BLOGS

Mamá, ¿por qué Cataluña se quiere independizar?

07/10/2017 09:15 CEST | Actualizado 07/10/2017 09:15 CEST
Getty Images/iStockphoto

La pregunta era inevitable... Después de vernos durante una semana pedir silencio durante las noticias, ver cómo se arrancan banderas españolas desde los balcones de los ayuntamientos catalanes y escuchar una y otra vez por la radio, televisión y conversaciones que en Cataluña se estaba realizando un referéndum ilegal, la pregunta tendría que llegar.

¿Cómo le explico yo esto a mi bicho de 9 años mientras su hermana de 5 nos escucha?

No cariño, Cataluña no se quiere independizar, y por eso se está armando tanto jaleo como estás viendo. El problema es que hay un grupo reducido de catalanes que dicen que no se sienten españoles, y que efectivamente se quieren independizar. Pero eso no significa que Cataluña quiera la independencia, sólo la quieren unos cuantos. Y por eso, el resto de españoles les está obligando a cumplir la ley, porque se están saltando todas las normas para hacer lo que les da la gana.

"Pues que se vayan esos, ¿no mami?" "Eso digo yo hija, pero no es tan sencillo cariño."

Verás: cuando quise independizarme e irme de casa de los abuelos, tenía claro que debía contar con un trabajo que me diera los suficientes ingresos para poder mantenerme por mi misma, sin tener que pedirle dinero a los abuelos para que me ayudaran a vivir. Busqué una casa en la que poder dormir, lavarme la ropa, hacer lo que me diera la gana y formar lo que Ikea un día bautizó como la república independiente de mi casa.

El problema es que Puigdemont, que es quien representa todo el daño que se le está haciendo ahora a Cataluña y España, quiere independizarse. Pero él no tiene una casa para hacerlo, porque el territorio en el que está, que vendría a ser la casa, es de España y no suyo. Tampoco tiene suficientes ingresos para mantenerse sin pedirle dinero a papá y mamá, que en este caso es el gobierno español. Y además no sólo quiere independizarse él con su grupo de amigos, sino que también quiere obligar a todos los catalanes que quieren seguir viviendo y sintiéndose parte de España a irse con él.

Este señor se está saltando todas las normas y las leyes y haciendo lo que le da la gana, y en algún momento tendrá que parar. Es como cuando tú desobedeces o no cumples las normas de casa, cariño. "Entonces mamá, habrá que castigarlo, ¿no?"

Eso mismo pienso yo cariño.

Y ahora, a dormir. Mañana quedará un día menos para que a este señor le llegue su merecido.

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blog

MÁS SERIES