BLOGS

Lo raro sigue siendo vivir

10/05/2017 07:29 CEST | Actualizado 10/05/2017 07:29 CEST

AOL

Mujeres que son madres, mujeres que quieren ser madres, mujeres que temen ser madres, mujeres que quieren deshacerse de las madres de sus maridos, mujeres que tienen miedo, mujeres que mienten para que la realidad no sea tan amarga... Mujeres. Muchas mujeres. Con sus verdades y sus mentiras, con sus dobleces, con sus misterios, con sus afanes, con sus temores, con sus búsquedas, con sus problemas, con sus enfermedades, con su sentido del humor, con sus anhelos y con sus imperfecciones.

Con todo lo que conlleva estar aquí y respirar, sin atisbos para la vacilación, cada día: no queda otra opción, y lo sabemos. Y ellas, las protagonistas de los nuevos relatos de la escritora Maite Núñez, también lo saben. Sostenerse, caerse y levantarse, y así, con pocos instantes para la tregua, hasta que el destino decida. Hay dolor en estos relatos -mucho, en algunos casos- porque dolor también lo hay -a raudales, si me apuran- en la propia vida.

Y estos relatos, magníficos todos ellos (sobresaliente el que da título al volumen, 'Todo lo que ya no íbamos a necesitar'), reflejan a la perfección la vida, ese fluir cotidiano donde hay espacio para muchas más cosas, no sólo para el dolor, si no estar aquí y respirar sería francamente insoportable. Hay humor, y ganas de tirar hacia delante, y expectación por lo que vendrá, y una manera de posicionarse en el mundo que es una forma (totalmente intencionada) de decir, vamos a poder con ese dolor y con todo lo que esté por venir. Sostenerse, caerse y levantarse. Así, cada día, sin demasiadas concesiones a la crueldad con la que la propia vida quiere imponerse a ratos, sin excepción. De modo implacable, contundente.

Relatos que se sirven de pocas palabras para expresar la condición humana: sus miedos y sus contradicciones

Relatos que reflejan la realidad de una manera tajante, como si ese bisturí helado que recorre la carne en ocasiones anduviese cerca, marcando su territorio, siempre alerta. Relatos que se sirven de pocas palabras para expresar la condición humana: sus miedos y sus contradicciones (sobrecogedor, en este caso, el titulado 'No tengas miedo'). Relatos salvajes, en ocasiones, como salvaje es todo esto que nos traemos entre manos. La supervivencia. Lo raro es vivir, ya lo dijo en aquella novela la añorada Carmen Martín Gaite.

Lo raro sigue siendo vivir, sí, podríamos decir después de terminar la lectura de este libro. Y también podríamos decir: qué gran libro has escrito, Maite Núñez. Le auguro un largo recorrido. El que, sin duda, se merece.

'Todo lo que ya no íbamos a necesitar' está publicado por la editorial Base.