BLOGS

Las 21 cosas que realmente quiere una madre por Navidad

13/12/2015 09:58 CET | Actualizado 13/12/2016 11:12 CET

Mis hijos llevan preguntándome ya varias semanas qué quiero que me regalen por Navidad. Les he dicho lo de siempre, lo que se supone que tengo que decir: no necesito nada, sólo quiero que todos mis hijos sean felices y estén sanos. Y es la verdad. No necesito nada. Y quiero que mis hijos sean felices y estén sanos.

Pero son buenos niños, así que da igual cuántas veces diga que no necesito nada, reunirán todo su dinero y me acabarán comprando un albornoz, un camisón o algún utensilio de cocina (pero sin maldad). Y se lo agradeceré porque sé que me compran un regalo porque me quieren y lo quieren demostrar.

Pero hay un pequeño problema. Siempre miento. No sólo quiero que mis hijos sean felices y estén sanos. Eso es lo más importante, sí, pero hay unas cuantas cosas que quiero. Y mucho. Así que igual este año hago una lista de regalos de verdad...

1. Quiero que todos quiten los restos de mantequilla del cuchillo antes de dejarlo en el fregadero. Todavía mejor: que lo metan en el lavavajillas.

2. No quiero volver a oír gritar "¡MAMÁAA!" desde la otra punta de la casa.

3. No quiero volver a abrir la caja de cereales y encontrarme con que solamente quedan dos cucharadas.

4. Quiero un coche sin restos de patatas fritas y sin pajitas tiradas por el suelo.

5. Quiero que todos los calcetines del mundo (o al menos los de mi casa) encuentren a su pareja sin mi ayuda.

6. No quiero que la encimera de la cocina esté llena de migas.

7. Quiero que alguien más dé de comer al perro. ¡Ese era el trato!

8. Quiero dejar de decir que los trozos de color verde que hay en la pasta son especias. Son espinacas, ¿vale? De siempre.

9. Quiero sentarme y poder tomar un café, utilizar el ordenador o leer un libro sin que nadie me interrumpa para decirme: "Oye, mamá, ¿me ayudas...?".

10. Quiero poder encontrar un bolígrafo cuando lo necesite. Y tijeras. Y celo. En serio, ¿qué hacéis con el celo?

11. Quiero dejar de repetirme.

12. Quiero dejar de repetirme.

13. Quiero una serie de televisión que pueda ver con toda mi familia, pero que no tenga nada que ver con la naturaleza, con la vida en la naturaleza, con gente que vista de camuflaje o con el sexo... Y sin anuncios de compresas, colonias o disfunción eréctil.

14. Quiero aprender a utilizar el mando de la televisión. Y quiero que los niños se olviden de cómo usarlo.

15. No quiero llegar tarde a los sitios. Sólo de vez en cuando, por favor.

16. Quiero pasar tiempo en familia.

17. Quiero jugar en familia.

18. Quiero poder sentarme para cenar más a menudo.

19. Quiero cocinar y que alguien limpie la cocina después.

20. Quiero más noches en familia y menos noches en las que cada uno va por su lado.

21. Quiero parar el tiempo.

Está claro que algunas de las cosas de mi lista me las puede proporcionar mi familia, pero otras, no. En el fondo sé que me regalarán un albornoz, un camisón o un utensilio de cocina. Y no pasa nada. Porque aunque no me concedan una cocina limpia para siempre, lo que me den me lo darán con amor. Además, no me vendría nada mal un albornoz nuevo.

La versión original de este artículo fue publicada en Charming Farming.

Este post fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Irene de Andrés Armenteros

Ve a nuestra portada Facebook TwitterInstagramPinterest

OFRECIDO POR NISSAN