Danza

El robot con un récord Guinness que no sabe bailar

Bob se mueve al ritmo de la música, sincronizado con precisión milimétrica con los demás participantes de una coreografía brutalmente multitudinaria. Bob, o QRC-2, posee un récord Guinness, pero le falta algo que cualquier bailarín, y todos nosotros, somos capaces de conseguir: sentir el deleite de bailar.

China Cruel es tango con derecho a réplica

Las letras del tango trascendieron con mensajes misóginos y machistas pero, por fortuna, ahora están bajo lupa. Desde hace un puñado de años, hay quienes se proponen repensar el género musical argentino por antonomasia. Y lo están repensando desde la otra perspectiva, desde las mujeres.
EFE

Danzad, danzad, benditos

Quizás la asfixia de la danza haya que enmarcarla en el contexto actual, en el de una crisis económica y política, que viene acompañada de una crisis cultural. La de una cierta intelectualidad que se siente a gusto con las letras, pero desprecia los cuerpos. Que se agazapa en el estatismo porque le aterra el movimiento. Que es incapaz de tomarle el pulso a la calle, atrapada en lógicas viejas.