidad con la que nosotras y nosotros sí queremos agradecer a la ciudadanía madrileña habernos otorgado el honor de servirla.

Este artículo ha sido coescrito entre Jose Manuel López, Lorena Ruiz-Huerta, Hugo Martínez y Cecilia Salazar, diputados del grupo parlamentario de Podemos en la Asamblea de Madrid.