Juguetes Sexuales

Por qué usar un vibrador

Laura Cámara | Publicado 15.12.2015
Laura Cámara

Dentro de la juguetería erótica, hay dos productos que brillan más que los demás. Uno son los lubricantes. El otro, los vibradores. Los que yo más recomiendo son los de uso externo, o bien, que tienen una parte para introducir en la vagina pero pequeña. Para estimular la entrada vaginal. Realmente, a efectos prácticos, no necesitamos más. Busca los llamado vibradores de dedo.

"Hola. ¿Me podéis decir qué es eso que tiene mi hijo en la ducha?"

EL HUFFINGTON POST | Publicado 30.11.2015

Patty Parsons parece ser un amorosa madre cristiana, a juzgar por su biografía de Twitter. Hace poco que se abrió la cuenta en esta red social y aú...

Así es una fabrica de juguetes sexuales por dentro

EL HUFFINGTON POST | Andres Jauregui | Publicado 22.01.2015

Vamos a dedicarle el mismo tiempo a escribir estas líneas que tú a ver este vídeo sobre cómo es una fábrica de juguetes sexuales por dentro. ...

¿Árbol de Navidad o juguete sexual anal? La nueva escultura que ha revolucionado París (FOTOS)

EL HUFFINGTON POST | Publicado 18.10.2014

París, ciudad del amor, de la belleza, de los paseos a la orilla del Sena, de arquitectura magnífica... y de esculturas que parecen juguetes sexuale...

Vergüenza: esto pasa cuando tu hijo encuentra lo que no debe (VÍDEO)

EL HUFFINGTON POST | Publicado 07.07.2014

"Si lo encuentran, jugarán con ello". Eso les pasa a todos los niños: si se lo encuentran, lo cogen y se ponen a jugar con ello. Ese es el mensa...

Apología del onanismo

Li Bombón | Publicado 13.11.2012
Li Bombón

Mi fantasía recurrente incluye siempre 4 hombres. Sé dónde está situado cada uno de ellos, qué hace exactamente, en qué momento y cómo. Con los años se ha convertido en una coreografía perfectamente ensayada.

Vibra libremente

Li Bombón | Publicado 16.10.2012
Li Bombón

¿De verdad pensáis que hace falta estar soltera para tener un vibrador? Y lo que me parece más importante: os equivocáis de enemigo. Sabemos que no tenéis seis velocidades y que vuestras pilas se agotan. Pero es que los juguetes no tienen manos.