BLOGS

Lasquetty y la supuesta inexistencia de estudios que avalen la eficiencia de la sanidad pública

09/01/2013 10:16 CET | Actualizado 10/03/2013 10:12 CET

"No he conseguido que nadie me muestre un estudio que diga que la gestión sanitaria basada en funcionarios vitalicios, y bajo las reglas de contratación de la Administración Pública, sea más eficiente".

La frase pertenece al consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, y fue pronunciada en respuesta a las críticas por la falta de estudios que avalen la eficiencia económica de privatizar la gestión de algunos hospitales públicos.

Según el responsable de Sanidad de la Comunidad hay estudios que respaldan su postura, pero no existen trabajos que prueben lo contrario, por lo que considera las protestas de los trabajadores sanitarios "injusta, irresponsable e injustificadas".

Recientemente, el propio Lasquetty participó en la presentación de un estudio llevado a cabo por la consultora IASIST que apuntaba que la gestión privada de los hospitales públicos es un 27% más barata. Por lo que es cierto que existen algunos trabajos que apoyan la eficiencia de la gestión privada. Ahora bien, ¿Es verdad que no hay ningún estudio que demuestre lo contrario, es decir, que la gestión pública es más eficiente, tal y como dio a entender Lasquetty?

Los datos

Para despejar la incógnita rápidamente: no, no es cierto. Ahí van unos cuantos estudios que contradicen las declaraciones de Lasquetty y que apuntan que la sanidad pública es más eficiente que la gestión privada:

  • Este estudio, publicado en el International Journal of Health Services, demuestra cómo los costes en el sistema de salud de Colombia se dispararon tras la reforma privatizadora de 1993 y cómo, a consecuencia de esta reforma, algunos años el 52 por ciento del presupuesto fue a parar a costes administrativos.
  • Mientras, este estudio, publicado en el British Medical Journal, documenta cómo la introducción de un sistema de gestión mixto público-privado en algunos hospitales de Reino Unido, como el introducido en seis centros en la Comunidad de Madrid, ha elevado considerablemente la deuda del sistema público de salud británico y, lejos de implicar mejoras en el servicio, ha obligado en algunos casos a reducir camas en los centros hospitalarios.
  • Si medimos la eficiencia como la calidad del servicio que podemos ofrecer por el mismo presupuesto, este otro trabajo, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Roma Tor Vergata, demuestra una mayor eficiencia de la sanidad pública a la hora de reducir la mortalidad infantil en 163 países, que no se encuentra en la gestión privada.
  • Este otro estudio, publicado en el South African Medical Journal, señala que la privatización de parte del sistema en Sudáfrica en los años 80 implicó incrementos de entre el 13 y el 32 por ciento en los costes de la sanidad a la población.
  • En la web se pueden encontrar muchos más estudios en este sentido. La revista Plos Medicine publicó en 2011 una revisión de más de cien estudios comparando la eficiencia de sistemas públicos y privados de salud que concluían que la afirmación de que el sistema privado es más eficiente no está justificada.

Sin entrar a valorar si la gestión pública es más eficiente que la privada, la existencia de todos estos estudios contradice el argumento del consejero de Madrid y viene a demostrar una vez más la ligereza con la que en este debate, sobre un servicio esencial, y que por lo tanto debería tener que ser estudiado con rigurosidad, se están vertiendo afirmaciones sin ningún tipo de fundamento que pueden confundir a la opinión pública.