Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

Jesús J. de la Gándara Headshot

Votar por votar, no, mejor no hacer nada

Publicado: Actualizado:
Imprimir

2016-09-13-1473782194-68066-SPAINGENERALELECTIONS_original.jpg
Foto: Getty Images.

Seré claro: en las primeras voté, como debe ser. En las segundas no, sencillamente porque ya había dicho lo que quería, y para qué repetirlo. Y en las terceras, ni se me ocurriría pensar en hacerlo, pues eso iría contra la mínima decencia democrática que hasta los "malos" ciudadanos debemos respetar. Y como bloguero que soy, le pido a usted, lector, que piense en ello y, si le acomoda, se sume a mi parecer.
En todo caso, allá usted, haga lo que deba, quiera y pueda, que es lo que le diría un señor tan respetable como Kant.

Dicho lo cual, y para no ser tan escueto, me remitiré a mi anterior post titulado Cuatro inútiles y un incapaz, en el cual me mojaba.

La idea es clara: lo que dije y reitero, sin el más mínimo deseo de ofender, sino simplemente de describir, es que si los cuatro son incapaces de resolver esta cuestión y todo lo que han hecho hasta ahora ha sido inútil, pues eso, que lo dejen "ellos" y lo intenten "ellas".

Pero como parece que esta solución era meramente literaria, casi metafórica, y los médicos - como un servidor - tenemos la manía de que cuando nos plantean problemas intentamos buscar soluciones eficaces, pienso en proponer una solución concreta, y esta va totalmente en serio, pues es práctica y posible.

Veamos, lo que he pensado es que no sé por qué nos liamos tanto cuando la mejor solución la tenemos delante de las narices, y consiste en hacer una cosa muy sencilla "nada", es decir dejar que el gobierno siga haciendo lo que debe, es decir, gobernando, pero no en funciones, sino de pleno derecho y deber, y que el parlamento que hemos elegido democráticamente (¡por dos veces!) haga su labor, es decir, debatir, legislar, promover, oponerse, controlar al gobierno, etc.

Si el partido más votado es el que debe gobernar, pues eso, que gobierne el más votado. Si el parlamento elegido representa al pueblo, pues eso, que nos represente. Y así cuatro años. Dentro de cuatro años ya se verá.

¿Argumentos? Muy sencillos. Si el partido más votado es el que debe gobernar, pues eso, que gobierne el más votado. Si el parlamento elegido representa al pueblo, pues eso, que nos represente. Y así cuatro años, los que deben cumplirse de acuerdo con la norma democrática. Y dentro de cuatro años ya se verá.

Entonces que se convoquen las elecciones normales, no elecciones extraordinarias, y lo que salga, salga. Lo digo totalmente en serio. Que me dicen que no se puede por no sé qué normas y componendas leguleyas y burocráticas, pues cambien las normas y listo, que para lo que quieren bien que las cambian.

La única duda que me queda es cómo conseguir que este humilde post de este insignificante bloguero lo lean los que deben: los cuatro y el quinto. Le voy a pedir a mi editor, que es persona de muchos conocimientos, que se lo mande, que a lo mejor así les llega, y puede que hasta lo lean, y que incluso se lo piensen... o no, total, para el caso que nos hacen.