Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

Lucy Dukes Headshot

Por qué las mujeres olvidan el dolor del parto

Publicado: Actualizado:
EMBARAZADA
PIXABAY
Imprimir

La presentadora y modelo inglesa Holly Willoughby aseguró hace poco que le encanta parir. En sus propias palabras, aunque el parto es doloroso, se trata de un tipo de dolor diferente que le hace sentirse más viva que nunca, un sentimiento que no ha experimentado con ninguna otra cosa.

Es como si os estuviera viendo gritarle a la pantalla "¿QUÉ? ¡Esa tía está loca!", pero en realidad... estoy de acuerdo.

Cuando mi hermana se quedó embarazada a principios de año, fuimos a comprar ropa para el bebé y le pregunté si estaba emocionada con la idea de tener otro hijo. Y su respuesta fue...

"Dios, ¡no! ¿Tú qué crees? Estoy acojonada. No quiero parir otra vez, me mareo solo de pensarlo".

Yo pensé que estaba loca, y así se lo dije. Por supuesto que para mí el parto era doloroso, pero que muy doloroso, pero también absolutamente alucinante y reafirmante de la vida. Me dispuse a recordarle a mi hermana todo lo que sucede tras el parto.

Para empezar, el dolor desaparece casi instantáneamente. Y si no lo hace... lo parece. Puede que se deba a la combinación de hormonas, fármacos y distracción en forma del bebé más mono que hayas visto jamás, pero, en mi caso, el dolor desapareció. En segundo lugar, el parto es tan agotador que te sientes feliz solo porque ha acabado, pero la verdad es que cuando más feliz te sientes (espero) es al ver que tu hijo aparece por fin. Da igual que el parto haya durado 48 horas o 20 minutos.

Entonces llega el torrente de hormonas que te hacen sentir como Superwoman. El mundo es tuyo. Probablemente podrías levantar un camión a pulso. Eres mujer. Eres madre. Eres increíble. Mírate. Mira lo que has creado. Mira lo que has hecho. Eres impresionante.

También te sentirás más segura y cómoda con tu cuerpo que nunca. ¿Que 20 enfermeros y médicos en prácticas quieren echarle un vistazo a mis partes bajas? ¡Pues claro! ¡Pasen y vean, hagan fotos si quieren! Admirad este cuerpo. Mirad lo que es capaz de hacer. Y no os preocupéis por que tenga la teta fuera... está alimentando a un pequeño humano recién nacido ¡QUE HE CREADO YO MISMA! ¿Impresionados? Venga, decidme lo impresionados que estáis con mi cuerpo natural.

No existe licor, droga o sensación como esta en el mundo entero. Es algo que puede llegar a colocarte tanto que ni siquiera sabes cuándo se te va a pasar. Eso hasta que te caiga todo el cansancio encima, por supuesto.

Por el momento no tengo pensado tener más hijos, pero estoy de acuerdo con Holly. Me da pena pensar en que quizá no vuelva a sentir ese colocón otra vez.

¿Te ha gustado este post? Puedes leer más en el blog (en inglés) Oh Lucy.

Este post fue publicado originalmente en la edición de Reino Unido de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero.