BLOGS

PP y PSOE se dan a la fuga ante la Diada

11/09/2013 14:51 CEST | Actualizado 11/11/2013 11:12 CET

"Señores, ya no aguanto más, estoy hasta los cojones de todos nosotros". Así abandonó el catalán Estanislao Figueres, presidente de la 1ª República española, el Consejo de Ministros cuando la euforia federalista lo invadía todo. 140 años después, Cayo Lara recupera la expresión de hartazgo para lanzársela a Rajoy, con la excusa de Bárcenas. Casualidad que lo haga solo unas horas antes de que la Diada lo inunde todo, con más calado que la lluvia que se ha filtrado en el hemiciclo y que ha hecho mella en el ánimo de sus señorías, al margen de los chistes y las ironías -"¡Vaya chorreo nos han echado! ¡Esto hace aguas!", "¡Llueve sobre mojado!", son algunas de las múltiples frases que soltaban los políticos-.

Primera sesión de control después de las vacaciones. Rubalcaba y Cayo Lara llegan dispuestos a acusar a Rajoy de mentir sobre Bárcenas en su comparecencia del 1 de agosto. Pero es 11 de septiembre y la cadena humana XXL que ya se está formando en Cataluña viene aderezada por las encuestas. El 52% de los catalanes se declaran independentistas, el 80% son partidarios de una consulta y los dos principales partidos nacionales, PSOE-PSC y PP se convierten en la 5ª y 6ª fuerza respectivamente, según la Ser.

Como los políticos prefieren que les preguntemos por Bárcenas, nos empeñamos en que se pronuncien sobre el clamor que retumba desde Cataluña. Todos los miembros del Gobierno muestran una prisa loca, debido a que la sesión se ha retrasado dos horas hasta que los operarios de Dragados han logrado controlar las goteras sobre los escaños, y no quieren hablar.

Jorge Fernández, el catalán ministro de Interior, aunque también va volado dice "no he visto la encuesta, pero hay que tener en cuenta el momento en el que se ha realizado", o como dicen fuentes del PSOE: "la encuesta se ha hecho en el microondas". La consigna en el PP es no calentarse la boca. Carlos Floriano lo resume así : "Sobre la Diada ya lo ha dicho todo la vicepresidenta. No vamos a hacer declaraciones".

La preocupación de los diputados catalanes, sean del partido que sean, se centra en la falta de reacción del Gobierno y el temor a que se desinflen los tibios acercamientos entre Mas y Rajoy. "Puede haber un desvío en las encuestas -reconoce Alex Sanz, diputado por Girona del PSC- pero lo que está claro es que los votantes, en este caso en Cataluña, quieren tomar decisiones en temas de fondo. Vamos a un 2014 muy complicado, en el que se puede dar el caso de una declaración unilateral de independencia. En muy poco tiempo, mucha gente en Cataluña ha cambiado de posición, hay que seducirles, y Rajoy debe mover ficha porque es un sentimiento de país". Sanz es de los pocos socialistas que aceptan entrar en el tema, porque la mayoría adoptan la postura de Eduardo Madina: "No he visto los datos, que te conteste Alex, que es catalán", como si fuese un problema meramente territorial. Es en estos gestos donde se atisban las diferencias dentro del mismo partido.

Los que tienen más tablas, como el exministro Valeriano Gómez, actual responsable económico socialista, matizan para no mojarse: "Hay que modular muchísimo las propuestas y lo que decimos en este tipo de asuntos. Por lo que he visto en la encuesta, la abstención es alta. Lo que es evidente es que beneficia a Esquerra, y la gran perjudicada es CiU. PSC y PP, también, pero lo que queda claro es que quien pierde es CiU porque ERC se convierte en la primera fuerza política. Creo que sigue siendo más importante la crisis porque detrás del independentismo está la mala situación económica. Lo esencial es dialogar y dialogar y ver cual es el encaje entre todas las fuerzas políticas. Habría que agotar todas las vías de diálogo antes de una consulta, intentar unir y no separar".

A Carles Campuzano, de CiU, las goteras le han dejado en Madrid cuando tenía previsto salir pitando para Barcelona en cuanto acabase la sesión de control. Tiene esa doble visión que le proporciona vivir entre ambas capitales: "Hay una propuesta muy potente por parte de Esquerra y CiU que es el derecho a decidir, mientras que el PSC y el PP no son capaces de ofrecer una alternativa atractiva con la que contrarrestarlo. Es verdad que Esquerra recoge la mayoría de los beneficios de los votos, pero hay que esperar. El error del Gobierno y del poder económico e institucional es la mala lectura que han hecho, al creer que detrás del independentismo solo había razones económicas y que todo se curaba saliendo de la crisis. Pero esto empezó hace 10 años, con la mayoría absoluta de Aznar. Tratamos de mitigarlo con el estatut del 2006 y hemos acabado en la situación en que estamos. Si se siguen dando respuestas puramente legalistas será difícil dar con una salida".

La inteligencia emocional brilla por su ausencia. Tras cuatro horas de escuchar a unos y otros, nadie pone en valor los sentimientos, el motor intangible que hace que un catalán moderado que hasta hace poco no tenía entre sus prioridades el independentismo -que ha pasado en un año del 27% a un 52%- esta tarde acuda emocionado a formar parte de la cadena humana que atraviese Cataluña. "Lo que no se puede negar a CiU y ERC es que han logrado devolver la ilusión a la gente, en un momento de depresión generalizada. La idea de que es posible luchar por una utopía es lo que está moviendo en el fondo al ciudadano", apunta desde el Parlament, uno de los líderes del PSC.

Postdata: Hoy la delegación del parlamento japonés, la Dieta, que visitaba a las 9 de la mañana el hemiciclo, se ha hartado de hacer fotos a las goteras, quizá para dejar constancia de una de la razón del COI para eliminar a Madrid del 2020. "Los diputados japoneses se han quedado boquiabiertos ante la cascada que caía sobre la tribuna de prensa y rebosaba sobre los escaños del PSOE e IU, pero enseguida han sacado sus cámaras y se han puesto a disparar como locos" relata una diputada del PP avergonzada por el espectáculo.

OFRECIDO POR NISSAN