Populismo

EFE

La trampa del chavismo

La deriva de Venezuela hacia la dictadura ha sido paulatina, pero no inesperada. La retórica que usó Hugo Chávez para llegar al poder hizo sospechar a todos los que no estuvieran...
Chip Somodevilla via Getty Images

Valle Inclán inventó a Donald Trump

Trump representa una magnífica oportunidad para que los socialdemócratas acomodados, las feministas de salón y hasta los demócratas liberales, recuperen la capacidad de indignarse. Una indignación que habían tenido que relegar a los recuerdos de juventud, porque los desgreñados antisistema se habían adueñado de ella, pero ahora pueden recuperarla, pueden invocarla en sus declaraciones y hasta en sus conversaciones privadas
EFE

Le Pen, en sucio

Los males venideros llegarán como están llegando, bajo disfraces de una mayor seguridad y proteccionismo. Francia puede convertirse en unos meses en un foco de cierta esperanza para Europa o, por el contrario, en el descarnado solar en el que la ultraderecha empiece a jugar, suciamente, ante nosotros.
EFE

El triunfo del fascismo

¿A qué hemos llegado para que en pleno siglo XXI a muchos les moleste cualquier expresión del amor, tenga el sexo que tenga, tenga la edad que tenga o sea del color que sea? ¿A dónde hemos llegado para que un hombre se imponga a una mujer, un adulto a un niño, un rico a un pobre, un blanco a un negro, si somos todos de la única raza que existe, que es la humana.
REUTERS

"Y al indiferente, la legislación vigente"

El buenismo es el peor remedio que se puede aplicar a lo que ya está diagnosticado como enfermedad: el triunfo del populismo, que es el envoltorio de celofán de la mentira y el cinismo. La única manera de que el pueblo inglés sea consciente de las consecuencias de la decisión que ha tomado libremente con el Brexit, y de que otros pueblos tomen debida nota, consiste en que las consecuencias sean las que estrictamente correspondan.
ISTOCK

La dicotomía populista

Desde la caída del Muro de Berlín y el imparable advenimiento de la globalización, hemos creído que nuestro conocimiento de la realidad era completo y no cabía esperar la aparición nuevos elementos. Nada más lejos de la realidad. Una palabra ha puesto patas arriba el escenario político europeo y español: populismo.
REUTERS

Matón y tramposo en el Despacho Oval

A pesar de las evidencias clamorosas de que Donald Trump era un decorado de feria, pocos podían imaginar que en sus primeros días como presidente electo de la superpotencia mundial se comportaría como lo que, efectivamente, parecía que era: un caprichoso matón cuya vida era un continuo festival de enredos.
ISTOCK

La dicotomía populista

Una palabra ha puesto patas arriba el escenario político europeo y español: populismo. ¿Cómo explicarlo? ¿Es una teoría, un estilo de comunicación o una etiqueta? A nadie se le escapa el revuelo creado en torno a este concepto, empleado habitualmente como arma arrojadiza. No obstante, hay quienes han tratado de definirlo con mayor o menor acierto.
ISTOCK

Cuando las personas sufren: un cuento de Navidad

Cuando las personas sufren, la esperanza debería contener un proyecto real y diferenciado con respecto al presente. El FMI, el Banco Mundial y el Banco Central Europeo serán los que engarzarán el final del cuento de Navidad dentro de otros 12 meses, es decir, validarán si la economía va creciendo o decreciendo a pesar de los que sufren, y de acuerdo con unos parámetros que, sin darnos cuenta, están cambiando.
EFE

El año del diluvio

2016 ha sido el año en el que casi todo lo que era sólido se ha deshecho, como la corriente de un río deshace las rocas que lo encajonan, creando profundos cañones, solo que en un proceso mucho más acelerado. El año del diluvio que se ha tragado todo lo que alguna vez creímos bueno e inmutable.
ISTOCK

Estrés democrático

Cuando en una sociedad se generalizan el sectarismo y la polarización, cuando la pluralidad se considera un problema que es necesario erradicar y la voluntad de diálogo consiste en esperar que el otro asuma mis ideas, convocar elecciones no sirve de nada. Porque no se usan como un mecanismo para aliviar tensiones, sino como un arma para golpear al adversario. Que yo sepa, ningún país dominado por extremismos de uno u otro bando, ha conseguido solucionar sus problemas mediante el voto de manera satisfactoria.