Huffpost Spain
Purificación Causapié Lopesino Headshot

Desigualdad y desempleo en los datos de la EPA

Publicado: Actualizado:
Print Article

Asistimos a un nuevo récord histórico de Rajoy, otra muestra de que este Gobierno, tal como señalara recientemente Gallardón, gobierna para repartir sufrimiento. Tenemos 6 millones de personas desempleadas en España, y 1.833.700 hogares que tienen a todos sus miembros en paro.

Desde que la EPA difundió los datos del último trimestre del 2012 hemos hablado del drama del desempleo, sin embargo, tras los datos generales es importante hacer visible la gravedad del desempleo femenino, que ha crecido a un ritmo superior al de los hombres, sobre todo en los dos últimos trimestres del año.

En el 4º trimestre del 2012, el paro ha aumentado respecto al trimestre anterior en 71.100 hombres y 116.200 mujeres. Esta diferencia ya la habíamos encontrado en el trimestre anterior, y si unimos ambos datos podemos concluir que en los dos últimos trimestres del año, 191.700 mujeres han pasado a una situación de desempleo, frente a 80.600 hombres.

El fin de año ha sido dramático para muchas mujeres, entre ellas para 131.000 que han perdido su empleo durante este 4º trimestre del 2012.

Habíamos conseguido la igualdad en el desempleo -lo que no nos llenaba precisamente de satisfacción-. El empleo femenino creció mucho en los años anteriores a la crisis y el inicio de ésta tuvo un efecto más negativo sobre el masculino, si bien, hoy podemos afirmar con absoluta rotundidad que las políticas del Gobierno del PP están haciendo crecer el desempleo de las mujeres de manera brutal.

Es el resultado de varios procesos de reformas que están haciendo retroceder más de 30 años los derechos de ciudadanía en este país. Una Reforma Laboral que facilita la destrucción de empleo a la vez que hace imposible la conciliación de la vida familiar y laboral, junto al desmantelamiento del Estado del Bienestar, con la consecuente destrucción de empleo en la Administración Pública y en el sector de servicios. Por aportar sólo un dato más, el 25% de las mujeres trabajan en el sector público.

La Reforma Laboral del PP está expulsando del empleo a los sectores más vulnerable, además de dejar sin derechos a quienes trabajan. Y la mayor vulnerabilidad siempre tuvo rostro femenino.
La política de austeridad del Gobierno, que está eliminando servicios públicos esenciales, está teniendo un doble efecto letal para el empleo femenino. No sólo destruye empleo de forma directa, también indirecta, puesto que son las mujeres quienes se ocupan de las personas menores o mayores en situación de dependencia, a quienes el Estado está dejando sin atención profesional.

Es la reducción de los derechos relacionados con la educación, con la salud, o con la atención a la dependencia, lo que hace que las mujeres se queden desempleadas y además que tengan más dificultades para la conciliación.

Y a esto podemos añadir otro elemento muy preocupante, y que sin duda afecta muy negativamente al empleo actual y afectará al futuro, la práctica desaparición de las políticas activas de empleo, de las que se beneficiaban hasta ahora mayoritariamente las mujeres.
Todo esto incrementa la desigualdad. Hace poco tiempo decíamos que el modelo que el PP ofrece a las mujeres españolas tiene una señal que indica la vuelta al hogar, a las tareas domésticas y al cuidado. Aquí están los datos, la realidad se encuentra en la vida de muchas mujeres, que han visto frustradas sus expectativas tras formarse, trabajar duro y luchar cada día por un espacio en esta sociedad.

Era difícil imaginar que en tan poco tiempo alguien pudiera poner fin a derechos conquistados en tantos años de democracia, pero hoy los datos nos confirman que el sufrimiento que reparte este Gobierno incluye la pobreza y la desigualdad para las mujeres.

 

Información cedida por ver más