BLOGS

¿Cambias de opinión después de un debate? Análisis de comunidades tuiteras en torno al #7D y al #14D

16/12/2015 07:05 CET | Actualizado 16/12/2016 11:12 CET

2015-12-15-1450196513-9520709-caracara.jpg

Foto: EFE

Escrito por Carmen Torrijos

En el momento en el que escribimos este post, Lynguo, nuestra herramienta de análisis de redes sociales, lleva ya diez días recogiendo y analizando datos relacionados con las elecciones generales del #20D. Más de cinco millones de tuits han entrado desde que comenzó la campaña electoral y los primeros análisis van demostrando el éxito en las redes de las nuevas formas de propaganda, de comunicación y, sobre todo, de debate. El éxito arrollador de esta forma de campaña en sus distintos formatos es difícil de medir más allá del ganador y el perdedor, y puede plantear más dudas. ¿Tienen los debates algún efecto real en los indecisos? ¿Se reafirman los convencidos en su idea de voto?

Con tanta actividad en las redes sociales, hay muchas métricas que se pueden extraer de ellas para responder estas preguntas, y una que puede resultar muy orientativa es la fluctuación de los usuarios de Twitter de un grupo de conversación a otro: ¿con quién interactúan, a quién retuitean? Observamos en el siguiente grafo la distribución de las comunidades políticas en los días previos al #debatedecisivo del 7 de diciembre, desde el inicio de la campaña hasta el inicio del debate:

2015-12-15-1450188160-3162864-grafo1.png

Una de las cosas que podemos observar aquí es la cercanía entre las comunidades de Podemos y Ciudadanos, que aparecen en el mismo sector del grafo, mientras que las de PP y PSOE aparecen en polos opuestos. Vemos también la situación periférica de las comunidades de UPyD y Vox. Vemos la distancia entre los líderes y las cuentas de sus respectivos partidos, y cómo algunas comunidades se llegan a mezclar con otras, como en el caso de Podemos y Unidad Popular. Los vínculos entre las comunidades son frecuentes y eso hace que el grafo resulte menos definido y más disperso. Vamos a ver ahora el mismo grafo, creado justo después del debate del #7d:

2015-12-15-1450188417-1552124-grafo2.png

En este segundo escenario, que recoge las horas que duró el debate y la resaca posterior en Twitter (del 7 al 10 de diciembre), observamos comunidades mucho más consolidadas, con gran cantidad de vínculos también entre ellas pero posicionadas de forma más polarizada. Vemos a Podemos y Ciudadanos mucho más alejados que en el grafo anterior, y sin embargo a PP y PSOE en el mismo sector aunque con escasos vínculos. Las comunidades de UPyD y Vox se acercan y aumentan la interacción con las demás. ¿Se consolida la opinión? ¿se afianza el voto? ¿se polarizan aún más los grupos? Lo que es claro es que, tras el debate, las comunidades se refuerzan y se vuelven más endogámicas y mejor delimitadas. El indeciso toma partido, mientras que el convencido se repliega y busca apoyo en su propio grupo.

2015-12-15-1450188465-1428093-grafo3.png

Cuando se realiza este tercer grafo ya han pasado unos días desde el debate a cuatro, y una vez consolidadas las comunidades como veíamos en el grafo anterior, la principal tendencia es distanciarse cada vez más unas de otras. Podemos y Ciudadanos continuan separándose, mientras que PP y PSOE se alejan del centro del grafo y tienden al aislamiento. La comunidad del PSOE, a la izquierda, conserva sus vínculos con la de Podemos, constantes en todos los grafos, mientras los usuarios de la comunidad del PP, a la derecha, interactúan de lejos con Ciudadanos y Vox. ¿Se debe este movimiento centrífugo de PSOE y PP a la proximidad del #CaraACara entre Rajoy y Sánchez? Solo nos queda por ver, en el siguiente grafo, la evolución de estas comunidades después del debate a dos del #14D:

2015-12-15-1450188499-5628342-grafo4.png

Este último grafo muestra los grupos de conversación en Twitter durante y después del cara a cara entre Rajoy y Sánchez del día 14 por la noche. Como podemos ver, la configuración del grafo cambia radicalmente y las comunidades más grandes y más centrales pasan a ser las de PP y PSOE, que aumentan su tamaño de forma sustancial y establecen por primera vez vínculos de interacción entre ellas. El núcleo de esta interacción es la cuenta de Antena 3 Noticias. Entre tanto, la comunidad de Izquierda Unida se sitúa a medio camino entre PSOE y Podemos, manteniendo interacción con ambas, y las comunidades de Ciudadanos y Podemos aparecen de nuevo cercanas, casi entremezcladas. Vox y UPyD se mantienen en su posición periférica, aunque ambas con interacciones frecuentes hacia la comunidad del PP.

La evolución, por tanto, de los grupos de conversación afines a PP y PSOE tiende al distanciamiento y al aislamiento como formas de refuerzo, mientras que las comunidades de los nuevos partidos establecen más relaciones con las demás. Los usuarios afines a Ciudadanos y a Podemos se distancian mucho unos de otros, pero vuelven a interactuar estrechamente cuando se pone de manifiesto su carácter de nueva política frente al bipartidismo, como es el caso del último grafo. En cuanto al alcance y la magnitud de las comunidades, PSOE y PP logran grupos de conversación de tamaño más bien pequeño antes del #14D, recuperando terreno en las redes gracias al debate a dos. Llama la atención en todos los grafos el tamaño y la posición central de la comunidad de Izquierda Unida, de quien cabría esperar una posición periférica al no participar en los debates centrales y que, sin embargo, constituye la segunda comunidad más grande durante el debate del #7D.

Todo esto se extrae únicamente con el análisis de la distribución de los usuarios en comunidades, pero, ¿y si pudiéramos saber cuántos usuarios han cambiado de comunidad, de dónde proceden y a dónde van? ¿qué más comunidades aparecen? ¿cuál es el papel de los medios? Si quieres conocer más en detalle nuestros informes sobre la campaña electoral y las elecciones en Twitter, escríbenos.